domingo, 9 de julio de 2017

El fruto de tu vientre

Hay en Esperpentaña quienes pretenden legislar para instituir por norma o, según se mire, por huevos -que no uebos-, el "derecho" de todo pudiente que se precie a tener hijos al precio que sea y aunque el más alto lo paguen otras, para que en el futuro lo puedan suceder en la cadena totalitaria, patriarcal y "natural" de mando (y mango). Y todo ello en tanto que a los hijos de los empobrecidos se les va arrebatando, ya de manera sutil, ya con violencia, lo poco que aún les queda del derecho a una educación digna, a la salud, a pan, trabajo y techo, a tener la posibilidad de luchar para escapar de la miseria e ir avanzando hacia la justicia y la igualdad en un mundo sin patriarcado, poderes hereditarios ni cadenas de mando. Eso es lo que hay, y no quieren que veamos, tras los vientres de alquiler o gestación subrogada. Algo parecido, aunque de un modo un modo mucho menos sibilino, es lo que hizo, y tanto hoy nos escandaliza, la malévola sor María durante el franquismo.

2 comentarios:

mailconraul dijo...

No te preocupes... En un futuro existirán fetos a la carta no nacidos de madre. Los pobres tendrán que seguir apañándose con un vientre en propiedad y unos hijos sin garantía.

El Éxodo dijo...

No sé si, dado el estado de degradación del planeta, dará tiempo. Pero con un par de siglos, no me cabe duda alguna que así será. Como estoy seguro que habrá clones al estilo de "Nunca me abandones", la más cruel de las que he leído con esa temática, para alargar la vida de los más pudientes.