martes, 31 de enero de 2017

Bodrio-trabalenguas pa' ser leído


Las eléctricas están nazionalizadas,
quién coño las nacionalizará;
el nacionalizador que las nacionalice
y chape las jodidas puertas giratorias
y mande a hacer puñetas
a tanto hijo de puta parásito y mafioso
vendido al capital
buen nacionalizador será,
y que luego salga el sol por Antequera
y pegue con dos huevos el levante.

La cara estulta de la luna


Hay sujetos que, si fuesen serpientes, se verían obligados a tener que mudar la piel a cada instante.

(Ego en cuatro cuartos crecientes)

Metáfora


Disparé contra el pecho
-esto es una metáfora-,
a la altura del cuarto
espacio intercostal izquierdo.
Tras vaciar el tambor de mi revólver,
blandí un cuchillo: apuñalé sin tregua
hasta haber agotado
todo rastro de acero.
Luego usé uñas y dientes.
Más tarde el labio, el cántico
y, cuando ya no tuve,
arma alguna, el silencio.
Disparé, apuñalé, mordí, arañé,
besé besé besé
                             y enmudecí,
tratando de ablandarlo.
Pero siguió el cadáver impertérrito,
erguido,
desafiante,
victorioso,
royendo con deleite los pingajos
sin sangre ya de mi último latido.

lunes, 30 de enero de 2017

Rogatoria por la lluvia


Que salgan vírgenes en procesión
de norte a sur por todos
los rincones de España,
rogando ciclogénesis activas,
tormentas, huracanes
que traigan lluvia a cántaros,
a mares, un diluvio
universal que anegue
los campos y ciudades
hasta que el agua alcance
a ocultar de la vista
la torre sevillana
que ideó César Pelli.
¡Rogad, rogad, beatos,
agnósticos y ateos!
¡Da igual la religión,
pero rogad que llueva
sin que haya en toda España
un arca salvadora!
No bajará la luz, con tanta mafia
político-energética,
eso es seguro. Pero,
con un poco de suerte,
puede que el agua arrastre
a alguno de esos zafios
zahorís de pacotilla
a tomar por el culo
hasta la más profunda
sima del mar océano.

(North)american UEy off life


Ni son todos lo que es Trump, ni es Trump todo lo que son.

Cuentos de la Calle Castilla (21): La procesión de las jóvenes volviendo del Instituto (Carlos Parejo)


A las tres de la tarde retornan a sus hogares tres jovencitas desde el Instituto: Jessica, Luna y Triana.

Vienen encorvadas como escorpiones por el peso que soportan sus espaldas. Cargan con mochilas bailongas que atizan una y otra vez sus vértebras lumbares, en lugar de llevarlas apretadas y bien sujetas a la espalda. ¡Esclavitudes de la moda¡

Parecen murciélagos, pues ellas sólo se guían - para evitar a los transeúntes que vienen de frente- por sus radares humanos. Y es que su vista se fija hipnóticamente en sus teléfonos inteligentes, de los que han permanecido separadas toda la mañana: ¡Qué extrañas adicciones, las del progreso tecnológico¡

Sus pantalones vaqueros compiten en agujeros, rotos y desflecaduras; mientras más tengan, más éxito recaban entre sus compañeros.

Las sudaderas, chándales y camisetas son cómodos y vulgares, comprados a pares en las rebajas y saldos del hipermercado.

Eso sí, lucen brillantes y coloristas zapatillas deportivas que les han costado un riñón. Los jugadores de baloncesto yanquis las han exportado al resto del mundo como producto de lujo “juvenil”.

A mitad de la calle se han encontrado con Jesús Antonio de Padua, el hijo del joyero.

Sale del autobús escolar que lo trae del Colegio Internacional Premium del Aljarafe. Viene uniformado con un traje de chaqueta de lana fría, una camisa blanca cerrada por una pajarita de cuadros escoceses, y unos relucientes zapatos negros de charol.

Al verlo exclaman a coro: ¡Qué antigualla¡ ¡Vaya carroza¡ ¡La profe de Arte lo pondría en una vitrina del Museo de Bellas Artes, junto a los Murillos y Velázquez¡ Y, acto seguido, se han reído a carcajadas de sus propias ocurrencias.

(¢) Carlos Parejo Delgado

domingo, 29 de enero de 2017

Tal vez la más grande y nauseabunda de las falacias


Cuando repiten hasta la saciedad a todo un pueblo que ha estado viviendo por encima de sus posibilidades, es probable que lo hagan a modo de cortina de humo para ocultarte que está malviviendo por debajo de sus necesidades.

Cosas que uno escucha (2)


Cosas que uno, no sin estar a punto de mearse en los pantalones de la risa, alcanza a escuchar tomando una cerveza en alguno de esos bares del demonio

(Sevilla. Bar Tendido 11, en la calle Don Fadrique, 26 de enero de 2017, aproximadamente a las 14:00)

—Cusha, pisha, te lo digo de buen rollito, pero resultas casi, casi tan patético como un nacionalista centrípeto de la más radical ultraderecha patria, vitoreando con estusiasmo la elegancia con la que marca el paso la cabra de la legión española.

La búsqueda


(Bodrio-poema antipoético)

Tanto cainismo y tanto
trile en los mentideros
poéticos me empujan
a buscar territorios
más genuinos y amables
donde honrar a las musas.
Regiones marginales
a la par que recónditas,
proscritas en el tiempo
presente de los mapas
literarios. Lugares
llenos de encanto, al fondo
a la izquierda de tascas
de arrabal con el piso
de terrazo y cubierto
de serrín y alianzas
francas y sin dobleces.
Parajes susceptibles
de amparar, con el alma
de fénix, en su seno
todavía unas cenizas
puras de antipoesía.

sábado, 28 de enero de 2017

Caballas


(o dos cobayas, veinte duros)

Las últimas filtraciones de documentación top secret obrante en poder del Pentágono, no dejan lugar a duda alguna: Esperpentaña da mucho juego. Así, durante los últimos tiempos, ha sido utilizada como laboratorio clandestino por la CIA para la realización de uno de los más crueles y aberrantes experimentos sociales conocidos hasta la fecha: nos colocaron a Rajoy rajao, y, tras unos años de prueba y horror, concluyeron que también el pato Trump podía ser presidente. Y ahí los tienen, si no fuese porque el gringo es un más que hortera rubio de bote, parecerían gemelos.

(la caca del Gran Hermano)

Cosas que uno escucha (1)


Cosas que uno, no sin algo de perplejidad, alcanza a escuchar de madrugada por esas calles del diablo

(Sevilla. Calle Torneo a la altura de su confluencia con la calle Baños, 25 de enero de 2017, aproximadamente a las 7:10 a.m.)

—Quillo, y a nivel de comunicación, qué. ¿Cómo te va con la ucraniana? (*)

—Bueno, ya sabes, ¿qué hay hoy para comer?; estupendo, qué rico, y poco más. Nada que ver con el parloteo de las españolas. Una maravilla. —Te envidio, quillo; yo, en ese aspecto, tropecé en su día, y ya no hay quien lo enderece.

(Hasta ahí pude escuchar)

(*) La nacionalidad de la buena señora es inventada, no me quedé con la copla al respecto. El resto ha sido transcrito casi al pie de la letra.

Para muestra un botón


(Bodrio-poema con avaricia)

Pareciera que en estos
tiempos alguna fuerza
oscura se obcecase
en desmentir a Bécquer:
con cada nuevo día
miriadas de poetas
brotando como setas,
pero apenas poesía.
Espero andar herrado
-detesto ser profeta-
como un tierno borrico
tan peludo y suave
que... bueno, ya lo saben,
pero cualquier día de estos
no regresa una sola
oscura golondrina.
(Y no lo olvides, Luke
Skywalker, los reyes
son los padres, y yo,
Dark Vader, soy tu padre.)

                (la Estrella -divina- de la Muerte)

viernes, 27 de enero de 2017

Spam-ka molto vivace


Caen cuatro gotas.
Nadie ya nos meará,
según Rajoy.
Pero qué hedor a ofertas
de don Vito Corleone.

Tuittrump


Donald Trump ha dado a luz un nuevo modelo de comunicación en las relaciones internacionales entre EE.UU. y otros estados soberanos from The White House: el tuit, el retuit y el requetetuit. No estoy seguro de que, en comparación con otros de su misma ralea, sea un sujeto tan sumamente peligroso como se afirma, pero de lo que no me cabe duda es de que pueril y patético lo es con la más desmedida de las avaricias. God Bless America. Pobre mundo.

(Tiriti tuit tuit tuit Trump...

Trump puso un tuit a Mexico
respecto al muro,
tontobaba es si piensa
que va a ve' un duro...)

Si no es mucho pedir


No pido tanto. "Pido
la paz y la palabra."
O bien, si es que pudiera
parecer demasiado,
que no haya guerra alguna
si no es con la palabra.

            (Y ahora, si os apetece,
                    llamadme radical.)

jueves, 26 de enero de 2017

Bodrio-hip-hop de Rajoy, con remate por rumba catalana

Que llueva ya, que llueva,
la Virgen de la Cueva,
y bajen las eléctricas
el precio de la luz
y evite un patatús
mucho apañó, ¡Jesús,
Lavín!, y no se joda
la prometida gloria
de puertas giratorias
que tengo tan a güevo,
"lo fasi cae ligero"
y yo os lo clavo entero
con saña por el ano
que pa' eso soy Mariano
y fan del Vaticano,
la Virgen de la Cueva,
que llueva y llueva y llueva
desde Girona a Güerva,
de Murcia a Pontevedra,
lavín, que llueva y llueva,
la Virgen de la Cueva...
Bendito sea er tío Calambres
chupa que chupa toita la sangre
ar pueblo humirde pa' mi sa sa,
bendito sea er tío Calambres...

                                  ('Cago en Sumatra...)

La ley del eufemismo


Al de pernada, habría que comenzar a llamarlo abuso en lugar de derecho. Para ir poniendo algunas cosas en su sitio.

Bodrio-poema deseperanzado


Y seguirá esperando,
hediendo a fe podrida,
a que, diablo o deidad,
doctor Jekyll o Hyde,
se muestre entre las llamas
de una zarza y le ordene
"¡Ya, levántate, Lázaro!,
sólo para que intuya
que, a causa de tan larga
espera, la esperanza
se atrofió de tal modo
que no podrá haber nunca
milagro, hechizo o grúa
que, insuflándole aliento,
la ice y restaure el vuelo.

miércoles, 25 de enero de 2017

La estrategia


Así, sólo para tratar de entendernos, digamos que en Estados Unidos toca ahora el turno al que juega el papel de poli malo. Pero, como es por todos sabido y, mis muy estimados inquisidores patrios, continuando con la metáfora, "All Cats Are Beautiful."

Bodrio-poema contumaz


Con más desesperanza
que nunca y con la fe
sin sentido de siempre.

(proyecto de dedicatoria)

martes, 24 de enero de 2017

Patata caliente


(Bodrio-poema apocalíptico)

"Pobre mundo"

Idea Vilariño

Seguirán construyéndose,
porque el mercado tiene
la sartén por el mango
y las grandes empresas
constructoras requieren
mamar de la res publica,
autopistas sin freno
—¡ojo, que vienen curvas!— ,
para llevar patatas
a lugares situados
en la quinta puñeta
y con miles y miles
de hectáreas dedicadas
a cultivar patatas.
Y nos dirán que es bueno
para que el PIB repunte
y para generar
polos de desarrollo
que nos traerán trabajo
de calidad y a un tiempo
riqueza a manos llenas.
Y, tras tantas promesas
de avezados trileros,
seguiremos cayendo
como chinches metidos
en ataúdes de chapa
o llenos los pulmones
con las emanaciones
de tan magno progreso.
Y no habrá desarrollo.
Y el empleo prometido
no será más que flor
de un día y la supuesta
riqueza será menos
e irá a llenar las sucias
manos de los de siempre.
Y el día en que no quede
apenas ya petróleo
para mover camiones
cargados de patatas,
y tantas carreteras
y autopistas no tengan
utilidad alguna,
dará igual: la patata
caliente —"pobre mundo"—
ya no será capaz,
legado sin futuro,
de albergar en su seno
por mucho más la vida,
y acabará sus días
vagando achicharrada,
estéril, sin destino,
por un espacio-tiempo
sin tiempo ni memoria.

De lo invisible


Yemen también existe ―de momento. Pero es casi seguro que nunca lo sabremos. Porque no parece posible que, algún día, los yemeníes, los agredidos, los masacrados, pudiesen comenzar a ganar la guerra que los desangra, los desaparece. Pero si sucediese, que no sucederá, es seguro que, impulsados por no se sabe bien qué cosas, saldríamos a las calles a pedir la paz con vehemencia. Entretanto Yemen no existe y va camino de su desaparición.

Bodrio-poema aritmético


Nostalgia, esa adición
de recuerdos y ausencia
que nos merma y desvive.

lunes, 23 de enero de 2017

Twister


(Bodrio-epigrama)

La puerta giratoria que conecta
cochiquera política y pocilga
de la mafia energética,
funciona utilizando
―sangre, sudor y lágrimas―
energía animal.

(Los cerdos imprudentes e inicuos de Epicuro)

Panacea


Para honrar a los sueños, entre ciencia y alquimia, habremos de abogar por la segunda.

Cuentos de la Calle Castilla (20). Años 60 (2)


Señorita Leonor, desde que tantas familias poseen medios de locomoción, la calle Castilla huele siempre a humos de gasolina, asfalto y llantas quemadas, pues no paran de pasar vehículos de cuatro ruedas en todo el día. Los que más me asustan son los autobuses de línea que vienen de los pueblos por sus bocinazos. Y, también, porque arrojan unos humos densos y pestilentes que me marean. Mi madre tiene que ponerme un pañuelo rociado en colonia para que no me desmaye, mientras hacemos la cola en la puerta de alguna tienda. La gente de los pueblos se baja a mogollones en las dos paradas que hay en la calle. La mayoría para comprar ropa o comestibles, pues me han dicho que nuestros comercios son más baratos que los del centro, y aquí hacen un apaño.

A lo largo de ambos lados de las aceras se encuentran estacionados automóviles numerados según lo pequeñitos o grandes que sean. Que yo recuerde están los SEAT (127, 600, 850 y 1500), los Citroen (2 caballos, Diane 6 y tiburón) y los Renault (4,8, super8 y 12), que los fabrican respectivamente en Mataró (Barcelona), Vigo (Pontevedra) y Valladolid. Todos nuestros papás han aprendido a conducirlos en alguna de las dos autoescuelas abiertas por aquí. Unos nos montamos en ellos cada domingo para ir al “campo” o al “Fútbol”; otros se desplazan así rápidamente a los nuevos grandes almacenes del centro como El Corte Inglés y Galerías Preciados.

Entre los conductores hay muchas peleas por adueñarse de los escasos aparcamientos libres, aunque en sus discusiones interviene pacíficamente un guardacoches uniformado de azul y que es inválido de la “Guerra”, recibiendo a cambio una propina. También están los que aparcan en cualquier lado, es lo que mi mamá llama la “plaga de la doble fila”. ¡Es sólo un momentito, el tiempo de….¡. Y vaya atasco que se forma. Aunque a decirle la verdad, yo no he encontrado esta plaga en la Biblia, entre las que el Dios de Moisés lanzó contra el pueblo egipcio para que los dejaran marchar a la “Tierra Prometida”.

Después están, para los jóvenes, las muchachas y los adultos pobretones, las motocicletas aladas que emulan en su incómodo picardeo a insectos como los mosquitos y las avispas. Casi todos han adquirido una motocicleta “vespa” o su versión minúscula, el “vespino”. Me resultan muy latosas, pues su ruido infernal me interrumpe el sueño muchas madrugadas. Esas motos son de muy fácil manejo, pero tienen un enemigo común, el “chorizo” de turno, ese que las roba por doquier. Así que el vecino que puede les pone unos candados de aúpa o las mete en el garaje improvisado del zaguán de su casa, para evitar luego jeremiacas lamentaciones.

(¢) Carlos Parejo Delgado

domingo, 22 de enero de 2017

Bodrio-poema hemorroidal

Propongo, como asunto
de interés nacional,
hacer comparecer
—que, por lo que ha debido
soportar en silencio,
esta sí que es emérita—
a Sofía Margarita
Victoria Federica
de Grecia —vaya nombre
más largo— en un programa
cualquiera amarillista
de la televisiones
fast food de Esperpentaña,
para poder gozar
viendo como se meten
el rabo entre las piernas
y la lengua en el culo
las hienas tertulianas.
(Y, el Bribón descartado,
votar por sólo un euro
y pico el SMS,
entre la Rey y la reina
emérita Sofía
Margarita y etcétera,
cuál creemos más bárbara.)

A vueltas con lo que es y no es

Pa' Poe-sía, The Raven.

Crónicas del Régimen (29)


Mass mierda, clasismo y patriarcado

Andan nuestros manipuladores de opinión patrios empeñados en configurar en el imaginario colectivo la idea de que Bárbara Rey era un pedazo de putón verbenero, y el emérito todo un caballero, víctima de algún bebedizo elaborado con nocturnidad y alevosía por la tan seductora como perniciosa arpía. Come on everybody! Clap your hands! All you looking good! Yeaaaah, let's tuits again...

(Do ut des)

BONUS TRACKS

Ideologías en ciernes (o que nunca dejaron de estar del todo)

“El Movimiento se demuestra dando.”

. . . . . . . . . . . . . . . . .

Qué cojones estarán tramando pa' habernos puesto ahora con tanto lujo de detalles por delante la zanahoria de los, por otra parte hace tanto archiconocidos, polvos extramatrimoniales del emérito.

(cortina de humo)

. . . . . . . . . . . . . . . . .

Oligoexpolio eléctrico.

. . . . . . . . . . . . . . . . .

Pa' cuándo en las redes sociales el emoticoño de la Bernarda. Quedaría divino de la muerte pa', según el lenguaje ferburiano, "reaccionar" ante noticias relativas a los astronómicos precios de la luz, escándalos borbónicos varios y sentencias de nuestros altos tribunales esperpenpatrios, entre otras.

(rediles sociales)

. . . . . . . . . . . . . . . . .

Bar Vara Rey. Copas muy caras para los bribones más desvergonzados y calientes. Ambiente de lo más selecto a la par que campechano. Avenida de la Prostitución, s/n. Con la garantía del CNI (CNI - Las Vergas, of course)

(Orgullo y satisfacción)

. . . . . . . . . . . . . . . . .

Esperpentaña debe ser un país escandalosamente mutagénico. Qué otra explicación podría tener si no que una de las más voraces especies de nuestros vampiros patrios haya dejado de salir con la noche para pasar a hacerlo con el frío.

sábado, 21 de enero de 2017

Bodrio-poema de amargura


Y vendrán a decirnos,
no ha de tardar ya mucho,
desde su fe impostada los chamanes de siempre,
que este planeta azul, esta minúscula
gota de aguas salobres y arrabal
viajando a la deriva en el vacío,
es tierra plana y centro
de todo y sed y páramo de lágrimas,
preámbulo gris e insípido
del más allá, el paraíso, la tierra prometida.
Y nos lo tragaremos, que no es bueno
discrepar, como rueda
de molino o aceite de ricino,
sonrientes y sin queja
y sin tener arrestos,
como no tuvo aquel
por más que la leyenda,
de entre dientes decir "eppur si muove".

Bajos fondos


El amor es un producto escaso que sólo es posible encontrar en el mercado negro. Por eso viene sin garantía ni número de serie, son raras las ocasiones en las que no se nos presenta cortado, y es fácil que nos den gato por liebre.

viernes, 20 de enero de 2017

Crónicas del Régimen (28)


En tanto el precio de la luz se disparata y arrecia el frío, los servicios de mantenimiento de las puertas giratorias se afanan en conservarlas bien engrasadas.

BONUS TRACK

En invierno hace frío, y los reyes, desde siempre, se han permitido toda suerte de desenfrenos y vicios sexuales y de un sinfín de otros tenores a costa del populacho. No sé a qué tanto asombro. Estas cosas vienen de serie, unas con el invierno y otras con la monarquía.

Clic

Te dicen, te aconsejan,
con unas más que buenas intenciones,
que no te quedes quieto, que camines;
porque hay que hacer camino:
es lo que da sentido
a la vida del hombre,
ese ser diminuto
sin meta ni laureles
compensando su esfuerzo en lo más alto
del podio tras el fin de la carrera.
Miras al frente, dudas, tienes miedo:
hace frío, está oscuro;
pero le echas agallas
y das el primer paso,
y otro y otro y, al poco,
corres como un chiquillo, casi vuelas,
y ríes, brincas y, de súbito,
percibes a tus pies
un sonido metálico, un chasquido
sordo y desconocido, un clic:
has pisado una mina
y a tomar por el culo.

jueves, 19 de enero de 2017

Falaciocracia

Juegan al trile. Lo hacen
con usted que se sueña
ciudadano de pleno
derecho, ciudadano
de un país democrático,
y es menos que un vasallo.
¿Dónde está la bolita?
¿En el centro? ¿A la izquierda?
¿Tal vez en la derecha?
Elija lo que elija
nunca dará en el blanco;
la bola está en su culo
desde el primer momento
y se encuentra dispuesta
para hacer explosión
cuando más interese
al capo que, emboscado
en las sombras, dirige
las manos del trilero.

Trumpolín (NDJR)


trumpolín

m. fig. Tabla elástica colocada sobre una plataforma desde la que un sujeto, sin duda alguna temerario, se lanza a una piscina sin agua.

Spam-ku (LXXX)


Partido Bipolar:
Donde, ángel, dije digo,
ogro, hago Diego.

miércoles, 18 de enero de 2017

Calderón pluriempleado

(Taxi driver)

No vengas con que hoy a ti
un taxista te ha otorgado
paso franco y consumado
lo ha con gesto baladí.
¿Un taxista? ¡Tararí!
¿Cedió el paso? ¡Y un mojón,
un delirio, una visión!;
no le pongas más empeño
que no ha sido más que un sueño,
y los sueños, sueños son.

Vásculo / váscula (NDJR)


vásculo

m. Señor, natural de Donostia, que, por causa de achaques varios, se ve obligado a usar bastón.

váscula

f. Señora, natural de Donostia, muy preocupada con su dieta.

Spam-ku (LXXIX)


alta política
meter la pata y que otros
paguen el pato

martes, 17 de enero de 2017

¿Y tú te lo preguntas?


¿Qué es poesía? Una buena pregunta con infinitas respuestas y a la par quizás ninguna que pudiera ser considerada incuestionable y definitiva. Pregunta que, desde que tan hermosa y enigmática criatura naciera, como dijera León Felipe, con el primer “ay” del hombre, no han dejado nunca de formularse los poetas.

Me refiero con esto a los poetas de verdad, no a aquellos otros que, pensándose tocados en exclusividad por la mano de Euterpe, no se preguntan nada porque nada buscan, convencidos de que la única poesía, de que la única verdad, es la de sus versos. Porque estos, por excepcionales que puedan llegar a ser sus textos, no son poetas.

El poeta, el poeta de verdad, duda del mundo y de sí mismo y, a partir de esas dudas razonables e irresolubles, acomete la tarea de buscar la verdad de la poesía para, con ella como instrumento, tratar de hallar y de expresar una verdad propia, que aun siendo siempre relativa e incompleta, se sitúe lo más cerca posible de la verdad absoluta. El poeta de verdad, por pobres que puedan resultar los más afortunados de sus versos, es el que, junto a esa verdad propia siempre buscada y nunca hallada del todo, tiene siempre presente que existen otras verdades tanto o más válidas que la suya. “¿Tú verdad? no, la verdad; y ven conmigo a buscarla. La tuya guárdatela”. Es el que admite que lo importante no son los poetas sino la poesía y, por eso, como Gil de Biedma, termina por comprender que, pese a haber estado más o menos tiempo en el error de haber creído querer ser poeta, en el fondo lo que ha querido siempre ha sido ser poema. “Podrá no haber poetas; pero siempre habrá poesía.” ¿Qué es poesía? ¿Y tú te lo preguntas? Poesía eres tú.

Crónicas del Régimen (27)


Saben aquel que diu que Carrero Blanco presidió el Gobierno de un régimen totalitario y genocida, cuyos asesinos, pertenecientes a una nauseabunda casta de fanáticos fascistas, se terminaron yendo de rositas tras la llegada de "nuestra" tan cacareada como falsa democracia. Pues esto no es ningún chiste. Así que a ver si nuestros altos magistrados patrios se dejan ya de una jodida vez de tomárselo a broma.

BONUS TRACK

El PP debería disolverse como partido político y constituirse en club de fútbol. Daría muchas alegrías a su afición. Porque, con tan amplio banquillo...

. . . . . . . . . . . . . . . . .

Andalucía en pie de guerra porque Susanidad es cada día más mala.

. . . . . . . . . . . . . . . . .


Menos pedir perdón y más justicia

Escucho en la SER que en la España de estos días, tan negros que parecen noches, se están dando acontecimientos hasta hace no mucho impensables. Por ejemplo, la ministra de Defensa pidiendo perdón a los familiares de las víctimas del accidente del Yak-42 en nombre de su camarada Trillo. ¿Impensable? No tanto; hace ya tiempo que el ciudadano que, por mor de un rancio decimonónico derecho de sangre ya sin sentido ni justificación posible en pleno siglo XXI, ostentaba por aquel entonces la jefatura del Estado, abrió la veda del “lo siento mucho, me he equivocado, no volverá a ocurrir”. Lo que sí es nuevo es que las disculpas se pidan en forma de simulación y en diferido; mediante intermediarios. Y, claro, transmitidas de este modo, uno tiene sus dudas acerca de la sinceridad de las mismas. ¿Realmente este señor tan católico del Opus Dei ha hecho examen de conciencia y, amén de reconocerlo, ha experimentado un sincero dolor por su pecado? ¿Albergará su corazón al menos un pequeñito, como grano de arroz, propósito de enmienda? De lo que no hay duda es de que Trillo no ha cumplido ni, al parecer, cumplirá jamás penitencia alguna acorde con su execrable falta. ¿Perdón? De nada vale pedir perdón cuando no se mueve un solo dedo para que se haga justicia. Cosas de católicos de familias bien, supongo. O de nacionalcatolicistas.

Bodrio-poema en ruinas

Esto que ves en mí sólo es fachada.
Es lo que traen los nuevos tiempos:
la gentrificación del alma.
Echarlo todo abajo
dejando en pie no más que la apariencia,
la sonrisa forzada maquillando
el vacío interior en tanto pugnas
por ir reconstruyendo desde cero
tanta ruina: la pérdida.
Y, al cabo, ¿para qué? ¿Para ser otro
y que no te conozca ni la madre
que te parió?
                         Esto que ves en mí
es tan sólo fachada:
cualquier día de estos caigo
de bruces a la calle
y hay que cortar el tráfico.

lunes, 16 de enero de 2017

Bodrio-poema interpelante

Si escribo "caca, culo, pedo, pis"... ¿es poesía?
O si escribo "tu culo me seduce
más que la luna llena
a un licántropo ansioso por follarse a su loba",
es comparable a aquello
de "¿Y tú me lo preguntas?"
O, peor aún, si escribo
idénticos dislates,
pero sin aplicar
un mínimo de ritmo
musical a lo escrito,
¿soy un monstruo poético,
amén de un adalid
de una expresión más libre
y rebelde, retando
a pecho descubierto
a estos tiempos de jaulas
y cadenas que corren
para atrás como errónea-
mente nos aseguran
que suele huir el cangrejo?
Si escribo de este modo
y mis textos se venden
como churros, ¿podría
asegurar, rotundo,
que es poesía o, al menos,
una manera nueva
de hacer literatura
más accesible a todos?
¿Que aporto nuevas armas,
nuevos lemas capaces
de sumar su granito
de arena a la tarea
de concienciar al pueblo
de que echándole huevos
otro mundo es posible?
¿No son más libres décimas,
sonetos y aleluyas
por viajar siempre a lomos
de una firme cadencia
en lugar de arrastrados
por los suelos a cola
de un jaco desbocado?
¿No aporta más el verbo
en cuerpo y alma y mente
que el vocablo, a pesar
de inmaduro, podrido,
cuyo mayor propósito
es servir de carnaza?
¿No sería mejor
no faltar al respeto
a la rima de Bécquer,
para evitar que de ella
como la mala hierba
brote y llegué a extenderse
por doquier esta irónica
y certera versión?: ¿“Qué es poesía?
¿Y tú me lo preguntas? Porquería…
eres tú.”


Ilustración; Émile Bayard 

Spam-ku (LXXIII)


ah los pragmáticos
esa plaga insaciable
tan poco práctica

Cuentos de la Calle Castilla (19). Años sesenta (1): El nacimiento del rock andaluz.


De niños nos educamos musicalmente en las juergas flamencas de los corrales de vecinos de las calles Castilla, Alfarería y Pagés del Corro. Observábamos a cada aficionado mayor, repitiendo machaconamente, una y otra vez, su tanguillo, soléa o bulería predilecta, hasta que le salía a su gusto, y así se pasaban hasta la madrugada.

Ya jóvenes, nos hemos echado unas novias que son hijas de militares de la Base americana de Morón. Nos traen las últimas novedades del rock de por allí, que pinchamos en sus tocadiscos. Luego cogemos nuestros temas preferidos y los alargamos hasta el infinito, haciendo improvisados solos de guitarra, flauta, trompa y batería, añadiéndole acordes y matices flamencos: aflamencándolos. Mis padres no me entienden nada de lo que hago y converso con otros músicos: «tío», «esto es monstruoso», vaya «rollo». ¿Que significan esas palabrotas, hijo? Pienso que están asistiendo al nacimiento de algo nuevo: el rock andaluz. Cuando actuamos lanzamos gritos y damos piruetas y saltos, como hemos visto hacer a nuestros ídolos. También llevamos pelos tan largos y vestimentas tan estrafalarias o hippies como los Beatles, Cream, Grateful Dead o Jimy Hendrix.

Un manager, que tiene una discoteca con su nombre por aquí cerca, nos ha lanzado a la fama grabándonos un disco. No en vano, nos hemos re-educado en su local, escuchando quinientas veces cualquier disco pop que nos interesara, aunque tuviéramos que pasar allí las noches enteras, cuando ya se había ido la gente. Nos han invitado a entrevistas de los numerosos programas de música pop que proliferan de las radios sevillanas, pero se han asustado y no hemos vuelto, ya que despotricamos de los grupos comerciales de moda con cuya publicidad se financian. Y es que lo nuestro sigue siendo lo íntimo y jondo. Ahora en la vejez, después de tantas penalidades por las que pasamos esos años, me causa infinito asombro que nos hayan convertido en grupos “de culto”, “clásicos” del pop español: Gong, Imán, Smash, Triana, etc.

(¢) Carlos Parejo Delgado

domingo, 15 de enero de 2017

Licáintropo (NDJR)


licáintropo

m. Hombre-lobo, natural del Barrio de la Viña (La Habana es Cai con más negritos, Cai es La Habana con más licáintropos).