sábado, 25 de abril de 2015

Ariete

Miras sin ver. Tus ojos,
desde siempre sumidos
en la negrura, lloran,
corroídos, socavados
por esta apenas luz
de látigos y puentes
levadizos anónimos,
que no te reconocen.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Si sueñas no ves, si ves no sueñas