martes, 24 de enero de 2017

De lo invisible


Yemen también existe ―de momento. Pero es casi seguro que nunca lo sabremos. Porque no parece posible que, algún día, los yemeníes, los agredidos, los masacrados, pudiesen comenzar a ganar la guerra que los desangra, los desaparece. Pero si sucediese, que no sucederá, es seguro que, impulsados por no se sabe bien qué cosas, saldríamos a las calles a pedir la paz con vehemencia. Entretanto Yemen no existe y va camino de su desaparición.