jueves, 26 de mayo de 2011

Marca


no quiero cicatrices
prefiero que la herida
se agrande me desangre
violenta me aniquile
a esta marca indeleble
que dejan tras la pérdida
las ansias resignadas
sobre la piel violácea
de un sueño sin aurora

1 comentario:

Diosa(E.M.R) dijo...

Hay marcas que por mucho que queramos hacer desaparecer no se puede, triste poema, como siempre un placer leerte.

Besos:)