domingo, 19 de abril de 2015

Se manchen ya, ¡coño!


Se viene repitiendo hasta la saciedad que, en relación a los inminentes debates para la investidura ―o no― de Susana Díaz como Presidenta de la Junta de Andalucía, a ningún partido de la oposición le conviene retratarse hasta después de las municipales y las autonómicas. ¡Pues vaya irresponsabilidad! Después vendrán a contarnos el manido cuento de que todo lo que hacen lo hacen por el pueblo y para el pueblo e incluso hasta con el pueblo. Pero este calculado negarse a retratarse antes de, viene a indicar que anteponen, a los de las andaluzas y andaluces, los intereses de sus respectivos partidos. Como una vulgar Susana Díaz más, vaya: política de baja estofa. La política de verdad, la buena política exige a los que la desempeñan, mancharse, retratarse y hacerlo cuanto antes mejor. Por el bien de los pueblos, que a eso exclusivamente debería dirigir todas y cada una de sus acciones todo aquel que se dedica a la política. En política, señorías, para conservar la pureza, hay que mancharse, meterse en el barro. Desde el principio o nunca, señorías, desde el principio o nunca. Se manchen ya, ¡coño!

1 comentario:

Horacio Claudio Huggias dijo...

Muy acertado tu análisis, porque no es de recibo forzar nuevas elecciones cuando hay varias posibilidades de formar gobierno, si esperar a después de las municipales sin tener un gobierno estable en la Comunidad, es de gente con muy poca conciencia cívica. Sería como el famoso dicho del refranero popular "Empezar la casa por el tejado".A mi forma de entender, la relación entre el ciudadano y su Ayuntamiento es mucho más eficaz que con los demás estamentos del estado, llamase Diputación, Junta, Gobierno central o Europeo. Totalmente de acuerdo Rafa. Enhorabuena!