miércoles, 25 de noviembre de 2015

Poematastro moderno pa editorzuelos modernos


Me pica tela un güevo
y no es de pato
y tú como consuelo
me restriegas aquel
dicho antiguo que reza
que el sevillano
de pura casta allá
do le pica se rasca.
Pero, chica —respondo—,
si yo nací en las Minas
de Riotinto, di cómo
puedo aplicarme el cuento.

Y tú, tan socarrona
o más que de costumbre,
dices si te viniste
a Sevilla y perdiste
la chaise longe y las uñas,
pues que te vayan dando
por donde más amarga
el pepino y augggggg
Macarena.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Vulgar y provocador andas hoy