viernes, 31 de marzo de 2017

Ye zui ozí Cazzandra


(Epigrama muy mucho espaguiñol con cita, inciso e inquietante moraleja)

“Als die Nazis die Kommunisten holten,
habe ich geschwiegen;
ich war ja kein Kommunist.”
Martin Niemöller

Menudo disparate
otorgar, con un par
de togas y un birrete,
la condición de víctima
del terrorismo a un tipo
como Carrero Blanco,
que, sin lugar a dudas,
fue más que un prominente
terrorista de Estado.

     INCISO

     (Martin Niemöller fue
     un pastor luterano
     que se enfrentó a los nazis
     firme, pero educado.
     En cambio, el que suscribe,
     ateo, republicano,
     no es más, aunque a conciencia,
     que un poetastro marrano.)

     MORALEJA (Oráculo)

     Todos somos Cassandra
     y si no espabilamos
     va a darnos el fascismo
     a todos por el ano.

(POST SCRIPTUM

Ya, yo tampoco sé qué cojones quiere decir la cita. Algo de nazis angelicales y demoníacos comunistas. Creo. )

Consejo para raperos, tuiteros, titiriteros y otros navegantes a contrarégimen


Dejaos de chistecitos
sobre Carrero Blanco,
el genocida Franco,
Jesucristo, la Virgen
María, el Papa y todos
Los Santos de Maimona.
Y, aunque también, no sólo
lo digo porque os puedan
introducir por ello
el Código Penal por el ojete.
Lo digo sobre todo porque están
hoy día estos asuntos tan trillados
que apenas tienen gracia.
Si queréis un buen chiste,
construidlo sobre temas
estúpidos, de risa, ridículos, patéticos que sean
a un tiempo de rabiosa actualidad.
Por poner un ejemplo:
la Audiencia Nacional.

jueves, 30 de marzo de 2017

Del sinsentido


"¿No piensas —preguntó,
contrariado y, sin duda,
de manera retórica—
que hay asuntos, como este,
de sentido común?"

Tras haberme sacado
su prepotente dedo
del ojo, respondí:

"El sentido común es un concepto
que puede compararse con los anos:
cada cual tiene el suyo
y piensa que no hay otro, al defecar,
que lo iguale en prestancia."

No le gustó una mierda
mi respuesta; era un tipo
con unas más que grandes proporciones
de sentido común.

De otros enaltecimientos


Habría que condenar a un destierro, al menos metafórico, y a inhabilitación de por vida a los inquisidores de la Audiencia Nacional por enaltecimiento del torrentismo (*)

(*) Torrentismo: Dícese de la patología mental que sufren aquellos que se sienten identificados con Torrente, ese personaje de ficción descerebrado y fascista hasta las heces.

La Audiencia Nacional escupe en la boca de Cassandra


El terrorismo de Estado, según Wikipedia, "consiste en la utilización de métodos ilegítimos por parte de un gobierno orientados a inducir miedo o terror en la población civil para alcanzar sus objetivos o fomentar comportamientos que no se producirían por sí mismos."

Por su parte, la enciclopedia Encarta define Terrorismo de Estado como el ”uso sistemático, por parte del gobierno de un Estado, de amenazas y represalias, considerado a menudo ilegal dentro incluso de su propia legislación, con el fin de imponer obediencia y una colaboración activa a la población."

Atendiendo a estas definiciones, ¿sería descabellado calificar de terrorismo de Estado ciertas sentencias, Ley Mordaza mediante, dictadas por los altos tribunales de este "nuestro" Estado donde la separación de poderes hace tiempo no es más que papel mojado?

De lo que no cabe duda es de que tenemos metido en el corral el Caballo de Troya y no terminamos de creérnoslo.

Como tampoco cabe duda de que a Cassandra Vera le han jodido la vida por una mierda de chistes. Una desproporcionada y aterradora represalia para tan poca cosa. Aviso para navegantes.

miércoles, 29 de marzo de 2017

HacernosloMirar


Aunque reconozco que tengo mis dudas al respecto, no puedo dejar de pensar que tal vez deberíamos —y digo deberíamos porque me siento uno más de entre aquellos que rechazan sus tan estúpidos como repugnantes mensajes— hacernos mirar nuestras poco meditadas reacciones frente a las provocaciones de HazteOir y su rancio e intolerante bus de las fobias. ¿Manifestaciones de odio frente a sus mensajes odiosos? ¿No hubiese sido más adecuado en este caso hacer uso del refranero adscribiéndonos a aquello de "a palabras necias, oídos sordos"? En ocasiones, y esta podría ser una de ellas, no es fácil hallar un arma tan poderosa y eficaz como la indiferencia. Sospecho que los dirigentes de HazteOir se marcharán de Sevilla convencidos de que sus objetivos se han visto cumplidos de manera cuando menos suficiente. Y puede que haya sido así, que nuestro haya sido el ruido y para ellos las nueces.

Spam-ku (LXXXIV)


vientos insomnes
en las alas de un pájaro
se ahogan los cánticos

martes, 28 de marzo de 2017

La sospecha


Se sospecha hace tiempo
que el Imperio financia
y surte de armamento
de forma subrepticia
a grupos terroristas
radicados allende
los muros sacrosantos
de Occidente. ¿Cuál puede
ser el fin —si es que es cierto—
de tamaño dislate?
¿No será sólo un bulo
urdido con muy mala
baba por radicales
antisistema ansiosos
por reducir a polvo
la sociedad y el modo
de vida que acontece
en "nuestro" inmejorable
mundo civilizado?
Ante tales cuestiones
podrá haber opiniones
para todos los gustos.
Lo que es incuestionable
es que el miedo que infunde
esta horda de asesinos,
aporta una, aunque espuria,
elástica coartada
para que los gobiernos
llamados democráticos
aumenten la opresión
y el control desmedidos
y asfixiantes que ejercen
sobre sus ciudadanos.
Coartada que, asimismo,
se utiliza a menudo
para justificar
notables incrementos
del gasto que, eufemística-
mente es denominado
de Defensa. Ese gasto
que propicia invasiones
de estados soberanos
por parte del Imperio
a objeto de esquilmarlos,
así como el aplauso
de las ratas necrófagas
que viven del negocio
de la guerra y la muerte.
Será o no será cierto
que el Imperio financia
a grupos terroristas
para usar el terror
que suscitan a modo
de coartada. Lo cierto,
los financien o no,
es que el terror sembrado
por esos grupos sirve
de excusa a los estados
del mundo occidental
para lo reseñado.
Por tanto, esa sospecha,
tanto como la duda,
resulta razonable.

Reconstruccion

No resulta sencillo hacer las paces
después del cataclismo
que opera un desencuentro.
Como tras una guerra
todo termina en ruinas:
baldíos los sembradíos,
las casas demolidas,
la esperanza sin hálito...
La destrucción es tanta
que la reconstrucción
es lenta y onerosa
y requiere que todos
los que urdieron trincheras
y derruyeron puentes,
se animen a labrar
juntos, codo con codo,
sobre la herida abierta
que quedó tras las razias
de las huestes en liza,
cicatrices dispuestas
a acoger la semilla
de un horizonte nuevo.
No es nada fácil, no,
pero siempre es posible.

lunes, 27 de marzo de 2017

Ojo con el humor


¡Ojo con el humor!
Hay una horda de necios
de esos que se creen pájaros
—lo son: de mal agüero—
situados por encima
del bien y el mal, las nubes
y el lerdo populacho;
de esos que siempre tienen
que decir, por cojones,
la palabra postrera
—de Dios, nuestro Señor—;
de esos que pontifican
con dichos y ademanes
prepotentes y espurios
propios de inquisidores,
para llevarse al huerto
a catetos como ellos
con el cerebro lleno
de mierda, y el estómago
atascado de cólera
contra todos aquellos
que piensan diferente
—quiero decir: que piensan—;
de esos, ya los conocen,
que se proclaman progres
porque lo progre hoy día
consiste en renegar
de toda ideología
y decirse de centro
—un centro un tanto extraño
en términos geométricos:
sin nada a su derecha—;
de esos que ven la mano
de Satanás en toda
opción nacionalista
centrífuga y la mano
de Dios en las que avanzan
cantando cara al sol
marciales y centrípetas
—¡ESPAÑA, ARRIBA ESPAÑA!
¡Ojo con el humor!
Porque esos necios, esos
catetos con estudios
y posición social
y sin humor alguno,
aguardan la ocasión
para tildarlo de odio
y joderte la vida.

Crónicas del Régimen (32): El regreso de las momias


¿Por qué los llaman barones cuando quieren decir capos? ¿O son momias?


BONUS TRACK

Caballo de Troya en Ítaca

Penélope andaluza
que se dice de izquierdas
y desteje y desteje
el legado de Iglesias
Posse en tanto dispone
hacer hundir las naves
de Odiseo y acepta
de buen grado el cortejo
de todo lestrigón
que anide en la derecha.

Hogar, dulce hogar, los paisajes domésticos (5): La Mansión Montecristo (año 1846), cerca de Paris (Carlos Parejo)


El éxito de ventas de mis novelas Los Tres Mosqueteros y el Conde de Montecristo me ha valido para realizar un sueño tan caprichoso como costoso de mantener: ¡Fue bello mientras duró!

Mi nueva mansión se ubicó en los campos que rodean un pueblecito cercano a París. En su arquitectura rindo culto a la literatura, mi profesión y gran vocación en esta vida. Un friso rodea todo el edificio, con cabezas labradas de los grandes genios, desde Homero a Esquilo, de Shakespeare a Goethe, de Byron a Victor Hugo.

También homenajeo a la historia del arte occidental. Las diferentes piezas de la casa combinan sobrias moles románicas, estilizadas fachadas góticas, equilibradas arquitecturas renacentistas, recargados decorados barrocos y el serio estilo neoclásico. Tienen en común sus terminaciones, donde evoco la arquitectura francesa, a las diferentes regiones de mi patria. Todas acaban en mansardas o buhardillas de oscura pizarra, coronadas por veletas de formas diferentes, típicas de la Provenza, el Languedoc...

En el interior de mi palacete hay espacios para la intimidad, propensos a la creación literaria. Busco a las musas en una elegante estancia Luis XIV, toda decorada en blanco y oro; en una habitación árabe, llena de alfombras y almohadones orientales y cuyos techos artesonados se han copiado del palacio granadino de la Alhambra; o –ya en medio del jardín- en un castillete gótico, algo más alto que mi persona, donde he instalado mi gabinete de trabajo. Su techo es un cielo azul, cuajado de estrellas.

Desde las ventanas contemplo el paisaje, dispuesto en sucesivos escalones del relieve: El pueblecito y el río, en la lejanía; sus desnudas campiñas circundantes que cambian de color con las estaciones; las colinas boscosas más próximas, y mi jardín inglés. Todo él está tapizado de alfombras de verde y reluciente césped, fragmentadas por caminos de grava escoltados por setos de boj. Su estudiada geometría se rompe, de vez en cuando, por algunos grandes árboles de sombra bajo los que hay varios cenadores, para sentarse a tertuliar al aire libre. Sin embargo, no es un parque sin vida. En él he instalado perreras, gateras y pajareras, un estanque con peces de colores; y he dispuesto cobijos para diversos animales que recogí y adopté en mis viajes como el árbol de lianas donde vive un macaco de Indochina o la gran vasija donde tiene su nido un buitre español, además de una choza que sirve de estancia a un gran gallo bretón y su prole, que tenía el anterior granjero dueño de la propiedad.

Para Saber más. MAUROIS, ANDRÉ. Los Tres Dumas. 1964. Plaza y Janés. Barcelona.

(¢) Carlos Parejo Delgado

domingo, 26 de marzo de 2017

El último silencio

Se firmó el armisticio
fue por huevos.
"¡La ideología ha muerto! ¡Viva el posibilismo!"
aullaron al unísono los perros
del totalitarismo financiero. 
Y la lucha de clases fue enterrada
en la fosa común de la miseria.
Después los ojos ciegos del silencio
impusieron su imperio hasta los últimos
confines de la historia y de la lágrima.
Y en eso andamos;
famélicos, desnudos,
perdidos en la niebla.

Tanka climático


Con la llegada de la primavera, las redes sociales se han visto anegadas de un sinfín de poemas bucólicos para celebrarlo. Yo, desde mi particular visión localista del asunto, no quisiera ser menos. Así que, haciendo gala de la proverbial generosidad que me caracteriza, os voy a dejar un tanka fruto de la observación directa e interactiva hasta las heces que, con los cinco sentidos, experimenté hace unas tardes en relación a la madre naturaleza, cuando salí a echar mi habitual trote cochinero vespertino. Espero que os guste al menos tanto como a mí la experiencia.

Tanka climático

Huelva, estos días
de primavera, es única:
de crudo invierno,
el frío; y los mosquitos,
gordos como en verano.

sábado, 25 de marzo de 2017

Aforismo tabernario


Gorrón y cuenta nueva.

(O de un modo mucho más clásico y elegante para hacer referencia a un "simpa".)

¿Terrorismo? ¿Qué terrorismo?


Terrorismo, ya se ha visto por aquellos que de cuando en vez se animan a levantar los párpados, es una palabreja promiscua hasta la heces en relación con las muchas y muy diferentes realidades con las que se le atribuye un más o menos sórdido romance. Lo mismo vale para, arremangándose la toga, intentar follarse a una tuitera, que para tratar de cortarles las pelotas a unos titiriteros anarquistas y perroflautas. Para que nuestros magistrados neonacionalcatolicistas patrios, en un desempeño tan poco profesional como muy arbitrario y aberrante de sus cometidos, se alineen con antiguos fascistas en defensa de un supuesto honor que aquellos nunca tuvieron, o para que hagan una enorme montaña de mierda de una estúpida bronca de discoteca. En esta palabreja tan prostituida, por otra parte, amén de no ser todos los que están, tampoco están todos los que debieran. Y faltan los principales, esos que, desde púlpitos e instituciones, defienden a uñas y dientes este sistema criminal y mafioso —al que tildan con inusitado cinismo de ser el mejor de entre todos los posibles— mediante el cual se organiza el mundo para que unos pocos se peguen la gran vida a costa de las miserias de los muchos. Así, por ejemplo, Cospedal se dispone a incrementar el gasto presupuestario destinado a tirotear a inocentes en aquellos países donde lo ordene Trump a fin de colonizarlos y esquilmarlos al servicio del Imperio, en tanto nos cuentan el cuento de que no hay suficientes recursos para destinar a un sistema sanitario público, universal y de calidad. Yo a esto lo llamo terrorismo. Y esto sí que lo es.

Crónicas del Régimen (31)


La Gestapo del mal llamado Partido Socialista (mal llamado por lo de socialista, no por lo de partido) se sigue cubriendo de gloria.

(Gestora, quise decir Gestora. Joé con estos correctores de texto inteligentes, ni que los hubiese diseñado el mismísimo Bakunin).

BONUS TRACKS

En defensa propia

Con esto de que la rancia neoinquisición nacionalcatolicista espaguiñola del PP y sus satélites esté empeñada en confundir delito con el interesado y anacrónico concepto de pecado de un hatajo de retrógrados patrios de doble moral sin ética ni escrúpulos, muchos vamos a terminar convertidos en "beateos" recalcitrantes.

. . . . . . . . . . . .

A vueltas con el lenguaje político

Me asalta a mano armada una colosal duda etimológica. A ver si alguno de mis muchos amigos filólogos es capaz de despejarla a córner. ¿Eso de primarias es porque se trata de un sistema urdido para embaucar a un montón de primos?

(Un, dos, tres, Gestora otra vez.)

viernes, 24 de marzo de 2017

Carta abierta en agradecimiento a Silvia Delgado


Mi muy querida Silvia, he recibido
tu pequeño y a un tiempo
tan bello y grande libro de poemas.
Antes que nada debo comentarte
que todos estos días,
desde que me dijiste
que ibas a remitírmelo
hasta que me ha llegado, lo esperé
con sentida impaciencia:
me dictaba, agitado, el corazón
que nunca tus poemas
podrían decepcionarme.
Y no se equivocaba;
qué maravilla, Silvia.
Nunca, ni aun siendo eternos,
en la vida podría
llegar a agradecer como es debido,
más allá de tu gesto generoso
al enviarme de nuevo un libro tuyo,
la calidad humana que atesoras,
tu firme compromiso, tu incansable
batalla con tan sólo
ese arma que Celaya definiese
cargada de futuro,
en pos de la verdad y la memoria
de aquellos que lucharon y acabaron
vencidos en su heroica y desigual
guerra contra el fascismo;
de aquellos que tras décadas
de paz sin paz, impune,
que urdieron los cachorros
del genocida Franco y sus secuaces,
aún hoy no han sido ungidos con el bálsamo
de la reparación y la justicia.
Vencidos como Iñaki,
Manuela, "el Cariñoso", Urbe, María,
Perico, cura obrero, y otros tantos
con los que se cebara
y aún se sigue cebando la ignominia.
Tus palabras son bálsamo
supliendo ese otro bálsamo,
ungüento que no llega
de manos de los que hoy presumen de demócratas;
un bálsamo supliéndolo
con tanta dignidad, tanto coraje
que resulta imposible
llegar a imaginar un homenaje,
una reparación que las iguale.
Gracias de corazón, querida Silvia.
Gracias a ti que llevas
corriendo por las venas
sangre como la mía, sangre roja,
herida, sangre cómplice.
Digna de admiración,
jamás he de decirte que te admiro;
siempre te sentiré como una hermana,
y no es propio de hermanos
mostrarse admiración sino respeto
y afecto sin fisuras.
Ya debo ir terminando y, para hacerlo,
no he decir sin más
a modo de hasta pronto;
quedan tantas palabras
aún por decir, amiga. Ya habrá tiempo.
En Huelva, a 23
de marzo de dos mil
diecisiete. Un abrazo
fraterno y combatiente, hermana Silvia.

Susana me crowdfunding


Susana Díaz anuncia que, de perder las primarias -que a ella, ya se sabe, le gusta ganar y va de suyo-, sopesará la posibilidad de abandonar la política y, a objeto de hacer honor como es debido a sus raíces, matricularse en un módulo de FP de fontanería. Casi medio centenar de estudiantes de la cosa han tenido que ser atendidos de ataques agudos de ansiedad desde que se dio a conocer tan inicua amenaza.

Con los ojos abiertos

Llega un momento en que dejar
de perseguir un sueño
es menos doloroso, menos agotador
que continuar buscándolo,
que buscarlo aun sabiéndolo
desde siempre imposible, 
para siempre perdido.
Es como despertar
a la muerte después
de una larga agonía.
Una muerte imperfecta
que poco a poco va
robándonos el aire,
que aprieta como dicen
que dios, pero no ahoga,
que nos pudre, nos muda
en carroña, una muerte
insomne, con los ojos 
abiertos, que a la espera
del bálsamo, el sosiego
de otra muerte, la eterna,
no deja ni un instante
de doler cual gangrena, 
siempre sigue doliéndonos.

jueves, 23 de marzo de 2017

Performance

Si tres de cada dos
palabras de un... no sé,
llamémoslo poema,
son polla, coño y teta
-!follar, follar, correrse!-,
terminaré teniendo,
por asepsia, como únicas
aficiónes poéticas,
prospectos de algún bálsamo
contra las hemorroides
o el libro de instrucciones
-150 páginas
en 37 idiomas,
entre ellos el zulú-
que nunca leyó nadie,
de un virgin ass, un dildo
drone o unas bolas chinas.

Su amor tampoco era sencillo


Ella, agorafóbica de Murcia, y él, claustrofóbico de Pontevedra, tomaron conciencia de no formar parte de aquella tan cacareada como inexistente clase media, cuando, tras veinticinco años de trabajo duro y precario, privaciones y matrimonio, sólo pudieron celebrar, y a duras penas, sus bodas de alpaca.

Banderín de enganche (Agustín Casado)


Ocurrió allá en el dos mil
en la caja de reclutas
y ocurría con frecuencia.
Delincuente juvenil,
un elemento de aúpa
amigo de la pendencia,
navajero, abyecto, vil
la moral mas disoluta,
de su madre penitencia
y habitual de Alhaurín
es Juanillo “El Cagarrutas”,
extraviada adolescencia,
estrábica mirada ruin
de las que al mirar enlutan.
Cumplió su comparecencia
porque la Guardia Civil
llevó esposada su enjuta
chulería allí a presencia.
De la quinta del dos mil,
se niega a cambiar su chupa
por el caqui que Intendencia
se empeña en que sí o sí
se ponga este hijo de puta.
Con resignada paciencia,
sabiendo qué va a decir,
el sargento le pregunta
que manifieste en esencia
qué razón quiere argüir
para apoyar su presunta
o confesa disidencia.
Se rasca la cicatriz;
la mirada cejijunta
de un asesino en potencia,
malencarado y hostil,
al instante se transmuta
apagada su violencia
y con gesto corderil
se convierte en la absoluta
candidez y la inocencia
cuando dice en querubín,
eso sí, después que eructa,
“por ojesión de consensia.
No puedo cogé un fusil,
me lo impiden mis creencias”



Hace ahora una semana
sorprendiome una mañana
ver qué poca concurrencia
la del paro registraba
y en cambio qué efervescencia,
qué afanes, cuánta urgencia
en la gente que se afana
y en cola con impaciencia
da la vuelta a la manzana,
trepar quiere las ventanas
de las viejas dependencias
donde antaño se alistaban
los quintos por obediencia.
Tiene toda la apariencia
que hubieran tocao diana
llamando a la resistencia
y a rebato de campana
la madre patria los llama
a salvar su independencia.
Toda una avalancha humana
responde con diligencia,
y monta marcial jarana
que llega hasta la tangana.
Y presos de la demencia
acuden a la llamada
por si da la coincidencia
que les cae la providencia
de mil euros de soldada
que mejoren su existencia,
una venerable anciana
que alega fue miliciana
durante la resistencia
y de alma republicana,
uno que con vehemencia
defiende que a las potencias
les haces frente y se cagan,
un bravo euskaldún de Plencia
para quien la independencia
es que le den una paga,
quien reclama preferencia
que la mili hizo en paracas,
el niño de la tía Paca,
naranjeros de Valencia
pa’artilleros con su traca,
los parias de la indigencia,
mil moritos, más sudacas
que reclaman ser la herencia
de Alvár Cabeza de Vaca
y por tanto cepa hispana,
morenos que están sin blanca,
magistrados de la Audiencia
que tuvieron la imprudencia
de meterse con la banca,
mineros en excedencia
con su pico y con su pala,
lumbreras y eminencias
hoy cesantes de la ciencia,
el becario y la experiencia,
lo más noble y la canalla,
náufragos de la existencia,
las mejores referencias,
uno de metro cincuenta
que confía en dar la talla,
y afirma que la apariencia
ya se sabe cómo engaña.
Y dispuesto a la batalla,
aquel reo de mil sentencias
delincuente juvenil,
un elemento de aúpa
amigo de la pendencia
y habitual en Alhaurín,
el Juanillo “Cagarrutas”,
redomado hijo de puta,
apóstol de la violencia
con una mirada ruin
de las que al mirar enlutan,
a quien por las apariencias
ya sus estrictas creencias
no parecen impedir
agarrar ahora un fusil.
Ex objetor de conciencia,
un Rambo de conveniencia,
Chuck Norris de Perejil.

Agustín Casado

miércoles, 22 de marzo de 2017

Crónicas del Régimen (30)


Esperpentaña, ese país, aunque tan sólo a medias, tan denodadamente socialista

"El Estado deberá pagar 1.500 millones a Abertis por la caída del tráfico en la AP-7"

Europa Press, 22 de marzo de 2007

En Esperpentaña —ah, los tan bondadosos como altruistas y campechanos capitalistas patrios, siempre esgrimiendo los innumerables riesgos que corren al emprender un negocio, para justificar sus desorbitadas ganancias—, a la hora de pagar a los parásitos del totalitarismo financiero por las pérdidas o hasta la merma de beneficios no previstos en sus con demasiada frecuencia disparatados negocios privados, el Estado somos todos. Pero, a la hora de recibir por lo que previamente todos y cada uno de nosotros hemos sufragado por vía tributaria —ya saben, esas minucias como una educación o una sanidad públicas de calidad—, el Estado son casi exclusivamente esos mismos parásitos, esas mafias despóticas del neoliberalismo iletrado, debiendo quedarnos a dos velas el resto, la gran mayoría, eso que llaman y llamamos clase media y no lo es. ¿Recuerdan todavía aquello de la privatización de las ganancias y las socialización de la pérdidas? ¿O de como nuestras instituciones supuestamente democráticas perpetran un día sí y otro también el timo del tocomocho a objeto de desvalijar a los sufridos ciudadanos espaguiñoles para mayor gloria de los más sebosos capos de la especulación y la usura y de los orondos estómagos agradecidos que les hacen el caldo gordo? Pues eso.

BONUS TRACK

Frase estrella en estos tiempos que corren, por esos juzgados de Esperpentaña:

"Eres más socorrío que un Urdangarín."

Humor negro no apto para determinados fiscales espaguiñoles


Saben aquel que diu que Philip Morris propone a Eugenio Jofra Bafalluy, más conocido como Eugenio, como candidato a recibir a título póstumo el próximo premio Nobel bajo en nicotina.

Crónicas del Régimen (29)


¿Qué esperabais? ¿Que aquellos que en su día, junto con el Partido Popular, perpetraron la reforma del artículo 135 de la Constitución Española para impulsar la demolición controlada de nuestro derecho a vivir dignamente, ahora permitiesen que se legisle en favor de que, al menos, nos asista el derecho a morir con dignidad? Ilusos.

BONUS TRACK

P artido
S usanista
O rtero
E spaguiñol.


(permítaseme la licencia ortográfica)

martes, 21 de marzo de 2017

Seguidilla pa' celebrar como es debido


"cuando se miran de frente
los vertiginosos ojos claros de la muerte,
se dicen las verdades:
las bárbaras, terribles, amorosas crueldades."

Gabriel Celaya

En este Día Mundial
de la Poesía,
poetas sucios barriendo
la hiPOEcreSÍA.

Que, sin pureza,
"no es un fruto perfecto",
pero alimenta.

Ilustración: Joan Brossa

Crónicas del Régimen (28)



Apuntan los entendidos en la materia que hay ya síntomas más que evidentes de una notable y progresiva reactivación de la burbruja inmobiliaria en Esperpentaña. De nuevo los más protervos maleficios de la magia negra neoliberal se ciernen como buitres sobre el sufrido ciudadano espaguiñol.

lunes, 20 de marzo de 2017

Del gen y el "fen" de la locura


En los últimos tiempos proliferan
estudios de carácter científico que afirman
que existen conexiones
entre el consumo habitual de marihuana
y el desarrollo de diversas
patologías mentales como la esquizofrenia.
Tal vez sea cierto. Como puede
que también sea probable que se instale
la locura entre aquellos que consumen
vodka como cosacos,
viven bajo el umbral de la pobreza,
están en paro o se hallan al borde del desahucio.
Porque qué duda cabe que todo lo anterior
resulta cuando menos deprimente
sin que sean necesarios
estudios que lo avalen.
Pero esto, al parecer,
no supone un problema de calado
en este mundo loco en el que una horda
de sociópatas tiene la sartén por el mango.
La marihuana,
sí,
que para eso hay sesudos estudios que lo avalan.
Así que ya lo saben,
si están hasta los huevos de esta mierda
de mundo y no vislumbran modo alguno
de evadirse, escapar y respirar
otros aires si no es
dejándose atrapar por la locura,
nada de marihuana u otras drogas
que no hayan conseguido, como el vodka,
el vino, el Diazepam, el Prozac o la Lyrica,
el plácet del Estado.
Y recuerden que, siempre, cada día
que pasa más enjuto, papá Estado
nos ofrece un sinfín de mezquindades
susceptibles de hacernos
perder para los restos la cordura.

Hogar, dulce hogar, los paisajes domésticos (4): La casa cubista de mi tía Mamie (Carlos Parejo)


A diferencia del resto de viviendas de su acera tiene la puerta de acceso totalmente redonda y las ventanas exteriores son alargadamente ovaladas, como los relojes de Salvador Dalí.

La decoración de sus interiores sigue la escuela de Bauhaus de Munich. Los muebles son de acero inoxidable o aluminio; las esculturas son de alambres y los cuadros, puro arte cubista.

Una maraña de retorcidos tubos de neón iluminan cada estancia desde lugares inimaginables como pegados al suelo o a la altura de los ojos. Cada habitación sigue la terapia de las escalas cromáticas de un famoso psicoanalista de moda.

En la mesa del salón de estar hay bandejas en forma de fetos y ceniceros curvos a la manera de las amebas, entre centros de flores de plásticos pintadas por afamados artistas. Guerra al convencionalismo.

La terraza con vistas al Central Park dispone de sillas y tumbonas plegables; cestas con bronceadores y gafas de sol; revisteros con ejemplares actuales del Time, el Vogue y el Vanity Fair; un mueble bar y un gramófono portátil. Junto a él se apilan discos de clásicos contemporáneos como Stravisky y música de jazz.

Para saber más. DENNIS, PATRIK. Mi tía y yo. 1955. Punto de Lectura. Barcelona. 2006.

(¢) Carlos Parejo Delgado

domingo, 19 de marzo de 2017

Baldío

Quedaron suspendidos en el aire
como dos mariposas
clavadas a un cartón 
después de la zozobra en la galerna.
Reos de la calma chicha
y el salitre incrustado
desde el ala hasta el tuétano,
sus frutos se pudrieron
antes de que la flor y las abejas
engendrasen, promiscuas,
la danza y el poema. 
                                        Y el silencio,
alud de arena y nieve, sepultó, entre el follaje
de los pinos, las heces
áureas que dibujaban, deshaciendo el rocío,
los dedos del crepúsculo.
No quisieron dar nombre
a aquella noche aséptica sin útero ni sangre
por no llamarla muerte.