viernes, 21 de noviembre de 2014

Epigrama


(a propósito del lacrimoso anuncio de la lotería de Navidad)

Teniendo en cuenta el trágico
estado de miseria
en que se encuentra el mundo,
no dejes escapar
ni una sola ocasión
para poner en práctica
tu cuota pertinente
de solidaridad.
Pero, cuando la ejerzas,
no olvides ni un instante,
que las más de las veces,
por no decir que siempre,
la solidaridad
no es ni menos ni más
que un sucedáneo pésimo
de igualdad y justicia.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

ser solidario viene detras de ser justo e igualitario