miércoles, 5 de noviembre de 2014

Seré tu amante bandido

En España ese refrán
sobre el ascua y la sardina
es sin duda una doctrina
a la que muchos se dan.
Véase si no el vasto afán
interesado y ferviente
que ha surgido de repente
en sujetos de caché
notable como Bosé,
por Podemos y su gente.

Y yo, que soy mal poeta
empeñado en publicar
un poemario sin tardar
en Hiperión o Planeta,
me he propuesto echarle jeta,
¡y qué si a pancismo hiede!
Compondré, como procede,
un poemario dedicado
al Iglesias, titulado
"¡No a la casta!" o "¡Sí, se puede!".

1 comentario:

carlos parejo dijo...

¡Veremos por donde sale este emergente partido, si con los cuernos derechos o retorcidos.