lunes, 16 de noviembre de 2015

¿Guerra de religiones?

Sí, aunque con determinados matices, se podría decir que, en el momento actual, el mundo se haya sumido en una aterradora guerra global de religiones. Dioses sanguinarios creados a imagen y semejanza de los que matan, y en la cúspide de tan execrable y nauseabundo Olimpo, el dios Dinero, con su hijo, la Avaricia, a la diestra, y a la siniestra, el espíritu maldito de la irracionalidad y la inmisericordia. Triste, muy triste. Sobre todo porque no se vislumbran soluciones factibles en el contexto de este mundo movido, en sus altas esferas, por el fomento de la desigualdad y el odio. Lo siento por las víctimas. Sinceramente. Dolidamente. Pero en unos días, así es esta vorágine, también yo las habré olvidado.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Dioses de la paz también hay