domingo, 2 de febrero de 2014

Nocturno


en la noche ilumina
un enjambre arco iris
de monarcas los sueños
luctuosos del que al alba
despierta cada día a la tristeza

1 comentario:

Carlos Galeon dijo...

¡Que nunca nos falten los sueños!
Saludos y un abrazo.