miércoles, 15 de enero de 2014

Asonancia


cuando caigan las últimas
atalayas y cesen
de chirriar al unísono
el silencio y el verbo
entonces sólo entonces
lo perpetuo el poema

Ilustración: Cornelisz Anthonisz

2 comentarios:

Erato dijo...

Me encanta.¿Podrán dejar de chirriar al unísono el silencio y el verbo?Un beso

Vivian dijo...

Qué bonitos los dos últimos versos.
(Todo, pero el final me encanta)

Besos