sábado, 4 de agosto de 2018

Plastigedón


Nadie les prestó nunca la menor atención, pero a las orillas de aquella isla del Pacífico llegaban cada día miriadas de botellas con idéntico mensaje apocalíptico.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Y dijo el Dios del capitalismo: creced y multiplicaos, ocupad las mares océanos, testigos de la infamia humana