miércoles, 31 de enero de 2018

Juan Palomo y el toisón


Lo del toisón de oro
es algo parecido
a lo de Juan Palomo.
Porque a ver qué puñetas
habrá podido hacer una chiquilla
con sólo doce años
para que se le otorgue
una insignia que premia
conductas, en teoría, meritorias
que son propias de adultos.
Y digo meritorias en teoría
porque entre los premiados
ha habido algún que otro
sujeto cuyos méritos
han sido pisotear los derechos humanos,
tratar a la mujer
peor que a los animales
o ejecutar a opositores a su régimen
a puñados. No estoy
hablando de Maduro,
Muamar el Gadafi o Fidel Castro;
hablo del anterior
rey de Arabia Saudí,
amigo personal de Juan Carlos I.
También se ha concedido a otros monarcas,
sobre todo a monarcas,
muchos de ellos Borbones; Juan Palomo.
Pero, a su corta edad, por qué a Leonor.
Qué habrá hecho la chiquilla, qué pecado
le habrán atribuido
para que se le otorgue
la misma distinción que al opresor
de la casa al Saúd.
Ser hija de, supongo; Juan Palomo.
Qué institución la monarquía
-ahora hablo en general- tan endogámica,
inútil y anacrónica,
tan antidemocrática y costosa.
Y no hablo, que también,
del coste monetario -inciso:
cincenta mil pavos del ala
el dichoso toisón.
Estoy hablando de ética, igualdad
y de lo ignominioso que resulta
el hecho de que existan privilegios
-por ejemplo, el toisón-
y aún más que estos existan
por derecho de sangre
o el capricho de aquel que los concede.
De manera que, visto lo visto, no se extrañe
nadie si cualquier día de estos se le concede
el dorado toisón de los Borbones
-habrá de permitírseme esta broma-
a Carles Puigdemont o a Juan Palomo.

Supimiento (NDJR)


supimiento

1. m. Padecimiento, dolor o pena no exentos de espanto, que experimenta un pimiento al ser troceado para fines culinarios.

En la imagen: pimiento rojo embargado por el susodicho estado de ánimo en grado superlativo.

Lección de prehistoria

Universidad Libertaria de Guadalaviar, año 193 d.C. (*)

En la segunda década
del siglo XXI
después de Jesucristo,
algunos —ciertamente
muy pocos— de los muchos
gigantes con los pies
de barro y manos pútridas
de soberbia y codicia,
que, por aquel entonces,
asolaban las tierras
esquilmadas de España,
se fueron derrumbando
a plomo. Pero apenas
cubrió, al caer, alguno
de ellos, de merecida
mierda a los que por ser
de su misma ralea,
habían desempeñado
en su favor el rol
de puntales. De modo
que, a manera de alud
definitivo, fueron
a caer sobre la ciénaga
en la que chapoteaba,
con la mierda hasta el cuello
e inerme, el pueblo llano.
No hay datos al respecto
de lo que aconteció
luego del cataclismo.
No obstante, se supone
que aquello fue el principio
del fin de la prehistoria,
inaugurando una era
más espantosa y gris
aún que la precedente.
Y con esto termino,
mis queridos alumnos,
esta amarga lección
que hoy hemos recordado.
Sólo añadir que aquellos
que olvidan los sucesos
macabros del pasado,
terminan, a menudo,
sufriéndolos de nuevo.
Tenedlo bien presente
cada vez que votéis
en vuestras respectivas asambleas.
Que tengáis un buen día. Hasta mañana.


(*) d.C. Después del Cataclismo.

martes, 30 de enero de 2018

De lo ilusorio


Que nunca es tarde si la dicha es buena
es el agrio consuelo del que, anclado
al ponto del fracaso en su pasado,
hace aguas embargado por la pena.

Porque el tiempo al pasar nos enajena,
agría la ilusión, nos da de lado
y muda todo anhelo no logrado
en procelosa mar de sed y arena.

La dicha sólo es buena en su momento,
a tiempo, sin reveses, sin espera,
sin anclas ni naufragios, con el viento
avivando, dando hálito a la hoguera.

La dicha que se fragua a hielo lento,
si lo hace, llega tarde, ahogada y huera.

Lentejas


VUELVE EL NO-DO

—Papi, papi, papichulo, con lo que les han gustado siempre a tita Cris y tito Iñaki, ¿por qué ya nunca vienen a comer con nosotros cuando hay lentejas a lo pobre?

—No nos metamos en eso.

La rosa de los vientos



"Nada es lo que parece en el Norte
frente a un sur demasiado explícito"

Francis Vaz

Hemos perdido el norte. Crece el Sur,
agonizante, desbocado, igual que una epidemia
de viruela y ahogados en las aguas
de la sed y la guerra, el hambre terminal,
el dengue y la miseria.
Pedacitos de sur brotan cada mañana en los suburbios
de las grandes ciudades de Occidente
y extienden sus tentáculos
como mancha de aceite en tanto el Sur
trata de huir sin fuerzas de sí mismo
dándose siempre alcance antes de la frontera.
Hay moscas en el rostro de Occidente
y gusanos royendo el esqueleto
al sol de un Sur que nunca
pudo armar la ilusión de una Estrella de Oriente.
Nos han robado el norte, hemos perdido
el Sur de norte a sur, de oeste a este.
Hemos perdido el Sur, nuestra única esperanza,
y nadie en Occidente entona un blues, estamos mudos,
ni adorna con un ramo inmarcesible de lágrimas su tumba.
Y su fantasma crece con cadenas en los pies, ululando,
como el viento del Norte
de norte a sur de oeste a este, ajando
la tierna flor de un día de la vida
que aún crece en las orillas del desierto,
degollando el aullido de los perros
que en la noche estrellada de Occidente
tienen vedado alzar la vista al cielo
en busca de su estrella, de una estrella
de todos para todos, una estrella cargada
de ilusión, pan y miel, sin moscas en el rostro, sin gusanos
en el muñón ni el hueso.
Nos han robado el norte, el Sur, el este,
y el oeste, han secado la rosa de los vientos,
y una bota de hierro e inconsciencia
está presta a aplastarla y reducirla
a polvo y nausea, a moscas picoteando el cadáver
del último reducto de Sur libre de Norte.

lunes, 29 de enero de 2018

1984

En España hoy la mafia es en gran parte
muy Popular y mucho Popular,
y su mayor sicario
y capo a un tiempo es conocido
por el apelativo de Emepuntorajoy.
Pero, al igual que al Gran Hermano de Orwell, nadie,
en especial los altos magistrados,
sabe ponerle cara ni conoce
su nombre y verdaderos apellidos
ni el sitio donde se halla
su cuartel general, cloaca o guarida.
Ah, qué tiempos aquellos tan románticos
cuando los capos y sicarios de la mafia
alardeaban de serlo y se paseaban
a cara descubierta por las calles,
sin miedo a ser llevados
ante los tribunales de justicia,
porque tenían en nómina
a alcaldes, diputados, periodistas,
jefes de policía y magistrados.
Lástima grande que en España, el tiempo
se haya quedado anclado en aquel año
de la novela de Orwell, año mil
novecientos ochenta y cuatro, y nadie
sepa reconocer al Gran Marrano.

Fake news (8)


Última hora. Escándalo en torno a una presunta malversación de fondos en el entorno próximo del Tribunal Constitucional

Agencia Fake News. 28-01-18

Tommy Nawo, falósofo mediático, y, en ocasiones, repartidor al por mayor de productos para la higiene personal

SE DESATA un escándalo sin precedentes en las más altas esferas de la magistratura del Estado. Todo ha surgido a raíz de haber sido detectada una partida presupuestaria en la que se consigna una cantidad exorbitante para la provisión de papel higiénico destinado a abastecer de dicho material los excusados del Tribunal Constitucional.

El líder de la oposición de 8 a 10, y del apoyo a la corrupción gubernamental el resto del día, Pedro "Rana" Sánchez, ha descartado de momento exigir el cese de la señora encargada de la limpieza, pero ha anunciado una batería de iniciativas parlamentarías a objeto de tratar de esclarecer tan escabroso asunto. "Mucho nos tememos -ha declarado- que no hay truño pa tanto papel, y que, de esos tres millones de euros, una parte significativa se estaría ya destinando a la compra de chuches, bastoncillos para los oídos, bolas chinas y otros caprichos varios."

El Presidente del TC, por su parte, ha tratado de quitar hierro al asunto, argumentando que "el alto tribunal tiene que estar todo el día comulgando con ruedas de molino y eso es algo que nos suelta sobremanera el vientre a sus miembros, lo que trae como consecuencia que con bastante frecuencia no dispongamos de suficientes ejemplares de la Constitución Española y del resto de la legislación patria con los que limpiarnos el ojete."

También se ha pronunciado en torno a tan escatológico asunto Berzín Osborne; "Mi váter es el suyo" -ha declarado, guiñando a la par el ojo izquierdo, y pidiendo disculpas de inmediato por tan "indeseable tic nervioso."

Historias de la Calle Alfarería (29). Crudo invierno (V) (Carlos Parejo)


Las temperaturas han vuelto a bajar bruscamente. A las siete de la tarde sopla un viento cruel y helador. Los portales de las iglesias trianeras son objeto de una sorda y encarnizada competencia entre los mendigos gitanos de ”Las Tres Mil” y los rumanos de las chabolas de ese territorio de nadie, junto al auténtico río Guadalquivir. Son demasiados para tan pocos feligreses que se atreven a ir a las misas vespertinas.

Tras pedir que le salga trabajo, una piadosa solterona escucha una dramática conversación en el portal del templo. Un gitano joven y pinturero se queja de que no le echarán limosnas suficientes para coger los dos autobuses de vuelta y deberá dormir en un parque próximo. Y, a la vez, consuela a una gitana gorda y sesentona. Ésta exhibe un cartucho vacío de su medicamento para regular una tensión arterial siempre muy alta. No tiene dinero para adquirirlo y siente mareos, nervios y sudores, no sabe si llegará a mañana. La feligresa se apiada de su dolor y, junto con el gitano joven, acuden a la farmacia de guardia más cercana. Pero, por no tenerlo apuntado en la tarjeta sanitaria (de la que carece) la pócima sanadora les sale por cincuenta Eurípides, lo que tiene la mujer en el cajero automático para llegar a fin de mes. Pero no se desespera, se le ha ocurrido una idea genial. Por su teléfono móvil solicita ayuda. Y desde la Torre Sevilla (antes Pelli) acude volando su ángel sevillano: El capitán Súper Nazareno. Al gitano joven lo despacha con un bono bus cargado con treinta euros. Coge en sus brazos a la gitana hipertensa y la aterriza en el centro de salud de urgencias. Le explica a la Directora que con sus auxilios humanitarios la Agencia Andaluza de Salud ahorrará más de cincuenta euros en ambulancia y personal para asistirla pero que, por lo que más quiera, le dé la cajita mágica con el medicamento a la viejecita gitana. La Directora accede y, cuando todo se tranquiliza, Súper Nazareno despega de nuevo con dirección a un solitario piso en “Las Vegas”. Allí prepara una sopa caliente y acuesta a la mendiga. Cuando vuelve a su observatorio es de madrugada. No ha resuelto ningún entuerto criminal ni de gamberrismo callejero, pero si siente muy satisfecho. ¡Si no fuera por ese inoportuno trancazo que ha cogido!

(¢) Carlos Parejo Delgado.

domingo, 28 de enero de 2018

La charcutería patria


¿La oxipanceta os pone cachond@s? Es pa' una encuesta electoral.

Humor e Inquisición


En esta España de todos los demonios que nos ha tocado soportar, se nos quiere hacer pensar que es fundamental, a fin de garantizar derechos y libertades, establecer estrictos límites al humor, cuando lo que deberíamos estar reclamando con contundencia es el fin de urgente de la rediviva Inquisición que pretende amordazarnos hasta la sonrisa.

El perro flaco


Conscientes al fin de que, al hacerse con el poder, los políticos suelen hacer justo todo lo contrario a lo prometido en campaña, lo votaron en masa. Pero, en esta ocasión, aquel hijo bastardo de la grandísima Wall Street cumplió a rajatabla con todo lo prometido.

sábado, 27 de enero de 2018

Nunca he tenido pelos en la lengua


Nunca he tenido pelos en la lengua.
Si acaso pelusilla. Pero son
ya tantas y tan férreas las mordazas,
tantos los mamarrachos
de cara al sol y tantos los censores
pululando en las cloacas de este estado
detestable, que ya he solicitado
cita para, si existe,
suprimirla con láser.
Nunca he tenido pelos en la lengua.
Así que cualquier día de estos viene
el Diabólico Oficio —sólo a objeto
de que no desentone con mi lengua—
a tratar de raparme la cabeza.

Las peras y el olmo


En el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Huelva, todos y cada uno sus ediles, y muy especialmente el alcalde, ejercen, más que de otra cosa, como si fuesen titulares de la concejalía de festejos y tradiciones "populares". Ay, qué Cruz.

Esto no es una pipa

"Lo que sólo ocurre una vez es como si no ocurriera nunca. Si el hombre sólo puede vivir una vida es como si no viviera en absoluto".

Milan Kundera

"TODO

ES POESÍA

                      menos la poesía"

Nicanor Parra

¿Cómo llenar la cesta de la compra
cuando en los anaqueles de los hipermercados
y las tiendas ruinosas de extrarradio
se acumulan innúmeros centímetros de caspa
por falta de limpieza y el exceso
de excesos antropófagos por parte de los ácaros
que moran las moquetas heredadas
de un tiempo en el que el tiempo lo marcaba
la aguja inconmovible de la hambruna?
O, dicho de otro modo
—habrá de permitírseme este plagio—,
¿Por qué no hay ya zapatos para todos?
No entre —dirán los muchos—
usted en estos temas tan sórdidos que nunca
han sido asuntos propios de poetas.
Pero este que ahora escribe no es poeta,
no quiere ser poeta en estos tiempos
en los que ha fracasado la poesía
cargada de futuro; este que escribe
a golpe de muñones, nausea y retortijones,
reniega hasta las heces
de la inmisericorde, mansa y cómplice
asepsia de lo bello que se hinca de rodillas
a los pies bien herrados de los abarroteros
bubónicos del humo y la miasma.
¡Basta de felaciones para llenar la panza!,
que están los anaqueles
de nuestra sacrosanta cleptocracia
de todos los demonios,
llenos de caspa y pus, desvencijados,
comidos por los ácaros del polvo
al polvo de aquel tiempo
que no llego a nacer
con un hacha en la mano vengadora.
Ha muerto la poesía, envenenada
por las empalagosas babas de los poetas
—a rey muerto, rey puesto—, y ha venido
a ocupar su lugar la pleitesía.
Ha muerto la poesía, estamos muertos,
ha muerto Nicanor, antipoeta,
y, con él, la poesía. Todo ha muerto,
todos estamos muertos,
así que no me vengan a tocar los cojones
con recomendaciones tocantes a la lírica
y sus amodorrantes efectos secundarios.
¿Por qué no hay ya zapatos para todos?
¿Por qué en los anaqueles
de los hipermercados cleptocráticos
no hay más que polvo y caspa
de un tiempo en el que el tiempo lo marcaba
la aguja inconmovible de la hambruna?
La poesía ha muerto, todos estamos muertos,
y esto es un alarido, no una pipa
cargada de futuro,
                                ni poesía.

Crónicas del Régimen (65)

El PP valenciano tuvo colocada como tesorera a una señora que no tenía ni repajolera idea de contabilidad. Como pa' extrañarse del incremento desbocado de la deuda del Estado.

. . . . . . . . . .

El Estado se gasta 100 mil pavos de vellón en tratar de detectar una posible ruta para el acceso de Carles Puigdemont al Parlament de Catalunya a través del alcantarillado. Cuánto daño han hecho y seguirán haciendo Misión imposible y James Bond.

(Piensa el ratón que todos son de su condición.)

viernes, 26 de enero de 2018

Fake news (7). Las letrinas del Estado


Agencia Fake news. 26-01-18. Cloacas centrales del Estado.

Tommy Nawo, falósofo anarcocervecista, y, en ocasiones, becario de redacción sin emolumento alguno

Se-raya Sáenz de Santamaría, haciendo suyas las palabras articuladas de manera casi ininteligible en su día por María Dolores de Coz Pedal, ha afirmado este viernes que el Informe del Consejo de Estado solicitado por el Gobierno de la Nación para tratar de embestir y, si fuese posible, empitonar a Carles Puigedemont, ha sido realizado en modo de simulación y en diferido y, por tanto, va a ser usado —ah, la importancia del reciclaje en estos tiempos medioambientalmente convulsos— como sucedáneo de papel higiénico durante el próximo Consejo de Ministros.

También podría haber sucedido así


-¿Sancionaría usted a una empresa que...

-Tate, tate, tate, pare el carro. No nos metamos ahora en eso, que mire usted que se me pueden terminar mosqueando Rosell y compañía. Y, entonces, qué, ¿eh? A ver adónde vamos luego a buscar financiación para nuestras campañas electorales; que en esta gran nación los ciudadanos muy ciudadanos y mucho ciudadanos son muy dados a pensar que las organizaciones criminales nos alimentamos del aire. Pues no, hombre, no; en el PP tenemos categoria de sobra para no tener que ir de menú del día como cualquier desarrapado de tres al cuarto. Así que no, no nos metamos ahora en eso. Pero sí le diré que la cerámica de Talavera...

(Cuando, a las primeras de cambio, se entra al trapo del órdago.)

El pterodáctilo


Soñó que despertaba y está España no había sido más que un mal sueño.

jueves, 25 de enero de 2018

Autorretrato


Mi patria son los euros de una cuenta en Suiza
y un "Luis, sé fuerte" en guásap que recordar no quiero;
mi gobierno una mafia que el estado utiliza
para estafar al pueblo y robarle su dinero.

Mariano Manchado

Nota del amanuense: Mariano Manchado es uno de los heterónimos utilizados a lo largo de su larga vida de saqueo y rapiña por el inedintificable M punto Rajoy.

El beso


Bueno, vale, lo confieso, yo también, en una ocasión, y admitiendo que no deberían ser en caso alguno tomados en consideración como atenuante los 17 vodkas con naranja que me había metío entre pecho y espalda, besé una bandera del Sevilla. ¿Pasa algo, tiquismiquis?

La teta fálica


Un par de calcetines con tomates
y unos zapatos de segunda mano;
no pido más, si acaso
una pizca de sal que nos permita
dar pie latino a un cántico
que, a modo de ensalada, haga jirones
tanta ley seca, tanto
canibalismo, tanto
silencio y nos anime
de una vez para siempre
a compartir el pan y el verso
y a clamar al unísono
"bebe y deja vivir"
que hay que ser más Bukowski
y menos poetastro beodo y resacoso,
adicto al cloroformo adocenante
que mana de la teta de lo público.

miércoles, 24 de enero de 2018

La cerámica de Talavera


Para Rajoy el maltrato
a la mujer se limita
a la paliza o la cuita
sin par de su asesinato.
Hay que ser muy insensato
y de entendimiento grueso
para, inquirido por eso
de la brecha salarial,
responder como si tal
"No nos metamos en eso."

Homenaje


Ha muerto Nicanor;
bajo la sombra espesa
de la parra hay avispas
picoteando las uvas.

Lo imposible


Lo imposible carece de palabras.
No obstante, en su mutismo, tiene voz. Una voz
agria como el aullido
del frío fuego fatuo que rezuman
los muertos prematuros que aún se piensan
vivos y se revuelven en la fosa
común del desaliento, el desdén y el fracaso;
una voz sólo audible
para el muñón que, anclado a su vacío,
jamás podra hacer mella
en la luz de diamantes de la aurora
y sus astillas sordas como espigas.
Lo imposible carece de lenguaje
más allá de la arritmia intraducible
del destiempo y su jerga de sollozos
salobres desecando las aguas espejismo
de los sueños que claman sin sentido
ni alfabeto su sed en el desierto.
Mejor callar, entonces,
y rendirse al silencio deletéreo
que diluvian a modo de avalancha
las tormentas de arena,
sepultando el oasis ilusorio
del cántico inmolado en sacrificio
a la mirada pétrea de la última quimera,
bajo el código mudo e infecundo
que subyace en lo eterno.

martes, 23 de enero de 2018

Logaritmo


Una epístola viene a ser aproximadamente el equivalente a 2,71828 revólveres con la tilde "descolocá" y supuestamente cargados de futuro.

(e x révolver)

Independencia del poder judicial


Los argumentos, al menos los que han trascendido a través de los medios de comunicación, del juez Llarena para denegar la petición de la fiscalía de dictar una nueva orden europea de detención contra Puigdemont ¿no son de marcado carácter extrajudicial?

Duda biolexicológica


¿El tetrástrofo monorrimo es una suerte de primate segundo del ornitorrinco laringólogo o, por el contrario, tiene la fortuna de estar estrechamente emparentado con ancestrales quimeras mitológicas endémicas de la península Ibérica como el chupacabras o el sacamantecas?

lunes, 22 de enero de 2018

Buque insignia


Hasta Huelva ha llegado el buque insignia
de la armada española
y se ha montado un pollo de dos pares de huevos.
Decenas, centenares, ¡pero qué estoy diciendo!,
millares de onubenses
guardando cola a objeto de, con suerte,
poder peregrinar en romería
pagana hasta el santuario
de nuestros aguerridos y patrióticos
soldados de alta mar.
La mayoría se han quedado en tierra,
pero vuelven sonrientes por el deber cumplido,
que, en cosas de este tipo, lo importante
es demostrar espíritu
patriota aun sin llegar
a besar la bandera o las manos del santo.
Yo, en cambio, he preferido dedicarme,
sin salir de mi barrio, a otros asuntos
este fin de semana:
un trote cochinero con mis perras
por la mañana y luego
cervecita y lectura —Eladio Orta.
Y, por la tarde, siesta.
Y, en fin, a reservarme, por ejemplo,
para, el día que venga a recitar
un buen poeta a Huelva,
acudir a escucharlo. Aunque esto sea
mucho más aburrido, según dicen,
que visitar un buque de la armada.
Pero nadie osará negar que el tema
de la poesía tiene sus ventajas.
Por citar una de ellas,
no hay que hacer nunca cola.

¿Carecen las escritoras andaluzas de calidad literaria?


Hace unos días la Asociación Andaluza de Escritores y Críticos Literarios (AAEC) ha hecho públicos los nombres de los y las finalistas del XXIV Premio Andalucía de la Crítica en las modalidades de novela, poesía y relato, esta última de reciente creación.

Un total de 21 finalistas, entre los que, siguiendo la dinámica de estos premios desde su origen, sólo figuran dos mujeres en la modalidad de poesía. Y es que en las 23 ediciones anteriores, de cincuenta galardones concedidos, sólo siete (uno en la modalidad de narrativa y seis en la de poesía) fueron a parar a manos de nuestras escritoras. Justo es mencionarlas: Eva Díaz Pérez (2014, narrativa), María Victoria Atencia (1988), Aurora Luque (1999), María Rosal (2004), Chantal Maillard (2008), Rosa Romojaro (2011) y Mariluz Escribano (2014).

Nadie infiera de lo anterior que el que suscribe pudiera llegar a pensar de algún modo que los hombres galardonados —entre los que, por poner algunos ejemplos, figuran Muñoz Molina, Eduardo Mendicutti, García Baena, García Montero, Manuel Moya, Carlos Edmundo de Ory, Juan Cobos Wilkins, Rafael Guillén, Caballero Bonald o Hipólito García Navarro— no lo hayan sido con todo merecimiento. Nada más lejos de la realidad.

El que suscribe tan sólo se pregunta humildemente si a lo largo de las 23 ediciones anteriores no habrá habido escritoras andaluzas, más allá de las siete mencionadas, con méritos también más que suficientes para figurar entre los galardonados. Si concluimos que las ha habido, muchas cosas habremos de corregir. Pero si concluimos lo contrario, habría que corregirlo casi todo.

El arte de pasear (2). (Carlos Parejo)


Seis de la tarde de un 18 de enero del año 2018. Dos adolescentes se han grabado en video como eran capaces de saltar acrobáticamente las vallas de las obras, los asientos públicos y los arriates de las plantas de la plaza Alberto Lista. Ahora se encaminan a lo largo de la estrecha calle Alfarería.

Y, gracias a este entrenamiento previo, son capaces de esquivar cuántos obstáculos se les ponen al paso. El primero ha sido una vecina que venía paseando a cinco perros sujetos por tirantes elásticos y ocupaba toda la acera. Ambos han dado dos potentes saltos y han caído más allá dando una vuelta de campana, puro ballet callejero. Los perros han ladrado sorprendidos y ahí ha quedado todo.

A continuación se han topado a una madre con un vehículo monovolumen que acogía a sus dos gemelos, producto de un tratamiento de fertilidad, que avanzaba como una amenazante locomotora por el único raíl existente. Pensaron y actuaron rápidamente. Se agarraron a las verdes rejas de una ventana y se impulsaron por el aire. Cuando aterrizaron más allá vieron a la madre detrás, con los ojos cerrados, encogida y abrazada a su carricoche. Se quedó muda del susto.

Una nueva prueba les deparó una moto que circulaba contramano por la acera. Apoyándose en el casco del motorista le saltaron sucesivamente a piola. Este bramó de cólera, pero le hicieron varias fotos con el móvil, y decidió irse con viento fresco, por aquello de la multa que le podía caer.

Después se engancharon –como si estuvieran en los Juegos Olímpicos- saltando para adelante y para atrás esas vallas que dan inmunidad a los especuladores inmobiliarios para cortar cualquier calle cuando construyen nuevos pisos. Esas que tienen colgadas una orden al viandante –como si los constructores fueran alguaciles-: “Prohibido el paso. Circule por la acera de enfrente”.

Venía entonces un minusválido en su silla de ruedas y no sabía como pasar a la otra acera sin chocar con los bolardos perimetrales y, sobre todo, sin que lo atropellara un vehículo de esos que van a cincuenta por hora en una zona de menos de treinta, que llaman de “convivencia” del tráfico urbano, y que tan poco respecto merecen a los gamberro-conductores.

Pero nuestros dos artistas no se amilanaron. Se subieron con un pie a dos bolardos de cada acera y unieron sus otras manos y pies al modo de un improvisado “paso a nivel” humano. Los coches no tuvieron más remedio que pisar el freno y comenzar a tocar el claxon. El minusválido, una vez cruzada la acera, y unas cuantas viejecitas asomadas a los balcones, les dedicaron un sonoro aplauso. Ellos deshicieron su acrobacia equilibrista y se marcharon corriendo por la primera bocacalle, en busca de nuevas aventuras.

(¢) Carlos Parejo Delgado.

domingo, 21 de enero de 2018

Un muy pequeño paso para un hombre


Eran tales, tan cálidas y sin fisuras, la solidaridad y la ternura entre aquellas dos pobres criaturas sin voz, condenadas a la injusticia de la miseria y la intemperie de por vida, que deberían haber bastado para dejar al mundo sin palabras. Y para empujarnos a todos, sin excepción alguna, a dar un paso al frente. No obstante, algunos, desde la frialdad de nuestra interesada y confortable asepsia de intrascendentes cronistas, escribimos al respecto; y, una vez más, fueron muy pocos los que no se alinearon de inmediato del lado de los inconmovibles. Pero imaginen todo lo que podría haber llegado a acontecer si siete mil millones de corazones al unísono, nos hubiésemos decido a dar ese en apariencia tan insignificante paso.

Érase un hombre a una nariz pegado

Fakebook

Bodrio soneto insumiso


Me apasiona escribir poemas de mierda
—bodrio poemas los llamé en su día—
contra la sumisión de esa poesía
que pringa a los poetas comemierda,

de esa grasa sin chicha que recuerda
al timo de vender bisutería
a precio de oro en la mercadería
del "yo lo nutro, así que no me muerda."

Prefiero versos feos y combativos
a la estética hipócrita y manchada
de esa lisonja que urden los cautivos
de aquellos que les dan vino y posada.

Qué importa su fealdad si, al ser altivos,
no han de rendir derecho de pernada.

sábado, 20 de enero de 2018

Fake news (6)


El PP, que antes de comerse su propio marrón, se ha mostrado partidario de ser como el perro del gürteliano, está ultimando un Real Decreto Ley como Dios manda, destinado a que la RAE suprima tanto la B como la M del  alfabeto de la lengua castellana. "Así, sin cuerpo del delito, no hay delito que valga ni niño muerto que obligue a perder el tiempo en tontás a nuestros tribunales", ha declarado el ministro del ramo de ortigas, Rafael Catalá, quien, pese a su apellido violento, rebelde y secesionista, presume de ser muy español y mucho español y de acudir religiosamente a misa todos los domingos y fiestas de guardar. Ante el inesperado anuncio del Monasterio de Justicia, Pérez-Reverte ha arremetido con su habitual arsenal de improperios y palabras malsonantes contra Nicolás Maduro, Kim Jong-un y Unidos Podemos. Continuaremos deformando.

Con todo el equipo


Cataplás... tico!!!

¿Esto era?


No esperes a las musas, ve en su búsqueda.
Y cuando al fin constates que son una quimera,
no desfallezcas, sigue
desbrozando el vacío,
creando a dios, tu dios de barro, en la caverna
sin aliento del mito;
y pregúntate luego:
¿Esto era la poesía?
(Probablemente un modo
tan válido como otros de entenderla.)

viernes, 19 de enero de 2018

El probe Migué


(Rap casposo rematao por rumbitas al estilo de Triana -no me refiero a Triana, digo el barrio... o sea, quiero decir, El Barrio no, Triana... pero el barrio... ofú, qué lío)

Iba a entonar un rap,
pero la ley mordaza
castiga rapear
criticando a la casta
de trile y mando en plaza,
de credo, trono y caspa;
esa que va a la caza
de todo discrepante,
aunque sea un elefante;
casta de maleantes
que tiene en la cabeza,
aparte de pereza,
cuernos, mala uva y caspa;
monarcas, caspa y casta,
ministros, caspa y casta,
obispos, caspa y casta,
fiscales, caspa y casta,
capitalistas, caspa,
Marhuenda, Inda y Quintana,
tienen en la cabeza,
es su naturaleza,
cuernos, mala uva y caspa,
me cago en toa su casta,
basta de casta y caspa;
iba a escribir un rap,
pero me voy al bar
a hartarme de cerveza,
porque por rapear
la Audiencia Nacional
te corta la cabeza
si no eres de la casta
y vas contra la casta,
mierda de ley mordaza,
cuernos, mala uva y caspa,
cuernos, mala uva y caspa;
y ahora vas y lo cascas,
luego lo retuiteas,
cosa también muy fea
si no eres de la casta;
menos mal que la casta
que nombro no es de España,
a esa no le doy caña
porque la ley mordaza
al que lo hace da caza;
¡Viva Honduras! ¡Y el vino!
¡El vino! ¡Viva el vino!,
po tríncame el pepino;
y viva la cerveza,
se sube a la cabeza
y va a la alcantarilla
mi agüita amarilla,
me sale del carajo
y pasa por debajo
de las lujosas casas
de la hondureña casta,
de la casposa casta,
y llueve y cae el agua
del cielo como caspa
y nadie sabe bien
ni cómo ni por qué,
ni cómo ni por qué,
ni cómo ni por qué...
Sarandonga, noh vamo a comé,
sarandonga, un arró con bacalao,
sarandonga, de la ría de Bilbao,
sarandonga, y al Sevilla en Nervión,
sarandonga, que eso mola mogollón,
sarandonga, 3 a 5 en Nervión,
qué le estará pasando al probe Migué,
que hoy vota a Ciudadanos y antes al PP,
pero qué le estará pasando al probe Migué,
que hoy vota a Ciudadanos y antes al PP
tra laralará, tra laralará...

Manglar


Sé rama a mares.

                                (Palíndromo marítimo forestal.)

Escribir un poema


Escribir un poema
es algo parecido a practicar una autopsia.
Se coloca el cadáver
de un sueño malogrado
encima de una mesa o una piedra
negra para la ofrenda en sacrificio
de angustias, frustraciones y fracasos,
y se procede a abrirle el pecho, el cráneo,
a la toma de muestras de tejidos,
a buscar huesos rotos,
lesiones en los órganos vitales,
sustancias deletéreas o nocivas
en la sangre, las fosas nasales, el estómago,
hasta determinar con precisión
las causas de la muerte.
Luego se cose todo y se maquilla
y, sin buscar culpables,
se mete en una bolsa de plástico y se entierra
en un lugar maldito, a ser posible
sin mármol ni epitafio.

jueves, 18 de enero de 2018

Antropoceno (NDJR)


Antropoceno

1. m. Geol. Periodo geológico de mierda, que concluyó con la extinción definitiva y durante el cual, debido a los severos impactos ambientales ocasionados por el mal llamado progreso, el ser humano experimentó una serie de aberrantes mutaciones genéticas que lo llevaron a tener que alimentarse exclusivamente a base de la carne cruda y aún caliente de sus congéneres y nunca antes de la caída de la noche.

Sexenio (NDJR)


sexenio

1.m. Periodo de tiempo, superior en un quinto a la duración de un lustro, que transcurre de manera penosa entre polvo y polvo.

La banda


¿Lo llaman Marca España
por el notable acierto
de su banda derecha
haciendo al pueblo goles
precedidos de falta?
(Y no hay dios que les saque
la tarjeta morada.)

                     (¡Árbitro, la hora!)

miércoles, 17 de enero de 2018

Del destiempo


Cadáver nauseabundo, este soneto,
un juego de silencios que no es broma
bebiendo un vin nouveau; es un sueño en coma
con la piel calcinada, un esqueleto

maldito, insomne, asqueado, serio, inquieto
en su ataúd de ausencias y carcoma
royendo los despojos de un aroma
a tiempo en flor mudado en lazareto.

Cadáver nauseabundo, cuánto frío
infectando las llagas de aquel fuego
prendido por la sed y el desvarío.

Cadáver terminal, tu anhelo ciego,
sin óbolos te ha traído hasta este río
Aqueronte, eternal desasosiego.

Ilustración: Almas en el Aqueronte (1898), de Adolf Hiremy-Hirschl.

Villalobos y el Candy Crush


Lo peor de las últimas declaraciones de Villalobos no es que constituyan una falta de respecto intolerable para con los pensionistas y el conjunto de la clase trabajadora; lo peor es que nos amenaza con seguir chupando del bote sine die por entretenerse jugando al Candy Crush y con continuar, a ratos, favoreciendo la codicia de las mafias del totalitarismo financiero en detrimento de los derechos de los trabajadores y el común de los ciudadanos.

O eso dicen


Soy un catastrofista ―o eso dicen.
Tengo el convencimiento
de que a no más tardar a medio plazo
esto se va al carajo.
Mas no habré de perder la fe en que siempre,
habrá gente afanada en evitarlo.

martes, 16 de enero de 2018

Desencuentro


No es la carencia
de más o menos cosas
                                        en común.
Es el exceso mórbido
de amores propios.

"V" Invasión Extraterrestre


Nunca confíes en alguien que sonríe mientras le clavan una hipodérmica.

Collage


Aquello que hace tanto
nos relató Machado,
aún continúa ocurriendo:
en España ―esta España de todos los demonios,
según definición de Gil de Biedma―
existen dos estados
―al menos dos estados― para-lelos;
y aquí no hay dioses ni héroes ni mortales
que vengan a apartarnos de los labios
este nocivo cáliz
y a ubicar en su sitio
las piezas desalmadas de este puzle
contra el que nos rompemos la cabeza.

lunes, 15 de enero de 2018

Esto


Un accidente, un grano
apenas perceptible,
aislado, microscópico,
en un dedo de un pie del universo.
Las estrellas revientan
a decenas, centenas, millares de años luz,
como un saco de mierda,
en medio del silencio y el vacío.
Obsolescencia
                           autoprogramada
de una quimera acéfala
con las alas de barro.
La asepsia es mineral,
quirúrgica, absoluta.
En la quietud del caos,
no sé alzará una voz de las tinieblas
reclamándole al frío
que renuncie a un pellizco de su imperio,
otorgando una prórroga a esta
                                                      fe,
llama que tiembla inerme en la cellisca.
Estamos en la víspera.