miércoles, 17 de diciembre de 2014

Qué

Y ahora que no te pido
ya nada di qué harás
con tu pobre limosna.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

dejara de ser limosna y se hara calderilla