miércoles, 4 de noviembre de 2015

Davidianos

Ese engendro informe y ponzoñoso que, ofuscados en grado superlativo, hoy denominamos democracia, no es más que un conjunto de mecanismos de manipulación de carácter sociológico, destinados a que el pueblo, en contra de sus intereses, elija para gobernar a las fuerzas políticas con mayor afinidad con los postulados del totalitarismo financiero.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

muy ácrata te ha salido