martes, 3 de noviembre de 2015

Hipotermia

Ulula el viento y mana
desde el nervio humoral de lo telúrico
un grito a contravuelo
con vocación de pájaro
de fuego inmune al tiempo.
Pero la batahola,
irrefrenable, arrecia,
desollando a su paso
el aliento del cántico
y dejando sus restos
moribundos sin eco
a merced del olvido.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Viento amable o cruel, igual que los hombres