miércoles, 18 de mayo de 2011

Seguidilla de la sed



Aun negándome el agua
Deja que al menos
Pueda endulzar los labios
En tus veneros.

Que mi recuerdo
Postrer sea esa dulzura
Si árido muero.

2 comentarios:

Friki dijo...

pordios! ¡quién te negaría el agua !
y la sal de las emocionadas lágrimas que nos arrancas!!

Rafa me haces llorar!!!!

VivianS dijo...

A veces eres muy duro contigo mismo Rafita; es el reflejo de tus poesías y tus desgarros.
Ayyy...
Besos caudalosos.