sábado, 28 de enero de 2017

Caballas


(o dos cobayas, veinte duros)

Las últimas filtraciones de documentación top secret obrante en poder del Pentágono, no dejan lugar a duda alguna: Esperpentaña da mucho juego. Así, durante los últimos tiempos, ha sido utilizada como laboratorio clandestino por la CIA para la realización de uno de los más crueles y aberrantes experimentos sociales conocidos hasta la fecha: nos colocaron a Rajoy rajao, y, tras unos años de prueba y horror, concluyeron que también el pato Trump podía ser presidente. Y ahí los tienen, si no fuese porque el gringo es un más que hortera rubio de bote, parecerían gemelos.

(la caca del Gran Hermano)