viernes, 16 de octubre de 2015

La otra alegoría-España

Una mujer humilde vuelve a casa tras una jornada agotadora de trabajo. Trabaja de lunes a domingo, doce horas por día, y el mísero salario que percibe, le alcanza apenas para llegar a fin de mes sólo atendiendo a lo más básico. Acaba de cobrar. En "negro". Es invierno. Hace siglos que cayó la noche. Ya nadie espera un nuevo amanecer en los suburbios. A la vuelta de una esquina, varios sujetos, de traje y corbata, la asaltan. Premeditación, nocturnidad y alevosía. Y ensañamiento. Le dan una brutal paliza. La violan varias veces, analmente, y la desvalijan. Diez meses de hospital. Ha perdido trabajo y casa. Y la última brizna marchita de esperanza. No hay rehabilitación posible.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Relato desesperanzador del hombre es un lobo para el hombre