sábado, 11 de enero de 2014

Liturgia


Todas las noches antes
de ir a dormir suplico
devoto a la fortuna
que tenga a bien librarme
de aquellos que se jactan
de ser puros de espíritu
y de su nauseabundo
y estéril credo. Amén.

2 comentarios:

Carlos Galeon dijo...

Que la diosa Fortuna te libre siempre de esos hipócritas.
Salud y un abrazo.

Vivian dijo...

La esperanza es lo último que se pierde! ;)
Besos Rafa