jueves, 17 de diciembre de 2015

Por el amor de Dios

Dicen "por el amor de Dios" y siento
que se me llevan todos los demonios.
Por el amor de Dios
roban, torturan, matan,
oprimen a los pueblos
del mundo, hacen la guerra,
y, todos los domingos
y fiestas de guardar, a la salida
de la iglesia, piadosos,
dan un par de monedas
a un pordiosero al cual,
por el amor de Dios,
su verdadero y único
Dios —la o(h!)diosa codicia—,
sumieron de por vida en la miseria.
¡Por el amor de dios —me digo—,
ojalá fueran ciertos
dios y el Armagedón!

1 comentario:

carlos parejo dijo...

El capitalismo financiero y sus seguidores son invento humano y más ateo que los zombies