sábado, 20 de agosto de 2016

Plaga

Desde el aire los sueños son hormigas
de pan mojado en menstruo,
a merced de los zánganos.
Nunca sueñes. Los sueños
son insectos pedestres
que se arrastran sin rumbo
siempre rumbo al abismo,
bajo un cielo infectado
de coladas de azufre.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Hay sueños de amor que luego se hacen realidad, sin ellos no existiría la literatura