miércoles, 24 de septiembre de 2014

El desdichado

Murió como vivió: como esos ríos
que, apenas han nacido,
se hunden en las arenas del desierto.
Después llegó el simún
borrando todo rastro del precario
cauce que había labrado
en su exigua existencia.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

De estos 99 de cada 100 que nunca salen en las noticias