miércoles, 22 de junio de 2016

Con las musas no se juega


Hay tipos que se pasan coqueteando toda la puta vida con las musas —los hay de éstos que, incluso, son éxito de ventas o ganadores de unos cuantos certámenes poéticos. Pero al cabo de todo, de la vida, no se han halado ni una rosca. Con las musas, señores, no se juega. A las musas se las respeta.

Ilustración: Picasso

2 comentarios:

carlos parejo dijo...

Las Musas colocan a los clásicos en su sitio de honor, aunque tarden siglos en hacerlo

mailconraul dijo...

Con las musas se juega a todo lo irrespetuoso que, evidentemente, no tiene nada que ver con ganar certámenes.