viernes, 19 de julio de 2019

Cuando despertó...


Si tuviese que ilustrar con dos metáforas la degradación cloacal de la política patria de nuestros aciagos días, hablaría sencillamente de puertas giratorias y camas redondas acogiendo la obscena y perniciosa endogamia de las ratas. La primera, a estas alturas, no necesita de explicación alguna. ¿La segunda? Ana Botella absuelta por unos impresentables colocados a dedo por el PP, sin que otros impresentables del PP, elegidos por el pueblo sabio y soberano, vayan a hacer, tal y como debieran, nada por recurrir esa decisión tan interesada como injusta. Cuánta prevaricación sin penitencia. Con tanta cosanguineidad de burdel y proxenetas, aquí vamos a terminar todos babeando y con el labio leporino. Como las familias reales europeas, ese estúpido y envenenado legado de la Edad Media. "Arriba, abajo, mandaremos al rey al carajo. Abajo, arriba, no queremos a la monarquía". Por supuesto, con la excepción hecha de la de la Una, Grande y Libre, que luego viene la Benemérita y, con más razón que un santo inquisidor ávido por llevarnos por el camino de la fé verdadera —esa que con sangre entra—, te amordaza e incluso, si se tercia, te zampa un par de merecidas hostias y una soberana coz en ovarios o cojones. " Las niñas tienen vulva..." Recuerden: puertas giratorias, camas redondas, mazmorras y una férrea moral antediluviana. ¡Arriba España!

En la fotografía: Adebán, grupo musical denunciado por la Guardia Civil por, ejerciendo el derecho inalienable a la libertad de expresión, interpretar una jota incómoda para los poderes establecidos.

jueves, 18 de julio de 2019

Cánticos de sirena


"Lo miro con horror
tendrá su estroncio"

Idea Vilariño

La más extrema fe no está ligada
a los libros sagrados o al ejemplo
de mártires y santos
—es fácil comulgar con el pan ácimo
de una promesa falsa que libera
de vez en cuando al hombre del axioma
de ese olvido perpetuo que acarrea
el último combate con la muerte.
La más extrema fe por ser la más
común y testaruda
consiste en contemplar una botella
de plástico vagando a la deriva
sobre olas empapadas de naufragios y estroncio,
y confiar en que, un día,
aún a tiempo, un prodigio,
un gran descubrimiento de la industria
vendrá a arreglarlo todo.

Cánticos de sirena
arrastrando a la grey al matadero;
no hay fe que no sea ciega.

Este otro 18 de julio


Estos son los presupuestos más goebbelianos de la historia de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

(Sin eufemismos ni iteraciones patológicas de trilero).

¿Quién mató al Comendador? (Agustín Casado)


Hoy que me presta el honor
la vieja Fuente Abejuna,
de mi Rafa noble cuna,
de dejar sonar mi voz,
tratado como un señor,
ocasión es oportuna
ahora que salió la luna
y una pizca afloja el sol
su sofoco y la calor,
de que esta mi voz viejuna
que tabaco y vino aúna
revierta tanto favor
resolviendo ya por fin
como me llamo Agustín
la peliaguda cuestión:
¿Quién mató al Comendador?
No fue un asunto de honor;
sin el menor retintín
hoy les aseguro yo
que sabido he el autor
que don Lope el muy pillín
de acertijo nos dejó,
pues me asalta la certeza
que le costó la cabeza
al machista follaor
no el ser de su vicio presa
y sí que almorzose el glotón
de torreznos de corteza
una cumplida ración,
fuente y media de lechón,
de Montilla media artesa
pasada por el porrón.
Y hasta el culo de cerveza
y a pique de reventón,
un paseo se dio en calesa
para ir a robar amor,
por cierto que no en ayunas.
¿Quién mató al Comendador?
Pues no fue Fuenteovejuna,
tampoco el todos a una,
que fue un golpe de calor.

Agustín Casado

miércoles, 17 de julio de 2019

La excelente y lamentable tragedia de Ropedro y El Coletas, una obra de Güilian Chespi


Cuenta la historia de dos tipos talluditos, el segundo de izquierda moderada y el otro más falso que una moneda de tres 'leuros', que, contra los deseos de sus respectivas militancias, terminan abandonando las negociaciones para pactar un gobierno conjunto para la ciudad de Verona, porque el primero es un 'mareaperdices' de narices de Pinocho, del que las lenguas de vecindonas de la época rumoreaban que estaba enamorado en secreto hasta las trancas de la sin par Duquesa de Gayrrimadas, famosa por montar unos pollos de padre y muy señor mío cada dos por tres, seis, cuestión por la cual el apuesto caballero no terminó de decidirse a arrimarse de manera íntima a El Coletas. Al final todo acaba como el rosario de la aurora y la palma hasta el 'apuntaó', no antes de la celebración de un referéndum por el que el pueblo sabio y soberano decide reinstaurar la dictadura, acaudillada por la yegua appaloosa predilecta de un afamado directivo del IBEX 35, íntimo amigo de Mohamed bin Salmán, alias el Descuartizador.

Sólo en cines. Estreno el 22 de julio.

La fórmula


Las consultas a las bases en el seno del P$O€ siempre se llevan a efecto en el marco de un respeto escrupuloso a los postulados de las matemáticas.

     BASES x HARTURA    
POR DIOS Y VIVA EL REY

martes, 16 de julio de 2019

Otra vez el camión del politólogo


¡Atención, atención, pactistaaaaaaas, ha vuelto a su localidad, el camión del politólogoooooooo!

A ver, pardillos, ya andaba yo, catalejo en mano, avistando, colmado de inusitado alborozo, las paradisíacas y finísimas arenas de las doradas playas de Sentinel del Norte en lontananza —mi camión es anfibio—, cuando, pensando en vuestra candidez rayana con la estulticia, y en otro arranque superlativo de solidaridad de los míos, no me ha quedado otra que darme la vuelta con la loable y noble intención de, una vez más, aconsejaros, que estáis muy verdes en los asuntos relativos a la negociación de hipotéticos cogobiernos.

Bueno, sin más preámbulo, os lo digo, ¿vale? Siempre que negociéis con El Guapo o alguno de sus amiguitos barones o ministros o ministras calvorotas, "grabarlo to, payo', que son muy desmemoriados a la par que fabuladores con avaricia, y terminan contando cosas que no, eh. Lo hacen sin maldad, claro, es que todos los días se olvidan de tomarse el 'De Memory'.

Ea, hecha mi buena acción, me vuelvo p'al Índico. Nos vemos de nuevo en breve, que no os puedo dejar solos.

Esto también es violencia de género


"La consejera andaluza de Igualdad reclama "evidencias científicas" sobre la brecha salarial después de que Vox cuestionara su existencia."

eldiario.es, 15-7-19

INE,
YO SÍ TE CREO.

ROCÍO RUÍZ,
NO.

(Estadísticas, brecha salarial,
estulticia y sumisión al fascismo.)

Consejos para desatascar la investidura de El Guapo


"Con lo bonito no se come."

Mi madre

A ver, almas de cántaro, qué pollas es eso de abandonar las negociaciones para configurar un gobierno estable o, cuando menos, detestable hasta las heces. ¿Que os habéis atascado y no sabéis cómo salir del atolladero? Joder, pues haberos dedicado al curling o la petanca en lugar de a la política. Bueno, es lo mismo. Venga, tranquis, que no cunda el pánico. Porque... ¡Atención, atención, pactistaaaas, ha llegado a su localidad, el camión del politólogooooooo! La solución es bien sencilla. Y os la desvelo gratis total. Veamos. El Guapo habría de ceder a El Coletas al menos un par de ministerios técnicos y, como es su voluntad, nombrarle by the face las ministras, ministros y menestras al de Unidas Podemos; totalmente independientes, pero del PSOE, claro. Como contrapartida, El Coletas nombraría a los titulares y chupabanquillos de los ministerios de carácter político que, en el reparto de carteras —!y de dónuts, que no falten!—, le correspondiesen a las hordas monárquico liberales de El Guapo. ¿A que mola? Si es que estoy sembrao. ¡Viva Honduras!

lunes, 15 de julio de 2019

Rima (pero poco) XIII, enfilando pa la XIV


Qué es caradura, inquieres,
cínico, en tanto dices,
a izquierda y a derecha,
'Si me quereih, votarme
o ar ménoh ahtenerse
payo, en mi investidura',
sin ofrecerles a unos
ni a otros nada a cambio.
Qué es caradura. ¡Ofú!
¿Y tú me lo preguntas?
Caradura eres tú.

Gustavo Adolfo Becquerelio, poeta perroflauta, de los Actínidos de toda la vida.

Al cero


—Ojo con esos. Son nazis cabezas rapadas.
—Venga ya. Pero si todos tienen un melenón.
—Por dentro, digo por dentro.

La Sevilla olvidada (23) (Carlos Parejo)


Mi nombre es Juan XXIII y estoy situada como barriada entre Amate y Rochelambert. Me levanté en los años sesenta, ya que aquí vinimos a vivir cerca de cuatro mil personas. Éramos familias que teníamos inmuebles ruinosos en todos los barrios de Sevilla y vivía en los refugios habilitados con motivo de las inundaciones del año 1961. Somos pues, los herederos de la diáspora de sevillanos que provocó la última gran inundación o “riada” acaecida.

El Ministerio de Vivienda decidió que parte de nosotros nos alojáramos en manzanas de blancas casitas bajas de dos plantas, con senderos peatonales entre sí y alfombradas de naranjos. Aquello parecía otra Ciudad Jardín como la de Nervión.

Pero este encantamiento duró poco tiempo, pues las casitas fuimos rodeadas de cuarenta bloques de pisos de cuatro plantas y cuatro torres de once plantas (torretas). A estos bloques fueron a residir los que llegaron los años siguientes.

A pesar de todo, somos un barrio relativamente bien equipado. Ya en los años sesenta inauguramos el Colegio Público Juan XXIII, la Parroquia de Nuestra Señora de la Anunciación y la guardería infantil “Concilio” y algo más tarde el Centro de Adultos “Juan XXIII”. Al colegio le han puesto un gimnasio y un comedor escolar recientemente.

La plaza central del barrio (presidida por un monumento al papa Roncalli) fue durante algunos años un núcleo de tiendas que daba abasto a muchas personas en la compra de víveres, así como en la reparación de objetos (zapatero; herrero; etc.). Pero hoy, el comercio se encuentra casi extinto, por lo que los vecinos recurrimos a otras zonas fuera del barrio para realizar las compras.

Ahora nos van a hacer un plan integral de reurbanización de alumbrados, tuberías y calles, pues nuestro hábitat de siempre ha envejecido, al igual que la población del barrio que lleva medio siglo viviendo aquí.

Pero sigue siendo un barrio aún muy vivo ya que muchos hijos e hijas de vecinos han decidido quedarse a vivir aquí después de pasar unos años viviendo en otros barrios; y han ido viniendo parejas jóvenes.

El barrio ha progresado lentamente y cuenta con instalaciones deportivas cubiertas (dos polideportivos y una piscina cubierta) y al aire libre; la vecindad de un parque de grandes dimensiones, el parque Amate; muchas zonas ajardinadas; una plaza con juegos infantiles y pista de petanca para los mayores. Sin embargo, carece de biblioteca y de locales sociales para los jóvenes. Y ha habido que instalar bolardos entre las casitas bajas para que los vehículos de los bloque vecinos no aparquen allí indiscriminadamente.

(¢) Carlos Parejo Delgado

domingo, 14 de julio de 2019

Spam-ku un poco largo, con paréntesis y estrambote


Tolerando lo que es intolerable
(xenofobia, homofobia, misoginia y fascismo;
en fin, misantropía)
les abrimos de par en par las puertas
a los intolerantes.

No basta con gritar 'no pasarán',
hay que alzar barricadas.

                             
(Cordones sanitarios.)

Nazis = necios



Necios haciendo listas, qué peligro.

(Falsos antónimos.)

sábado, 13 de julio de 2019

Economía circular y ciclos de vida: la trampa del reciclaje


Hoy los tecnócratas al servicio de las mafias político-económicas del totalitarismo financiero, nos hablan de ciclos de vida y economía circular como la panacea, la solución definitiva al problema de los residuos. Y desde el populacho, una vez más, depositamos nuestra fe ciega en sus postulados, por adulterados, interesados y aberrantes. Porque mercado obliga y, de aquella ecopolítica de las tres 'R' —reducir, reutilizar y reciclar, con este orden inalterable de prioridades—, hemos terminado, para mayor gloria del capital, cayendo en la trampa del reciclaje. Una trampa que, para más inri, propicia el milagro diabólico de la multiplicación del plástico en el organismo de los peces. Y en nuestra sal de mesa.

¿Qué es economía circular? Buena pregunta.
 
Economía circular es, por ejemplo, consumir el contenido de una botella de vidrio de un solo uso —una buena cerveza o un buen vino—, echarla al contenedor verde y, más tarde, fundirla para fabricar otra botella de un solo uso. Economía circular de un solo ciclo que contribuye a que continuemos rodando hacia el abismo del colapso ecológico global.

Economía circular es también utilizar una botella de vidrio retornable, devolverla al tendero para que se la recojan, la laven, la rellenen y se vuelva a utilizar en tantas ocasiones como sea posible. Esta es una economía circular multiciclo que contribuye a frenar nuestra deriva hacia la catástrofe.

Pero este segundo tipo de economía circular hace tiempo que fue descartado por la industria, no interesa al gran capital. Es la trampa de la economía circular, de los estudios relativos al ciclo de vida de los materiales, la trampa del reciclaje.

Luego están los huevos fritos congelados envueltos en plástico o las naranjas peladas con más embalaje que una vajilla de cristal de Murano. Esta es la trampa de la estulticia del ser consumista, inepto y vago hasta las heces. El consumismo patológico del que adolecemos nos ha acabado  transformando en tetrapléjicos funcionales —freír un huevo o pelar una naranja tampoco es para tanto, os lo aseguro.

Primero, reducir, reutilizar y reciclar. Por ese orden. Y reparar —la cuarta 'R'—, al mismo nivel que la reutilización. Decrecimiento también en la generación de residuos. Luego, ya sin trampa ni cartón de embalajes superfluos, comencemos a hablar de economía circular y ciclos de vida de los materiales. Lo demás son milongas que acabarán haciendo que nos vayamos al carajo. Si es que no andamos ya en ello.

Logorrea



Voxeo: deporte nazional.

viernes, 12 de julio de 2019

Distopía


No hubo leyenda negra. Está la historia
de una parte, la parte
de la investigación
de carácter científico
para la posterior
difusión de los hechos
acaecidos antaño,
y de la otra, ese afán
patriotero que esgrimen
las extremas derechas,
tratando de imponer
su leyenda al objeto
de blanquear la barbarie.

¿Y todo para qué?

¿Para encender los más
necios e indeseables
instintos de la plebe
y que esta, como grey,
secunde sus políticas
en pro de los injustos
privilegios que gozan
sin pudor los patricios?

(Tras la larga y tortuosa
deriva que supuso
la transición, hoy día
nos hallamos varados,
al borde del naufragio,
en el año de mil
novecientos ochenta
y cuatro de George Orwell.)

¿Qué pollas?


¿Qué pollas es un ministerio técnico? ¿Eh? ¿Eh? ¿Qué pollas? ¿Ha habido alguna vez un Ministerio de Mecánica Automotriz? ¿O de Topografía? ¿Fontanería, tal vez? ¿Eh? ¿Eh?

En la fotografía: Ruperto el "Manchas", Ministro del Cambio de Aceite de mi barrio —todo un monstruo gestionando filtros, pastillas de freno y árboles de levas—, en pleno desempeño de sus tareas ministeriales.

Himno a Satán


Grande enorme Leopoldo
María Panero
                           faro
de oscuridad en medio
de la luz cegadora
que penetra el tercer
ojo de los poetas
lameculos del régimen
político poético
que a Dios gracias impera
en el país del palo
y la zanahoria y otros
placebos y mordazas
sumando podredumbre
de peras y manzanas
y premios literarios
cupones de los ciegos
bono luto y quinielas
y princesas de Asturias
para que se revuelvan
en su tumba los huesos
del oso que acabó
en Llueves con Favila.

Apaguen esa luz
con hedor a excrementos
y orín de cerdo blanco
y abrácense a la piedra
negra de la locura,
el caos que no debimos
dejar nunca en las manos
de paletos políticos
y poéticos con ínfulas
de nobles e ilustrados
con sus pajas mentales
previas al humillante
gatillazo en el borde
del pétalo marchito
de una rosa de plástico.

Oh Satanás aparta
de mí este cáliz hecho
en China de botellas
vacías de Puerca Cola
y viva el oso y vivan
Leopoldo y el infierno
feraz de la demencia.

jueves, 11 de julio de 2019

La naranja mecánica


Los capos, capas y capes de Ciudadanos han derivado en ser una suerte de tribu urbana de pandilleros descerebrados a lo skinhead de extrema derecha, pero con pelo. Bueno... menos Imbroda.

Demolición



Las tres ultraderechas ya han comenzado a ensayar en Andalucía la demolición controlada de los sindicatos, comenzando por su asfixia económica, vía reducción de su financiación con fondos públicos. Algo que no sucederá a la par —me apuesto un huevo— con respecto a las organizaciones empresariales. Vaya haciendo acopio la muy desclasada clase trabajadora de vaselina.

Hay papeleras en la Luna


Hay veces en las que no somos capaces de vislumbrar a nuestro alrededor una papelera o un contenedor de la basura en los que verter los residuos que nos contaminan el alma. Le sucede hasta a los ángeles que no lo son, o a los que, siéndolo, creen no serlo. En cualquier caso no hay seres superiores capaces de delimitar la frontera que separa a los ángeles de los demonios. Tal vez ese límite, de existir, esté en el hombre, aunque más desplazado hacia el lado angelical cuando se trata de mujeres. Claro está, sin que deje de haber excepciones.

Llevaría muchas vidas hacer un inventario de los lugares en los que resulta casi imposible encontrar una sola papelera, lo que no quiere decir que, en ocasiones o casi siempre, dejen de estar en ellos. Así, parece no haber papeleras, por ejemplo, en las calles de los barrios marginados donde niños que envejecieron prematuramente matan el tiempo, su tiempo mal contado, fumando caballo, perpetrando contra sí mismos una brutal emulación del desarraigo que le legaron y le siguen legando sus mayores, o captados por toda una suerte de vampiros urbanos que surgen cada día como si de una puñetera plaga bíblica se tratase. Tampoco parece haber papeleras en la Luna cuando está nueva, y, a veces, o quizá casi siempre, puede pasar toda una eternidad hasta el inicio del cuarto creciente. Ni en ciertos corazones que, incapaces de darse, van acumulando dentro todo lo bueno y lo malo que les va creciendo con el tiempo. Y tal situación constriñe tanto los latidos, que cada minuto parece terminar pudriéndose. O en algunas manos mancilladas de vacío, incapaces de llenarse por mucho que arañan y arañan las esquinas afiladas del viento del norte. Incluso hay casos en los que no somos capaces de encontrarlas en la Navidad. Sería bueno, en todos estos casos, y en los restantes de este inmenso inventario imposible, disponer de toda una suerte de contenedores de colores, inspirados, aunque notablemente sublimados, en los que se utilizan en las ciudades, que se autodenominan desarrolladas, para el reciclaje. Un contenedor gris en el que se vertieran, sin necesidad de distinción, la desconfianza, el rencor, el desamor, el olvido, los miedos, la angustia, la desesperanza…, para después almacenarlos, bajo estrictas medidas de seguridad, en la más profunda de las simas, de donde ya nunca pudiesen escapar hasta el fin de la efímera eternidad. Y, también, un contenedor verde para la esperanza, uno rojo para el amor, uno azul para la amistad, uno a rayas rojas y negras para la rebelión, uno transparente para la voz y la palabra…, desde donde fuesen reciclados permanentemente y repartidos solidariamente entre todos los necesitados, que somos todos, de estos recursos tan escasos y difícilmente renovables.

Todo ello, encontrar esos contenedores mágicos, es posible, pero a condición de que no nos empeñemos en tratar antes de comprobar, inútilmente, si disponemos o no de alas para volar. Nadie puede mirarse la espalda y los espejos siempre engañan y dificultan las lecturas. Estoy convencido de que resulta doloroso, de que es tan difícil como dejar fluir el tiempo sin tratar de atraparlo o sin ser atrapados por la asfixia de la clepsidra, pero nos bastaría con intentar volar sin descanso, por agotados que pudiéramos, y sin duda lo estaríamos, llegar a estar. Los ángeles, primero vuelan, y después sienten como les crecen las alas.

(Diciembre de 2006)

miércoles, 10 de julio de 2019

¡Atención, atención!


Carmen Calvo, aún pendiente de unos implantes capilares en una clínica clandestina de Estambul, y dando voz a Pedro Chantaje el Guapo, ha afirmado una vez más que el perroflauta Iglesias está empeñado en que se le conceda algún que otro sillón y que eso no, Borja Mari, porque el PSOE, tan acostumbrado al apoltronamiento, los necesita todos. Sillones, sillones, sillones. Atención, atención, señoraaaaaaaaa, ha llegado a su localidad el camión del trapicheroooooooo.

0,07


A los perroflautas de mierda os ha dado por apodarlo 'Carapolla', pero que sepáis que en realidad es un tan reputado como letal agente secreto al servicio de Su Majestad la Reina Isabel II, que cualquier día de estos os da bien por el culo.

El Reich global


—¿No crees que los MENA constituyen un grave problema?
—¿Problema? ¿Y por qué, alma de cántaro? Yo tengo un par de amigos con ese apellido y son una 'jartá' de buena gente.
—No, hombre, no, digo el acrónimo; los menores esos de los cojones, violadores, proxenetas y camellos en potencia. Un problemón que no nos concierne y deberíamos quitarnos como fuese de encima. Que se las avíen con ellos en sus países de origen.
—¡Ah, eso! Yo los llamo NECO.
—¿NECO?
—Niños Empobrecidos por la Codicia de Occidente. Resulta menos eufemístico. Y más autocrítico y humano. ¿No crees que los nazis constituyen un grave problema?
—(...)

martes, 9 de julio de 2019

Antipoema progay y antivictimistas


¿Marlaska dimisión o, dicho en plan
pagano, teta y sopa
no caben en la boca?
—lo cual, para un católico,
sería como decir
que no se puede estar
en misa y repicando.

(Porque pactar con ese
partido del que usted
me habla y acudir
al Día del Orgullo
es prender una vela
a Dios y otra al Diablo,
¡y eso no, Catalina!,
que estamos en verano
y es elevado el riesgo
—'cuando un monte se quema
algo tuyo se quema'—
de incendios forestales.)

En otro orden de cosas,
mucho ojo con aquellos
que hoy se aferran, sin un
rasguño, al victimismo,
pues pueden acabar
siendo los más feroces
verdugos del mañana.

Cambio climático. Causas y soluciones desde la Comunidad Autónoma de Andalucía



1. Breve reseña "histórica". Variaciones climáticas y extinciones masivas.

Las grandes variaciones climáticas forman parte de la dinámica natural de nuestro planeta desde prácticamente su origen, con periodos más o menos fríos (entre estos, aquellos a los que hemos denominado edades de hielo o glaciaciones) y otros en mayor o menor medida calurosos. Como consecuencia de estas grandes variaciones climáticas, en la Tierra ya han acontecido a cinco grandes extinciones masivas, todas ellas producto de factores exclusivamente naturales, ya de origen interno, ya de origen externo, o su combinación.

De estas cinco, la primera, la del Ordovícico-Silúrico, que se produjo hace aproximadamente 450 millones de años, tuvo su origen en la deriva del supercontinente Gondwana hacia el sur, lo que dio lugar a una intensa glaciación y al descenso del nivel del mar. Otra teoría centra las causas en la explosión de una supernova "cercana" a la Tierra, que irradió el planeta destruyendo la capa de ozono y liberando una gran cantidad de gases derivados del nitrógeno que bloquearon la llegada de la energía del sol, lo cual dio lugar a un rápido e intenso enfriamiento global generalizado.

Las otras cuatro grandes extinciones fueron producto del calentamiento global como consecuencia, junto con posibles factores externos —como el impacto de un meteorito—, de la acumulación en la atmósfera de gases con efecto invernadero, fundamentalmente por el incremento de la actividad volcánica.

La tercera gran extinción. El efecto dominó.

La tercera gran extinción, la del pérmico-triásico, acontecida hace 250 millones de años, merece una mención especial, no tanto por haber sido la mayor de las cinco (desaparecieron el 95 % de las especies marinas y el 70 % de las especies de vertebrados terrestres), sino por las posibles similitudes con los procesos actuales y futuros relacionados con el calentamiento global que sufre nuestro planeta.

A grandes rasgos —sin excluir la contribución a esta extinción del impacto de un gran meteorito, así como la explosión de una supernova—, el origen fue una intensa y prolongada erupción de material volcánico en Siberia, que elevó los niveles de CO2 en la atmósfera y, por tanto, la temperatura global. Tras subir, por esta causa, la temperatura global en 5º C, se comenzaron a liberar a la atmósfera, por descongelación, los depósitos de hidrato de metano de los fondos oceánicos, lo que elevó las temperaturas en 5º adicionales.

2. Causas del calentamiento global.

Hasta hace pocos siglos, como acabamos de reseñar, las causas de las variaciones climáticas han sido fundamentalmente de carácter natural, con una incidencia prácticamente nula de posibles factores antrópicos.

Causas naturales

Entre las causas naturales se encuentran el vulcanismo, los cambios en la actividad solar, variaciones de la orbita terrestre, etc.

Causas antrópicas

Las causas antrópicas, en la actualidad, devienen de nuestros aberrantes e inconscientes modelo productivo y modos de vida. Unos modos de vida y unos modelos productivos que inciden en el incremento brutal en la atmósfera de gases con efecto invernadero. Estos gases provienen de:

-Sector del transporte, cuyo funcionamiento se asienta en el consumo de energías fósiles y en un sistema de transporte en el que cada vez cuenta con menos peso el transporte colectivo (mucho más eficiente).

-Generación de energía y emisiones industriales.

-Deforestación (las plantas fijan CO2 mediante la fotosíntesis).

-Incendios forestales (que destruyen masa vegetal y emiten CO2 a la atmósfera). Evidentemente siempre ha habido incendios forestales por causas naturales. Pero hoy, amén de los incendios por causas antrópicas (intencionados, como consecuencia de negligencias, etc.), su virulencia ha crecido de manera exponencial por la deficiente gestión forestal y por el despoblamiento rural que ha llevado al desaprovechamiento de los productos forestales y su acumulación en los montes "a la espera" de ser pasto de las llamas.

-El uso excesivo de fertilizantes en la agricultura. Estos, por lo general, contienen elevados niveles de óxidos de nitrógeno, con un potencial mucho mayor que el CO2 en cuanto a su incidencia en el calentamiento global. En este punto, mencionar también la mecanización de las labores agrícolas y el consumo de energías fósiles que conlleva.

-Deficiente gestión de los residuos sólidos urbanos y agroganaderos. La descomposición de estos residuos genera metano, un gas también con un potencial mucho más elevado que el CO2 en cuanto su incidencia en el calentamiento global.

3. Actuaciones necesarias para frenar el calentamiento global.

Las actuaciones, aunque complejas en lo relativo a su puesta en marcha, son fácilmente determinables con sólo atender a las causas.

a) Impuso del transporte colectivo y mediante los sistemas más eficientes (el ferrocarril como columna vertebral del sistema de transporte) y disminución de las necesidades de transporte a través de un nuevo diseño de las políticas de ordenación del territorio y urbanísticas, que otorgue una mayor accesibilidad a infraestructuras y servicios y reduzca las necesidades de movilidad. Restricciones al uso del vehículo privado, ese voraz consumidor de energías fósiles.

Movilidad sostenible. Este concepto constituye un oxímoron diabólico que acabará por caernos encima como una pesada losa. Porque tras el "engendro" se oculta casi siempre el incremento de la movilidad basada en energías fósiles (Inciso: el coche eléctrico constituye hoy día la gran estafa en políticas de movilidad. Porque en el contexto del modelo de producción energética actual, la energía eléctrica que consumen, se genera en gran parte sobre la base de energías fósiles. Evidentemente reduce las emisiones en el ámbito urbano, pero las traslada a los lugares de generación de la energía que consume. La única movilidad sostenible es la que no tiene lugar o se efectúa de manera autónoma (a pie o en bicicleta). Comencemos a hablar de accesibilidad sostenible).

Por otra parte, el modelo del coche eléctrico, continuará incidiendo en la generación de otros problemas ambientales inherentes al modelo de trasporte basado en el vehículo privado. Citemos sólo el consumo creciente de espacio para infraestructuras de trasporte por carretera. Con lo que ello conlleva, por ejemplo, en la destrucción de espacios forestales.

Cinco millones de vehículos eléctricos (coches, furgonetas, motocicletas…) en 2030, aproximadamente el 16% del parque móvil que se espera para esa fecha, es la pretensión del Gobierno de España señalada en su Plan Integrado de Energía y Clima 2021-2030. Una locura que impedirá la puesta en marcha de un modelo de transporte sostenible basado en los medios colectivos, en especial el ferrocarril. ¡Viva el mal! ¡Viva el capital!

Vendrán los vándalos a decir que medidas de este tenor terminarán por suponer la restricción de las libertades ciudadanas. Nada más lejos de la realidad, vendrían a liberar a la ciudadanía de los grilletes de un sistema de transporte opresivo y sumamente perjudicial para su salud física y psicológica.

b)Planes de transición energética que reduzcan la producción de energía sobre la base de combustibles fósiles e impulse las energías alternativas limpias (no sólo la solar y eólica. También la maremotriz, la minihidráulica, geotermica, etc.) Un reto importante se halla en la necesidad de, cuando no se consumen inmediatamente estos tipos de energía, contar con sistemas para su almacenamiento. Hay que invertir y mucho en I+D+i en este campo.

Esta transición, además, al reducir nuestras necesidades de importar combustibles fósiles, mejoraría notablemente nuestra balanza comercial.

c) Reducción de las emisiones de gases con efecto invernadero (y otros) por el sector industrial. Más I+D+i. Políticas de decrecimiento.

d) Planes forestales para la reforestación. Pero planes forestales de verdad, no como el agonizante y a la par casi nonato Plan Forestal de Andalucía.

e) Incremento de las labores para la prevención de incendios.

f) Rehumanización del mundo rural.

g) Generalización de las agricultura ecológica e integrada. Optimización de la mecanización de las labores agrícolas.

h) Fomento del consumo de productos de proximidad (menos transporte = menos emisión de gases de efecto invernadero).

i) También resulta esencial, de cara a la mitigación de los efectos del cambio climático, hacer incidencia en un cambio radical en la política de residuos, para que se desarrolle en concordancia con el famoso lema de las 3 'R' (que deberían ser cuatro).

Reducir, reutilizar y reciclar. —O reducir, reutilizar, (reparar) y reciclar—. Pero por este orden de prioridades.

1. Reducir el volumen de residuos que producimos. En general, pero en particular en lo que se refiere a envases (tanto plástico en ríos y mares, tanta botella de Coca Cola) y embalajes superfluos. Más alimentos a granel y menos naranjas peladas envueltas por varias capas de plástico.

2. Reutilizar. De todo. Pero en particular envases. Hace tiempo se habló en este país de todos los demonios, que es Andalucía, de la normalización de envases. Que no hubiese uno diferente para cada tipo de bebida o líquido o marca. Unos cuantos que facilitasen el sistema de retorno del vidrio, su lavado y su vuelta a usar por las diferentes marcas comerciales. Ya apenas nadie se acuerda. A los grandes establecimientos comerciales les interesa más el envase de usar y tirar, ya sea de vidrio, de plástico u otros materiales. La reutilización de envases en circuitos de proximidad siempre resulta más eficiente desde el punto de vista energético que su reciclaje. También es necesario impulsar los mercados de segunda mano. Encomiable labor en este sentido la desarrollada por colectivos como Traperos de Emaus.

-. Reparación. Amén de propiciar la reducción del volumen de residuos que producimos, siempre resulta más eficiente energéticamente que fabricar de nuevo el producto. El pueblo cubano es todo un ejemplo en lo que a esta cuestión se refiere.

3. Reciclaje. Esta opción sólo se debería contemplar agotadas las otras posibilidades. Resulta esencial el "reciclaje" de los residuos orgánicos. El compostaje de estos, amén de generar materia orgánica apta para su incorporación a suelos agrícolas y forestales, evita la emisión de metano procedente de los residuos a la atmósfera. Un mal enfoque de la política de residuos en España es la que determina que la fracción resto acoja tanto  residuos orgánicos como "otras mierdas inorgánicas". Habría que procurar y fomentar la separación selectiva de residuos orgánicos. Únicamente residuos orgánicos, sin otros restos. Para facilitar el compostaje.

4. Una reflexión final.

Preguntas casi retóricas.

¿Qué ocurriría, teniendo en cuenta los niveles actuales de gases de efecto invernadero en la atmósfera, si se produjese un incremento notable de la actividad volcánica, algo nada desdeñable en función de la actual tectónica de placas?

Efecto dominó. ¿Que ocurriría si, dado el incremento actual de las temperaturas, se liberasen los compuestos de metano de los fondos marinos o congelados en el permafrost de las regiones periglaciares como la tundra? Esto último ya se lleva detectando hace unos años?

¿Estamos a las puertas de una sexta gran extinción? Es más que probable.

O actuamos y de manera contundente ya, o nos callamos para siempre. Es decir, o nos ponemos manos a la obra a destajo o nos vamos al carajo.

Sánchez el Guapo


¿Con socios preferentes así, quién necesita una OPA hostil?

(Valen mil veces más los peores comicios que el mejor de los vasallajes.)

lunes, 8 de julio de 2019

Por la puerta de atrás


Troyanos se proponen
modificar las leyes
a objeto de arrancar
la venda a la Justicia
y así gracias a Vox
—hijo padre y palomo—
acabar otorgando
la condición de justo
a lo injusto y mudar
lo ilegal en legal
vía ordenó y mando siempre
que favorezca a alguno
de los suyos ¡y salga
el sol por Atapuerca!
¿Esto era, pues, el cambio?

Malos humos


"Se confunde su color
con el humo del tráfico,
se para extasiado y feliz
por el ruido."

Asfalto

Llamar 'movilidad
sostenible' al atasco
y 'aire puro' a un crepúsculo
del que huyen los vencejos.

La Sevilla olvidada (22) (Carlos Parejo)


Soy miembro de la Plataforma Cívica Tres Barrios-Amate, que es un barrio de barrios: La Candelaria-Los Pajaritos, Madre de Dios y Nuevo Amate-Huerta de Santa Teresa.

Nací hace sesenta años en terrenos de la antigua huerta municipal de Amate , como conglomerado de barrios situados más allá del arroyo Tamarguillo, que era la frontera mental y física de la tópica Sevilla eterna. Éramos entonces un conjunto de barrios obreros que sustituía a un sinfín de antiguas chozas de esta periferia urbana.

Y es que la mayoría de los vecinos trabajábamos en la fábrica de contadores y en otras industrias próximas como la gran factoría de cervezas Cruzcampo.

Mi familia habitaba en Los Pajaritos. es un conjunto residencial muy denso y apelmazado de pisos rojiblancos Y amarillos de cuatro plantas, con escaleras tortuosas. Pisos de un tamaño muy pequeño (la mayoría de las viviendas con menos de 40 metros cuadrados) para el baby boom de esos años. A la postre se han convertido en pisos-cárceles cuando estas personas se han hecho mayores, pues no cabe un ascensor y cuando viven solas han de ir los familiares o los servicios sociales hasta a ducharlas.

Y a pesar de todo esto, vivimos aquí en torno a veinte mil habitantes, lo que hace que tengamos una densidad superior sietes veces a la media de la capital.

Cuando en los setenta y ochenta se marcharon las industrias próximas, los vecinos nos tuvimos que ir a trabajar a la construcción o a negocios de fuera.

A la vez, desde los ochenta han ido viniendo a los pisos amarillos muchas familias vulnerables. Unas proceden de asentamientos chabolistas y otras son clanes del Polígono Sur, huidos por diversos conflictos. Estos clanes se han hecho a precio de saldo con bloques enteros en la zona de Los Amarillos. Algunos, en plan okupa, no pagan ni luz ni agua ni impuestos municipales. A esta zona la llaman los propios vecinos la “calle del Infierno”, pues en sus narcopisos se vende desde heroína y éxtasis hasta cocaína y hachís.

Y, más recientemente, en las calles “buenas”, situadas a tan sólo cien metros, están llegando los emigrantes empobrecidos (rumanos, italianos y árabes), ya que aquí pueden comprar aquí una vivienda a un tercio del precio medio de la capital, por la mala fama que está adquiriendo el lugar.

De manera que ha ido entrando el mundo de la droga y las colas de metadona en el Centro de Salud, en lugar de las cervezas en los bares de siempre y las míticas luchas sindicales que se daban cita en el antiguo canódromo.

Con la transición al siglo veintiuno no sólo entraron los inmigrantes sino que se acrecentó el problema del paro. Tenemos a 35 de cada cien adultos desempleados y a 70 de cada cien jóvenes. Abundan las familias en las que los abuelos cargan con el peso familiar en sus pequeñas pensiones o los jóvenes con hijos que vuelven a casa de sus padres tras perder los empleos, son casos que se están triplicando por la crisis y a los que entidades como Cáritas se ven saturadas y sólo ofrecen una respuesta de primera necesidad. En consecuencia hemos tenido el triste honor de liderar la lista de los barrios más pobres de las 126 principales ciudades españolas, según el informe del Instituto Nacional de Estadística (INE) de los últimos años. Una familia media alcanza con esfuerzo los 12.000 euros al año, diez veces menos que los barrios residenciales más pijos de Madrid.

Esto se nota en el paisaje urbano, ya que han crecido los pisos que se enjaulan para que no entren amigos de lo ajeno; Muchos pisos tienen fachadas mugrientas, pues no se mantienen y arreglan. Andar por algunas aceras es toparse con demasiados excrementos de perro, ver árboles cortados para hacer candelas, asomarse a un patio dónde corren las ratas o encontrarse un grupo de chavales bebiendo que no te dejan pasar y además te insultan si dices algo. Y los robos en la calle están a la orden del día, ya que los vecinos se ven molestados por gente que acude a drogarse, pidiéndoles dinero.

Y aunque hay rondas de policías de paisano y se han realizado sucesivas y espectaculares redadas policiales, no siempre han podido levantar la moral de todos. Hay callejones donde los tendidos de ropa cruzan las fachadas de un lado a otro de la calle, como en los años del hambre, pues subir a airear la ropa a las azoteas por estrechas escaleras y sin ascensor, es una proeza olímpica para los residentes.

Cuando la cosa se agrava los poderes públicos nos dedican algunas escuelas-taller de albañilería, fontanería, jardinería y pintura; así como cursos de esteticismo y peluquería, que han tenido una vida efímera y sólo han reducido un poquito el número de parados. Pero si las Administraciones Públicas tienen un año de escasos presupuestos, van retirando las bonificaciones para los comedores escolares, reducen el personal del centro de servicios sociales. Y vuelven a empezar los problemas.

Bien es verdad que funciona un economato social que ofrece alimentos a precios asequibles a las familias que son derivadas allí por los Servicios Sociales. Se nutre de la labor del Banco de alimentos de Cruz Roja y de Cáritas de las distintas parroquias, que merecen nuestro aplauso, aunque esta ayuda no es suficiente. Los habitantes de Amate Tres Barrios aún no disponemos de un centro cívico (las asambleas o reuniones vecinales se celebran en los salones parroquiales). Y en ellas vuelve a salir recurrentemente una amarga realidad: No hay más que darse un paseo para ver cómo cientos de jóvenes pasan la mañana en la calle, jugando a las cartas o al dominó, bebiendo cerveza, fumando y charlando, o simplemente plantados en una esquina. ¿Qué futuro les espera?

No me puedo olvidar del ejemplo solidario de la Asociación Vecina de la barriada de las 466 casitas bajas de Santa Teresa (años cincuenta, creada para los arriaos). Allí hay muchos parados en la construcción que llevan un lustro sin trabajar y viven de las ayudas sociales. Hay muchos albañiles, electricistas, fontaneros... Y desde la Asociación les repartimos las tareas y los trabajos para que vayan arreglando los antiguos cuartos de baños y tuberías de varias decenas de modestísimas viviendas. También hacemos colectas navideñas para que todos los peques tengan su regalo el día de Reyes Magos, y organizamos dos Carreras Benéficas, la de Papa Noel y la del Día de Andalucía, para abastecer nuestro Banco de Alimentos, que está todo el año al servicio de las familias más necesitadas.

Últimamente hemos acogido con alborozo que se haya puesto en marcha un Plan Integral de Rehabilitación de la barriada. En sus primeros cinco años (2012-2017) se han construido, en lugar de los demolidos, los primeros cien nuevos pisos (de los quinientos veinticuatro previstos). Da gusto verlos con el doble de tamaño por dentro y, desde el exterior, tan blancos y pulcros y con esos balcones por donde entra tanta luz. Sin embargo, un número considerable de vecinos se han negado a volver allí donde fueron demolidas sus viviendas. ¿Por qué? Desde la Plataforma Cívica hemos denunciado que los pisos amarillos del barrio de los Pajaritos lo han vuelto inseguro.

(¢) Carlos Parejo Delgado

domingo, 7 de julio de 2019

Un maniqueo



Un maniqueo
es un ser de ocho patas
—y las mete a menudo–
con vocación de cuernos
—diabólico su modo
de pensar y sus actos—,
que, igual que un calamar,
expulsa tinta —acusa
a otros de maniqueos—
a fin de enmascarar
su hostil maniqueísmo.
¿No es cierdo, don Andrés
de la Ruindad y Escriba?