miércoles, 13 de abril de 2016

Jodiendo el refranero (el buen árbol y su sombra)


Quien a buen árbol se arrima
con la tormenta bramando
—y lo tendrá, por estúpido
e imprudente, bien ganado,
que a quién leches se le ocurre
ir con el tiempo así al campo―,
más que cobijarlo buena
sombra, ¡qué lo parta un rayo!

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Romance del campesino que temía los árboles por culpa de los rayos