sábado, 31 de mayo de 2008

Irrealidades


(Baja la bruma con alas de cuervo

Y, entonces, comprendemos lo que es la soledad)




Tú fuiste

-------------- mi sueño;

------------------------------- ya, sólo insomnio,

Bruma,


----------- tan sólo


------------------------- bruma.



viernes, 30 de mayo de 2008

Amor a muerte


(Versión libre, y conjugada en la primera persona del plural de un tiempo verbal más allá del pretérito, del clásico cuento de la Cenicienta)


Con la tinta encarnada del abrazo

E imposibles promesas en medio del gemido,

Dos cheques en blanco sobre las sábanas

De una apartada pensión sin estrellas,

El uno para el otro firmaron una noche.


Nunca pudo contarse entre sus bienes

Con el aval de una leve esperanza,

Así que bien sabían

Que en sus haberes no constaba saldo

Y que, en los intereses a pagar,

Ya bancarrota serían por siempre.


Y ejércitos de ratas,

Surgidos de quimeras galopantes, acudieron al alba

A reclamar con urgencia lo suyo.


Tuvo aquello, pues, el más alto precio;

Pero ambos perderían la nada que les queda

Por volver de la mano a aquel instante

En que firmaron dos cheques en blanco

No queriendo pensar en la hipoteca

Que al albor se anunciaba.


Sin anestesia


Como el hueco amputado
de eso que nombramos por corazón
y que habita en un tiempo y un lugar
que nunca conocimos;

De ese modo
--------------------- me dueles, de este modo.

jueves, 29 de mayo de 2008

[****]

Motivos


Porque tengo vedada la ternura
De pintar en tu boca una sonrisa,
De entregarte mi cántico en la brisa,
Y aliviar tu dolor con mi dulzura;

De decirte "te quiero
--------------------------------- con locura"
De romperme a tu lado
------------------------------------- la camisa,
De hacerte de mi altar sacerdotisa,
Y hablarte con verdad sentida y pura.

Porque tengo vedado ser tu amigo
A causa del amor que va en mi pecho,
Amor que no hubo nunca por testigo

Las blancas refulgencias de tu lecho,
La danza del yo, tú, tuyo, conmigo,
Ni el cielo de un abrazo bien estrecho.

miércoles, 28 de mayo de 2008

Trash


¡¡¡¡WARNING!!!! Esto es un mensaje de alerta.

Después de que nuestros servicios detectasen

Posibles errores en su funcionamiento

Le referimos que ha sido arrojado

A la papelera de reciclaje.


Asimismo debemos informarle

De que si permanece usted por mucho tiempo

Sumergido hasta el cuello en la puta inmundicia

Puede terminar siendo para siempre

Un puñetero y jodido despojo.



Una ceremonia demasiado pura


No me entregues
tristísima medianoche
al impuro mediodía blanco.
Alejandra Pizarnik



Cuando al alba me adentro entre el espino
Que anega lacerante mi camino,
Me desangro en mi entraña.
Y en la sangre se nutre una maraña

Que hiriéndome en mi paso mortecino,
Me muda el horizonte en telaraña
Y en ciénaga el destino.
Es tu recuerdo que irrumpe con saña,

Marcándome en la piel nuevas heridas
Al ritmo de este tiempo desgastado
Sobre huellas vencidas.

Cuando al alba te busco fatigado
Y tú de indiferencia me lapidas
Me desangro a tu lado.

(Por siempre será mi herida más terca
Tan larga distancia estando tan cerca)

martes, 27 de mayo de 2008

Elogio de la locura


Con la que está cayendo –y la que se avecina por poniente- y más de media España pendiente de los modelitos exclusivos de botas que se van a calzar cada uno de los aproximadamente veinte millonarios que cuentan en sus curricula con el incomparable mérito de patear un pedazo de cuero con, eso sí, cierto estilo.


Gobernanza, democracia y formación ciudadana


A propósito del Plan de Calidad y Mejora del Rendimiento Escolar (Orden de incentivos) del Gobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

A nadie debería escapársele que el Gobierno del Mundo –o de sus partes, en diferentes escalas que se superponen las unas a las otras- no resulta de procesos neutros o inocentes, sino de la interacción entre los intereses -la mayoría de las veces no coincidentes, cuando no contrapuestos- del poder económico y de la sociedad civil; interacción que es articulada a través del “poder” político.

No obstante, esto, en la mayoría de las ocasiones, no deja de ser pura teoría –la teoría de la Gobernanza-, ya que lo que de facto suele producirse es la connivencia entre poder económico y político, relegando a la sociedad civil al ostracismo y a un nulo protagonismo en la toma de decisiones de aquellos asuntos que la afectan.

Cuando esto sucede, lo cual -como digo- suele ser bastante habitual, lo que más “rentable” y cómodo resulta a ese tándem político-económico es contar con sociedades famélicas, ya en el sentido meramente nutricional, ya en el referido al del conocimiento y la cultura. Los pueblos hambrientos o incultos son más fáciles de manejar, nunca tuvieron capacidad para hacer revoluciones y nunca cambiaron ni cambiarán el Mundo.

Así, gran parte del Mundo, en la actualidad, se ve sometido al imperio de lo económico, a través de plutocracias y dictaduras, bien evidentes, bien disfrazadas bajo la hipócrita aureola de unas democracias de derecho pero no de hecho, que llevan ya demasiado tiempo sepultando a los ciudadanos bajo el mármol de la incultura o de una falsa cultura oficial –potente aleación entre lo que se suele identificar con el pensamiento único y la ya secular estrategia del panem et circensem- que les hurta cualquier capacidad de crítica y reivindicación efectiva. Sin ciudadanos formados –no, deformados- e informados no es posible la democracia.

lunes, 26 de mayo de 2008

Un día sin importancia



A Elsa
Poco importan, en el fondo,
Las auroras y el ocaso,
O el matiz que, rojo o blondo,
Pinte el verbo en mi Parnaso.

Vislumbrándose el trasfondo
De la vida, de este acaso,
Que se agota vano y mondo,
Poco importa el paso a paso

Y poco importa el camino.
Poco importa la memoria
Si el olvido es nuestro sino,

Y poco tiniebla o gloria;
¡Mas qué bello el fatuo trino
De esta llamita ilusoria!

Mi buena y querida amiga del Viento en la Isla me plantea este reto: escribir seis cosas sin importancia. Reto que acepto encantado y más viniendo de ella. Eso sí, como soy un irreverente al que le cuesta comulgar con las reglas, no he podido dejar de hacer alguna que otra trampa. La primera, quizá, hacerlo en forma de sonetillo.

Las reglas son las siguientes

1 - Poner el enlace de la persona que nos eligió.
2 - Poner las reglas en el blog.
3 - Compartir seis cosas no importantes.
4 - Elegir a seis personas al final.
5 - Avisar a estas personas y dejar un comentario en sus blogs.

Mis elegid@s... Bueno, lo dejo a vuestra elección. Si a alguno de los amigos que venís a visitarme os apetece... ¡adelante!

domingo, 25 de mayo de 2008

Declive


Cuando todo es ausencia;

Cuando ya se ha dormido

Del cantar la cadencia

Y del pájaro el nido.


Cuando el sol no es lucencia;

Cuando, ciega de olvido,

Se ha borrado la esencia

De un rescoldo encendido.


Cuando ya las estrellas

Sólo son negro duelo

Declinando en querellas.


Cuando el mar sube al cielo,

Sepultando las huellas

Que habitaba el anhelo.


Premonición


Otro domingo triste percutiendo en mis tímpanos

Con los sones graves de un piano antiguo

Y la letra espantosa

De leyendas urbanas acechándome.



Video: Gloomy Sunday - Heather Nova.

sábado, 24 de mayo de 2008

Democracia


- Buenos días, Andrés. Supongo que ya sabes para lo que te llamo, ese asunto del crédito que tu entidad nos ha denegado sin más explicación.


- Bueno, José Antonio, lo cierto es que ha debido tratarse de algún error informático o de otro tipo. Verás, yo estaba a punto de llamarte en relación a ese proyecto de embalse al que se opone tu partido. Ese en el que, como tú sabes, mi entidad participa en su financiación y espera obtener unos buenos beneficios. Pero, bueno, ya lo hablaremos con más calma. En fin, espero que pronto se resuelvan esos problemas informáticos.


- No me cabe la menor duda de que será en breve, Andrés. Un saludo.



viernes, 23 de mayo de 2008

Lastre


Cual náufrago de un tiempo ya sin hora

Tu barco divisé velas al viento.

Auxilio te rogué, flaco y sediento,

Y, noble, me acogiste, redentora;


Mas yo era sólo vértigo y escora,

Tormenta a barlovento y sotavento

Que, haciendo tu camino turbio y lento,

Pintó tu estela blanca de demora.


Y hubiste de arrojarme a mar abierto,

Cargada de tristeza y de razones,

Pues nunca pude ser faro ni puerto


Ni playa iluminada de ilusiones.

Y habré de agradecerte vivo o muerto

Que esperases a un mar sin tiburones.


El amor



Puede que sea la facultad de la palabra el carácter que más nítidamente pueda diferenciar de un animal al ser humano. La palabra como comunicación y contradicción a un tiempo, como vocabulario y Babel. Pero es la capacidad de amar la que lo diferencia de un mineral inerte y sin conciencia de sí mismo, y, tal vez, lo aproxima en su esencia al concepto ideal de los dioses.

Desdicha y suerte,

Albor y sombra,


Amor y muerte,

Voz que me nombra;


Reflejo inesperado que tan sólo

Se alumbra con la luz de otro reflejo,

Efímero espejismo.


Amor y muerte.

Tan poco y tanto:


La vida.


[***]


Turbio crepúsculo:

Se marchita la lila

Presa en el orto.

Este muro en penumbras…

¿Es ocaso… o aurora?


jueves, 22 de mayo de 2008

La flor del tabaco


(Pues si mata… que mate)


A Manolo Rubiales –echando humo.


Ayer noche, al quedarme sin tabaco
–Estaban los estancos y colmados,
Los quioscos y los bares ya cerrados–,
Enérgico llamé a puertas de Paco

–Vecino fumador e hipocrondriaco–
Para pedir un pito o dos prestados.
Quedaron mis sentidos fascinados
ante el bizarro escote afrodisiaco

Que me mostró su esposa, Aurora Luisa,
Coqueta, al sentenciar: “Paco está fuera
Y lo ha dejado; mas no tengas prisa,

Que tengo yo un antojo en la cadera,
Flor de tabaco, amor, y en la repisa,
Condones que, contigo, usar quisiera”.

(Mayo de 2008 – enero de 2013)

Envite


Las cartas están echadas.

¡No tiembles!:

--------------------------- Tú vas de mano

Y he escondido yo en mi manga

Un repóquer de muñones.


martes, 20 de mayo de 2008

[**]


Como amapola,

Despertar en la luz

De un trigo claro;

Sólo ser bajo el sol

Sangre sola y sin nombre.


lunes, 19 de mayo de 2008

Ese tren sin real destino


A Paco Arroyo


“O Poeta é um fingidor"

Fernando Pessoa



Me traiciono en mis poemas.

Porque el grito y el lamento

No necesitan palabras;

Basta poner en el viento

Toda la sangre agolpada

En el pulmón purulento

Para lograr que entre el aire

Balsamando el sufrimiento.


Me traiciono en mis poemas.

Transmitir los sentimientos,

Que en las vísceras me nacen,

Y que ajeno entendimiento

Pueda descifrar sus claves

Y, cual suyos, acogerlos,

Requiere que yo me afane

Como artesano del verbo.


Me traiciono y me traiciono

Y transformo “ayes” en versos,

Transmutando mi dolor

En dolor del Universo.

Con la rima y la medida,

Con la elipsis y el hipérbaton,

Con anáfora y metáfora,

Con metonimia y retruécano.


Me traiciono pues procuro

Que la arritmia y el estruendo

De mi centro desbocado

Tengan un ritmo de arpegios;

Que mi estrépito es Babel

Que en mi canto traicionero

Obra el fúlgido prodigio

De ser legado sincero.


Pecado virginal


Sonó el viento en lo oscuro
a cólera en la altura.
Y entonces,
tuvo miedo.

Era
viento;
tan sólo
viento.
Mas tuvo miedo.

[*]


Regreso a mi alma.
Traigo los pies heridos
de zarza y barro;
¿son mis huellas abiertas
o el camino el que sangra?

domingo, 18 de mayo de 2008

Oí tu voz en el jardín, y tuve miedo


Bajo el sordo tañido
Que coagula las llamas
La flor se muda en piedras
Y el pájaro en ergástulas.

Oh ejércitos de herejes
Que alzáis en copa alfanje
El aire vegetal
De un líquido aquelarre,

Oh bocas que cantáis
A una luz de manzanas,
¡Quemad las aras tristes
Que encenagan el agua!


Ilustración: Adán y Eva, de Rubens.

sábado, 17 de mayo de 2008

Nacimiento del mar


Y un dios dijo en la nada

Que se hiciese la luz;

Y nacieron sus ojos.

Y en su celeste el sol,

La luna y las estrellas.


Y un dios hizo la luz

Y nacieron sus ojos.

Cual simientes de piélago,

Los míos / noche oscura,

Se hicieron para el llanto.



viernes, 16 de mayo de 2008

Haz de espadas


Esto es todo; terminó la partida.
Nuestras cartas
------------------------ no eran del todo malas,
Mas nunca supimos como jugarlas…
¡Y que yo haya debido perder tanto
Para que tú no hayas ganado nada!

La costra y el frío


Cuando muera mi amor;
Cuando mude en escoria
Esta helada memoria
Entre ocaso y albor;
Cuando ya ni el dolor
De la sal en la herida
Atestigüe la vida
Que jamás compartimos…
¿Dónde irán los racimos
De la estima perdida?

jueves, 15 de mayo de 2008

XXI (un poema de E. Barrett Browning)


Dímelo una vez más, tú continúa
diciendo que me quieres. Aunque suene,
como dices, al canto del cuclillo.
Que nunca la llanura o las colinas,

Los valles y los bosques son del todo
verdor de primavera sin su canto.
Amor mío, en mis sombras donde hay voces
de duda que me hieren, yo te imploro:

Dime otra vez ¡te quiero! ¿Qué más da
que haya muchas estrellas en la altura
o muchas flores adornando el año?

Di que me quieres, di te quiero, es como
un tañido de plata… Aunque no olvides
a quererme en silencio con el alma.


Elizabeth Barrett Browning


De “Sonetos del portugués”,
traducción de Carlos Pujol.
Say over again, and yet once over again,
That thou dost love me. Though the word repeated
Should seem "a cuckoo-song," as thou dost treat it,
Remember, never to the hill or plain,
Valley and wood, without her cuckoo-strain
Comes the fresh Spring in all her green completed.
Belovèd, I, amid the darkness greeted
By a doubtful spirit-voice, in that doubt's pain
Cry, "Speak once more--thou lovest!" Who can fear
Too many stars, though each in heaven shall roll,
Too many flowers, though each shall crown the year?
Say thou dost love me, love me, love me--toll
The silver iterance!--only minding, dear,
To love me also in silence with thy soul.

Nocturno (III)


Se han dormido los sueños, cansados de cellisca.
Rendidos sobre el páramo,
Finísimas partículas de hielo
Le tejen a su piel un manto oscuro
-Esa noche que cae
Cuando ya perecieron los temblores-,
Que en círculos perfectos sobrevuela su frío.
Sí, se han dormido, mas
Que nadie se lleve a engaño: los sueños
Sienten; aun llenos de escarcha sus párpados,
Sienten; con su sangre parada, sienten.
Porque funde la sal, con su aliento, la nieve,
Y penetra en la herida un licor amarillo,
Salobre y aguzado como espejo.
Y así dormidos, cual custodio insomne,
Se miran en el vuelo del iris de las sombras
Colmados de dolor, pero sin miedo.

miércoles, 14 de mayo de 2008

Una leve luz en la tristeza


Poder verte.
Poder
Mirarme en tu mirada
Y que una leve luz en tu pupila
Se alumbre como queriendo decirme:

No pudo ser, ni es ni nunca será,
Pero quizá te quise.

martes, 13 de mayo de 2008

Línea de cercanías


Hay madrugadas en las que me siento

Igual que si estuviese despidiéndome,

Como si el nuevo día

Tuviese prisa y no fuese a esperarme.

Luego,

------------ cuando por el Este amanece,

Me adentro en los andenes en rüinas

Marchándome eternamente varado

Sobre el polvo de las sillas de plástico

Que agonizan en la sala de espera.


Intimidad del poema


Canto que se canta.

Sin corazón,

Sin lengua ni pulmones;

Monólogo en silencio

Entre él y quien lo escucha.


lunes, 12 de mayo de 2008

Los puntos cardinales


Mira esta herida que limita al Norte

Con el norte para siempre perdido;

Al Este,

----------- con aquella maraña de aguaceros,

Secando las veletas y los páramos;

Con la sangre manchada de sal por el Oeste,

Y al Sur con el mismo mal, sed ahogada,

Eterna marejada sin un abra

Que acoja las estelas en su seno.

Mira sus ansias mordiéndome el pecho,

Como devora el Levante a la calma,

Y dar la vuelta luego por mi espalda,

Clavándose a traición como el ocaso

Se clava en la mirada del otoño.

Mira su nieve metida en mi sexo

Y su tormenta de arena en mis pasos,

Llenándome de ampollas los suspiros

Y de sabañones el alma.

--------------------------------------- Mira

Las olas amarillas que destila,

Sangre eclipsada

---------------------------- de un ensueño roto.


domingo, 11 de mayo de 2008

Re-conocerse


(El fuego de lo oscuro)


Volver a la esperanza.

Andar con paso firme y sin espanto,

La noche sin caminos que lleva hasta uno mismo

Para volver a ser,

Para volver a estar

Y ser de nuevo parte

De lo vivo.


Con el viento en las alas del deseo, volar,

Sin el peso de un solo pensa-miento

Enturbiando las rutas migratorias

Que llevan al origen, hasta el sur,

Ese territorio mágico

Donde, fugaces, germinan los sueños

Cual flor de un solo día,

E inflaman las arenas un instante,

De efímero calor de eternidades.


Volver a la esperanza y al aroma,

La luna y las mareas,

A la aurora,

Antes de que la noche con su manto

Todo lo cubra por siempre de frío.


Volver a la esperanza,

Volver a las cavernas que atesoran

La ardua semilla de la luz primera,

El fuego de lo oscuro.


Charco sucio


Este estar…NO, YA BASTA!

Arrancadme de un tajo la azogada impostura

De esta agónica vida,

De este aliento en un alma,

QUÉ NO, QUÉ NO ES LA MÍA!


sábado, 10 de mayo de 2008

Angustia


Años,

Sin horas,

Que se desvanecen,

Altas distancias

En briznas de polen,

Minutos

Aguzados,

Angostura en el páramo.

No estar cerca, no estar

Lejos,

No ser, no estar.


Amor (un poema de Susana March)


Me dolerás todavía muchas veces.
Iré apartando sueños
y tú estarás al fondo de todos mis paisajes.
Tú con tu misterio
y tu extraña victoria.
Amor, ¿quién te ha dado esa fuerza de pájaro,
esa libre arrogancia
de mirar las estrellas por encima del hombro?
¿Quién eres que destruyes
mi corazón y puedo, sin embargo, existir?
¿Se vive en la muerte? Se vive
con el alma en desorden y la carne
desmoronándose en el vacío?
Nunca te tuve miedo
y, sin embargo, ahora te rehuyo
porque eres como un dios que me hace daño
cada vez que me mira.
Abandonaré todo lo que me estorba,
todo lo que dificulta la huida
y escaparé por la noche adelante,
temerosa de ti, temerosa
de esta grandeza que intuyo,
de este fulgor, de este cielo
que palpita en tus manos abiertas.
Me dolerás todavía muchas veces
y cada vez me extasiaré en mi daño.

viernes, 9 de mayo de 2008

Sin alboradas


Hay ocasiones en que las llagas
Son tan insultantemente hermosas
Que carecen de posible cura.

Vastas llagas que merecerían
Ser rosas, claveles, azucenas,
Fundiéndose al rocío en el alba.

Llagas del color de la amapola
Agostadas sin mañanas blancas.

jueves, 8 de mayo de 2008

Declaración de inocencia


“Yo no te pido que me bajes

una estrella azul”…

Pablo Milanés.


I


No,

Nada he de alegar en mi defensa.

Soy responsable de desconocer

Mi presunto pecado y, por lo tanto,

Me proclamo culpable.


II


Pero…

Cómo es posible;

No hay en mis manos sangre;

No, dios, están vacías!

CULPABLE, CULPABLE, MÁS QUE CULPABLE!


III


Qué crimen abjurar

Del signo y de la luz de las estrellas,

Renegar de los sueños.

Mas

Es tanto el desafuero en la vigilia!

Tan inicuo el insomnio!


IV


No,

Nada he de alegar en mi defensa,

Sólo ruego la gracia

De lo efímero,

La merced

Del olvido.


Ilustración: Carlos Ramón.

La gangrena en el verbo


Cómo alborozar mi canto.
Cómo otorgarle dulzor
Si me anega un amargor
Que no apacigua ni el llanto.

Cómo amansar este espanto.
Cómo templar mi dolor
Si jamás brilló el amor
Aun queriéndote yo tanto.

Cómo amarrarme a la vida,
Cómo seguir resistiendo,
Cómo sanar de esta herida,

Sumergido en el estruendo
De la palabra prohibida
En mis entrañas muriendo.

Cómo.

Cómo.




Ilustración: Massimo Chiodi.

[ ]


a veces el dolor

-este dolor que siempre-

es tan fuerte

que impide que en mis versos

exprese lo que siento


como esta noche sí como esta noche


miércoles, 7 de mayo de 2008

La traición


¿Cómo has podido creer
que este pájaro de fuego
que ha dado lumbre a los perros
consumiéndose en su vuelo
pudo fraguar la traición?

¡Qué sentencia tan ingrata!
(canto fúnebre de buitres).

¡Qué jurado de ojos yertos!
(manojos de flores secas).

¡Qué palabras de cianuro!
(viento cambiante de cieno).

¿Cómo puedo ya saber
de faros y de tinieblas
si he cegado el paladar
con el néctar de un profazo
que la inquina destiló?

¡Qué candor de rosa blanca
con espinas de rencor!

¡Cómo calcina la nieve
la ceniza de un fragor!

No te presumas verdugo
si ya me declaro muerto
ni te arrogues plañidera
que viene a llover mi duelo
cuando brote la cizaña
de este surco que has abierto.

Ni me viertas crisantemos,
los cadáveres no aspiran
aromas ni sentimientos.

¡Y no cargues mi ataúd!
deja que lo arrastre el viento.

Ni te pongas un domingo
atuendo de pena y negro
para humillarme claveles
profanando mi hipogeo.

¿Cómo has podido creer?
No vengas a visitarme
soy cadáver que no siento.

¿Cómo puedo ya saber?
¡No vengas, no vengas, no!
que no se entienden los muertos.

Marzo de 2006.

martes, 6 de mayo de 2008

Reglando el genocidio


La Unión Europea (UE) ultima un acuerdo para facilitar la expulsión de los inmigrantes ilegales que se encuentran en el continente, estimados en unos ocho millones. El proyecto lleva por nombre "Directiva de Retorno". El País Digital, 6 de mayo de 2008.


Yantando está la muerte. Come flores,
Insaciable, mientras desde su mesa
Caen los restos que los predadores
Desdeñan, apenas falsa promesa

Para el Sur donde, royendo dolores,
Vagan los despojados por la espesa
Noche del hambre. Son los moradores
De un edén antiguo en el que la aviesa

Codicia lo ha enflaquecido todo,
Fraguando en sus escombros un presidio
Que asiste al más obsceno genocidio

Que jamás perpetró nuestro acomodo.
Sin piedad devoramos su futuro,
Cobardes, resguardados tras un muro.

lunes, 5 de mayo de 2008

La isla amarilla


En la playa más arcana

De la isla sin orillas

Donde el viento lo vistió

De ardua zozobra amarilla,

Bajo la lluvia ha prendido

Una hoguera mortecina;

Lumbre en la que mana escoria

-Humo, penumbra y ceniza-,

Que le niega ser salvado

De su silente desidia.

Pero aferrarse al camino

Requiere la pantomima

De esa hoguera que, inaudible,

Simula una espera antigua

De un velero sin amarras

Que está sordo, que no mira,

Que no busca tras la bruma

Al espejismo sin vida

Que se varó entre los bajos

Del destiempo

Sin medida.



Benaocaz, 3 de agosto de 2007.