jueves, 20 de noviembre de 2014

Caperucita Roja

Desconfía de aquellos
que te indiquen, porfiados,
el camino a seguir,
prometiendo que habrás
de encontrarlo expedito.
Toma la trocha oscura,
la plagada de espinos
y nidos de alacranes;
te llevará más tiempo
llegar a tu destino
y hasta puede que nunca
consigas alcanzarlo
—nadie dijo que fuese
hacedero el trayecto
que lleva a la Utopía—.
Pero ten por seguro
que, al menos, de este modo
los pondrás en muy serios
aprietos en su afán
de llevarte, engañado
y manso, al matadero.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

la utopia buscada desde el 16 por tomas moro, que cambiante es