domingo, 29 de junio de 2014

Dejo el agua correr...

dejo el agua correr mientras mi boca
se va soldando al manto
de polvo metamórfico
que amortaja el latido del corazón del páramo

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Ante un bosque añoró su desierto sediento habitual el poeta del desengaño y el desamor