miércoles, 3 de septiembre de 2014

Do de pecho

a Jorge Cafrune

es amén de un derecho
un deber perentorio
cantar en estos tiempos
de estridencia y mordazas

no obstante lo importante
no es cantar lo importante
es hacerlo rompiendo
la armonía del falso
contrapunto que encubre
las doctrinas monódicas
entonadas a coro
por orfeones de súcubos
con disfraz de querube

cantar
           desafinando

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Que lindo homenaje al grande y gordo Cafrune, se lo merece