lunes, 31 de marzo de 2014

La violencia

(¡Que soy compañero, coño!)

El ruin encapuchado
arremete, violento,
contra la policía,
y es la mecha que inflama
y hace estallar la pólvora
engendrada por leyes
dictadas sin escrúpulos
por inicuos sociópatas,
para legalizar
desigualdad y robo
de cuello y guante blanco,
y condenar con ello
al pueblo a la miseria.
El ruin encapuchado
desencadena el caos,
mudando una pacífica
protesta ciudadana
en batalla campal.
Unas horas más tarde,
luego de despojarse
de su cobarde máscara
y uniforme de guerra,
con unas cuantas rayas
de coca para el cuerpo,
violenta en un prostíbulo
a una puta esgrimiendo
su placa y condición
de sicario verdugo,
a objeto de que le haga
una mamada gratis.
Cuentan las malas lenguas
de izquierda radical
que unos enchaquetados
anónimos con pinta
de alto cargo político
y rango policial,
jaleaban al infame,
en tanto, como siempre,
con máscara o sin ella,
perpetraba sin alma
ni cojones su empeño
de macho alfa impotente.

Recuerdos de adolescencia (1): Aquel verano de los años cuarenta (Carlos Parejo)


Cuando sonaba la oración de la tarde debíamos dejar de jugar al tejo o al elástico y saludar brazo en alto al modo fascista. Si habíamos salido al centro de la ciudad nos colgábamos de la parte trasera del tranvía, único método de viajar aireadas. Y, sobre todo, sin pagar ya que nos tirábamos en marcha a la acera cuando veíamos llegar al cobrador.

Si paseaba en mi bicicleta por el barrio y daban las diez de la noche, inapelablemente debía sacarle la cadena a la pobrecita y aparentar una avería. Si no tenía esta buena excusa preparada, mi madre tardaría poco en aparecer y darme unos grandes y dolorosos pellizcos mientras me conducía a casa.

De ellos no me libré en la caseta de Feria. Mis amigas habían buscado seis parejas para salir a la pista y bailar pegados al son de la orquesta. El Cardenal Segura había prohibido expresamente estos bailes y era una temeridad. Lo que no contábamos es que la orquesta iba a dejar de tocar súbitamente para nosotros. Todas las miradas se clavaron entonces en la pista y ¡Cómo no¡ también la de mi madre. Si hubiera podido ser invisible entonces…

(¢) Carlos Parejo Delgado

sábado, 29 de marzo de 2014

Avance de la próxima edición del diccionario de la RAE

VIOLENTO RADICAL: Todo aquel que no comulga con las hostias como ruedas de molino que da el nacionalcatolicismo patrio, azuzado siempre por grupos de la extrema izquierda, desde Cáritas al Partido Comunista.

Comparación

Varada está en la playa la ballena.
Dicen que perdió el norte
y vino aquí a morir por accidente.
Pero viendo sus ojos apagarse,
acabo sospechando otros motivos:
la huida de un mar tóxico, esquilmado
por siglos miserables de egoísmo.
Como esos inmigrantes que después
de un dantesco periplo atravesando
fronteras rectilíneas y desiertos,
según comunicados oficiales
se ahogan por accidente,
y vienen a ensuciar con sus cadáveres
nuestro paradisíaco y pulcro litoral
y su imagen turística.

viernes, 28 de marzo de 2014

Qué suerte la de las estatuas...

Qué suerte la de las estatuas;
nacer y no sentir,
no saber del amor,
ser casi eternas.

Ilustración: Los amantes de Teruel, de Juan de Ávalos.

jueves, 27 de marzo de 2014

Punto y final

Qué valor tiene el verso
si no abate murallas ni hace frente un instante
al cáustico turbión que muda estériles
los sueños de los hombres.
De qué sirve el poeta,
más allá de su ombligo y de sus miedos,
si no es germen su rabia de esperanzas
ni puede dar sentido –aunque sea falso-
al amor ni a la muerte.



Ilustración: Marina Abramovic.

Gala II Certamen de Poesía Erótica de la Taberna Ánima


Gala de entrega de premios del II Certamen de Poesía Erótica de la Taberna Ánima

Sábado 29 de Marzo a las 21:00

Programa de actos:

- Diálogo erótico entre Sara Castelar y Benjamín León (lectura de poemas eróticos)
- Amor y erotísmo como agentes provocadores de la insurrección (homenaje a Leopoldo María Panero)
- Entrega de premios
- Concierto de Daniel Mata

miércoles, 26 de marzo de 2014

Capilla al dente

El luto es algo
tan íntimo que es falso
cuando es de Estado.

(Agua y aceite
son el duelo y las lágrimas
de cocodrilo)

Poética

Lo hago por el respeto
que les tengo a las musas:
para escribir poesía,
uso papel higiénico.

(Lo hago también por mí:
Y es que el papel cuché
no es un buen instrumento
para limpiarse el culo)

martes, 25 de marzo de 2014

Interrogatorio forense a un cadáver

-A ver, ¿nombre?
                             -España.
-¿Estado?
                 -Policial.

A media asta

No he de ser quien instruya
un sumario de logros
y deméritos. Aún
está tibio el cadáver
y balances y juicios
de valor, preferible-
mente, han de hacerse en frío.
Descanse en paz el muerto;
pero este no es mi luto.
Mi luto es por aquellos
que lucharon, sangraron
y dejaron la vida
para la libertad
y aún siguen sepultados
de forma ignominiosa
y anónima en las fosas
comunes del olvido.
Y también -más reciente-
por "nuestra" Democracia.

lunes, 24 de marzo de 2014

Oh Luna...

–Oh Luna, tan distante
que inalcanzable.
                            –Pero
¿y Armstrong, Aldrin y Collins?
–A los efectos de esta Alegoría,
aquello de la Huella,
el Paso diminuto
para el Hombre, aun tan grande
para la humanidad,
no fue más que una burda
Farsa televisiva.

Ver para creer (1): Macrothele calpeiana (Carlos Parejo)


La araña negra de los alcornocales es la mayor de Europa. Y un grupo de becarios hemos ido tras sus huellas durante todo el año por 10 céntimos de euro a la hora. Hoy se presenta nuestro estudio en la revista “Ciencia en Andalucía”. Más de 200 páginas ilustradas con fotos de nuestros móviles. Hemos tenido que pasar un riguroso chequeo de los altos cargos del comité directivo, los sabios del comité asesor externo y los expertos del comité de redacción. Ninguno ha redactado un pepino, aunque si se han sentado en la tribuna y han hablado hasta la saciedad a los invitados de la vida cotidiana de nuestra querida araña negra, aunque la mayoría ni la conocen.

(¢) Carlos Parejo Delgado

domingo, 23 de marzo de 2014

El reino de los cielos

“Al cielo van los buenos,
los malos, al infierno”
proclaman los perversos
a fin de someternos.

Y, taimados, imponen
su hipócrita tratado
de bondad: obediencia
y fe ciega al tirano.

Contra este catecismo,
escrito con cinismo
con la sangre del pueblo
maltrecho, me sublevo

y grito “la miseria
no es un don; ni de hinojos
humillarse, a la espera
del cielo, es virtuoso.

Frente a ese don, mi don
es la alta rebelión
en pos de la justicia
para malos y buenos.”

(Aun mucho más difícil
que un camello sediento
llegue al húmedo oasis
pasando por el ojo

de una aguja perdida
en pajar o desierto,
es que un sumiso alcance
el reino de los cielos)

23-M

Unos dicen que miles,
otros no dicen nada:
censura de avestruces
que esconden la cabeza
renegando del alba.

sábado, 22 de marzo de 2014

Tribulaciones de una crisálida (XLVIII)

El que nació en silencio está desnudo. No tiene ojos ni sexo. Nunca sueña.

viernes, 21 de marzo de 2014

Una tormenta, un rayo...

Una tormenta, un rayo;
quedar partido en dos:
un trozo para nadie
y otro para los perros.

jueves, 20 de marzo de 2014

Canto

El que abre a uñas y dientes
-da igual túmulo o tálamo-
un cauce en el crepúsculo
para su voz cansada.

El que hastiado se afloja
y se rinde al orgasmo
terminal del silencio.

Cuento

Érase que se era
en un país no muy lejano…
Mejor no digo más. Abrid
los ojos.
Es urgente.


Ilustración: El Roto.

miércoles, 19 de marzo de 2014

DESTIEMPO


DESTIEMPO: es un lugar -no es un transcurso
en suspenso o extinto-;
un recinto sin aire, luz ni salida, ajeno
al rítmico vaivén de las mareas,
y, aunque uncido al recuerdo,
a merced del olvido.

La huida

Subo desde un andén de nombre olvido
a un tren cuyo destino es lo caduco.
Soy la mujer de Lot, que prefirió el destiempo
a un mañana sin alma,
esa entelequia efímera
urdida con aquello a lo que amamos.

martes, 18 de marzo de 2014

El poema

El poema: prodigio
intranscendente y fatuo
dando aliento un instante
a una mota de polvo.

Sabiondos


¿Por qué lo llaman comité de sabios cuando no es más que una cuadrilla de listillos desahogados sin ética ni escrúpulos, al servicio criminal de los mercados?

Y es que para ejercer como sabio en un momento dado, no sólo se ha de poseer sabiduría y experiencia en el tema a tratar, sino que ineludiblemente se ha de actuar en función del logos y no de cuestiones espurias.

El espejo de la melancolía (XCIII)

Cómo olvidar la vida.
Dónde erigirle un túmulo
de anónimo sosiego.

Fotografía: Alfredo Oliani.

lunes, 17 de marzo de 2014

Dos horas escuchando con mi sobrina Marina a los "One Direction" (Carlos Parejo)


Son cinco, dos muchachos rubios intercalados entre tres de pelo moreno. Muchas horas de peluquería, maquillaje y vestuario para que resulten improvisados y casuales. Y las niñas se pregunten una y otra vez: ¿Cuál es el más guapo? A la correcta y pulcra manera de cantar, y lo pegadizas y simples que son sus letras, le unen su belleza (no sé si natural o prefabricada) y unas poses afectadas y ambiguas entre lo masculino y lo femenino, que ya se estilaban en la Grecia clásica, las de los efebos.

Las letras de sus canciones hablan de amores con chicas que son tan puros como fervientes. Y de padres que no los entienden, que son buena gente pero demasiado poco soñadores. La creación, el paraíso terrenal, ha surgido de nuevo con ellos. Han descubierto una nueva forma de romancearse subiendo a INTERNET fotos y videos de sus seres amados. Es el tesoro oculto y secreto que poseen, vedado a los ojos de los mayores. Su mundo, como en el paraíso terrenal, es suficientemente idílico como para consumirse masivamente por adolescentes de los cinco continentes. Y su único enemigo son sus mayores. Se pasan la vida flotando por un mundo imaginario de miradas, abrazos y besos, sin lucha de clases, pobreza, enfermedades, ni ninguno de los otros siete jinetes del apocalipsis.

(¢) Carlos Parejo Delgado

domingo, 16 de marzo de 2014

Ejecución en seco

Si pidió estar presente, fue sólo para disfrutar viendo como en los últimos instantes se meaba los pantalones.

–No quisiera que te fueses de este mundo sin admitir que la razón ha estado en todo momento de mi parte –le dijo, impaciente y cínico, en vista de que el reo, antiguo compañero de batallas, no parecía ir a perder un sólo instante su entereza.

–No eres más que un traidor miserable –le respondió, al tiempo que le escupía al rostro, alcanzándole de lleno en el ojo izquierdo.

–Puede ser. Pero siempre he sabido situarme a tiempo del lado de los vencedores –sentenció, con una amalgama pavorosa en su voz, de frustración y estúpido sarcasmo.

Bodegón


¡Oh témpera! ¡Oh moras!

Ilustración: Bodegón con plato de moras, acerolas y
avellanas en un paisaje, óleo de Luis Egidio Meléndez.

sábado, 15 de marzo de 2014

Menos de fiar...

Menos de fiar que un asesino múltiple, aquellos que mantienen, en todo momento, la mente fría, los desapasionados.

Saliendo de la crisis


Agencia de colocación BÁÑEZ S.A.

Con la garantía de la Virgen del Rocío.

Porque encotrar trabajo en España, depende de un milagro.

viernes, 14 de marzo de 2014

Fervor

El más allá, milagro
por el cual, a Dios gracias,
se hace más llevadero
este tránsito amargo
al que llamamos vida
–clamó el poeta místico
preso de ardor extático.
Le respondió el pagano:
¿El más allá, un milagro?
Mas bien es el el anzuelo
–una entelequia, engaño–
usado desde siempre,
con la complicidad
del clero y los tiranos,
por los señoritingos
de golpe en pecho y látigo
para tener al pueblo
hambriento y maniatado.

Spam-kus anudados

A Antonio Capilla

No ha de esgrimirse
la hoz desde los alcázares;
hay mies madura.

Mas si nos roban
sudor, aliento y grano;
hoces sangrientas.

jueves, 13 de marzo de 2014

Teogonía


Todo lo bello, toda
la belleza del cosmos
–ese vuelo inestable
de la sangre triunfando
frente a un cielo empedrado
con fragores de olvido–
cabría en un segundo
o en un grano de arena
si no existiese el tiempo
y no fuese el espacio
del alma un territorio
cautivo de la idea
de dioses protectores.
Pero hace tiempo –el tiempo
que media entre el ahora
y la cópula anómala
entre el sol y las aras–
hipócritas y avaros
chamanes derramaron
sobre la piel sin límites
del cielomar el semen
amarillo y estéril
de la bestia, engendrando
violentos leviatanes,
que al nacer devoraron
la luz de las mareas,
dejando en su lugar
horizontes de abrojos
y custodios mecánicos.
Y dios se hizo la sombra,
relegando lo bello
a ser solo un residuo
inerte sepultado
por la orina y las heces
minerales del miedo.

Con las manos en la masa

Sobre la mesa
la mesonera mesa
su pelambrera.
Luego se desmelena;
pero eso es otra historia.

miércoles, 12 de marzo de 2014

Epigrama

Suelen los príncipes
del tacticismo
ser los mendigos
de la estrategia.

Tanatorio

Los siempre florecientes
servicios funerarios,
habiéndose adaptado
a estos tiempos canallas
de oligopolios ávidos,
han dejado de estar
en manos de modestos
empresarios locales
y ahora son gestionados
por grandes sociedades
que han trastocado el modo
ancestral de enfrentarnos
a la muerte. Y del duelo
doméstico, velando
al finado de cuerpo
presente a media luz
y al calor de los deudos,
hemos pasado al frío
luminoso y aséptico
salón del tanatorio,
con el muerto apartado
y bien refrigerado
para evitar que hieda.
Es todo más higiénico
y cómodo, sin duda.
Pero cuando se llevan
al difunto a la tumba,
caemos en la cuenta
de que no dispusimos
del contexto adecuado
para la despedida,
y el duelo suele hacérsenos
insoportablemente
doloroso y eterno.

martes, 11 de marzo de 2014

Macroscopio

llora un ombligo ciego
mirando el firmamento
engendra un monstruo el llanto

No escuchéis al silencio...

No escuchéis al silencio.
Esconde en sus entrañas malas hierbas, semillas de animales
venenosos, las razones del cántico.
Yo he de seguir sus huellas -lo deseo-
hasta el nexo del ojo que me mira
desde el fondo sin centro del abismo.

Pero vosotros, no, no lo escuchéis;
el centro de su voz es la mentira;
o el silencio: la única
verdad, la sed
definitiva, insípida, sed última.

lunes, 10 de marzo de 2014

Milonga de las ciudades revolucionarias (Cap. 2): Paris (Carlos Parejo)

Capítulo 2. Paris durante la revolución francesa (Año 1791)

Salgo a la calle. La bandera negra ondea en lo alto de la catedral de Notre Dame, cerrada a cal y canto. Las paredes están llenas de grafitis y carteles: “Igualdad, Libertad y Fraternidad…o muerte”, “Mueran los tiranos”,… y la bandera tricolor está izada en casi todos los balcones. Las guardias vigilan las casas nobles y las embajadas extranjeras que han sido abandonadas y cerradas, además de los bancos nacionalizados…

Hoy no saldré a pasear a caballo por el bosque de Bolonia. Todas las puertas están férreamente vigiladas por grupos de patriotas que consultan listas larguísimas, con más de cien mil contra revolucionarios, cuyos nombres cambian diariamente con nuevos decretos y delaciones. ¿Y quién sabe si no estoy ya en una de ellas?

Así que compro el periódico jacobino de la mañana y debo calcular mentalmente en qué día vivo. Y es que el calendario cristiano ha sido sustituido por el de “Brumario”. Encuentro a una amiga y no se me ocurre besarle la mano, sino que la saludo “a lo víctima”, con el gesto enérgico de la cabeza que se desprende de la guillotina, y con una escueta frase: “Qué tal, ciudadana”.

En los veladores de la plaza la gente canta el himno a la libertad, mientras ve pasar las patrullas de soldados y patriotas, con armas de todas clases, conduciendo nuevos presos a las cárceles. Un improvisado orador se sube a una farola y da un discurso sobre los crímenes del rey y la familia real, asunto de viva actualidad. Otros, menos solemnes, eligen a la más bella mujer del barrio como Diosa de la Libertad, y la sacan de procesión. A las tres de la tarde contemplo las ejecuciones públicas del día. Los niños las disfrutan, así como a sus nuevas baratijas. Colgantes en los pechos en forma de guillotinas sustituyendo a las cruces cristianas.

¡Cómo ha cambiado mi indumentaria¡ Ahora visto al estilo de los “sans-culottes” o “sin calzones”. Los pantalones anchos y largos hasta los tobillos, igual que los de los marineros. No me atrevería a ponerme pantalones ceñidos hasta por debajo de las rodillas y medias de seda, pues sería considerado un noble reaccionario. Predominan los colores de la bandera francesa y nadie osa uniformarse de color verde, el de los realistas.

Mi aspecto es informal. Luzco aretes en las orejas y cabellos enmarañados, que cubro si hace frío con el gorro frigio en forma de pico, de color rojo o con la escarapela tricolor.

Las mujeres han resucitado la moda de la antigua Roma, considerada la “Edad Dorada de la libertad”. Causan furor las pelucas de colores; los escotes vertiginosos; las túnicas de transparente muselina y sin mangas, con un tajo lateral que permite lucir los muslos; las sandalias cuyas tiras suben hasta las rodillas, las esclavas en los tobillos y los anillos en todos los dedos de los pies. Marcan tendencia los disfraces femeninos que asemejan diosas paganas como Diana o figuras salvajes y nada convencionales como zíngaras o gitanas, amazonas y mujeres piratas.

(¢) Carlos Parejo Delgado

domingo, 9 de marzo de 2014

Palabras para la inauguración de la exposición "Trozos de verticalidad cotidiana", de Mar Sánchez

Trigueros, 8 de marzo de 2014,
Día de la Mujer Trabajadora

Buenas noches. Bienvenidas y muchas gracias por acudir en esta noche del Día de la Mujer Trabajadora a la inauguración de esta exposición de pintura y poesía -no nos olvidemos de la poesía- de una mujer, de un ser humano excepcional, como es Mar Sánchez.

Día de la mujer trabajadora, que es el día de todas las mujeres. Porque todas las mujeres, todas, de un modo u otro -o de varios-, se pasan gran parte de su vida dedicadas al trabajo.

Que es también el día de todos los hombres que –aunque todavía imbuidos por la rémora del machismo, una lacra en la que llevamos siendo maleducados desde siempre y que aún nos costará mucho tiempo y esfuerzo erradicar– creemos firmemente que debemos transitar, codo con codo junto con las mujeres, por el camino que nos lleve hacia la igualdad sin discriminación por motivo alguno, entre ellos el de género o sexo.

De todas las personas que he conocido a lo largo de mi  vida, hay dos que me han sorprendido y que nunca me cansaré de mencionar y destacar por su amor a la vida y por no haber dejado de trabajar un sólo instante de manera incansable por el objeto y los sujetos de su amor. Una fue Manuela Rejas, que amó como nadie a la magia; y la otra es Mar Sánchez, cuyo objeto de amor es la pintura. Y la poesía, no nos olvidemos de la poesía.

Me voy a tomar la libertad de hablar en primer lugar de Manuela Rejas, unida a Mar, aunque nunca llegaron a coincidir, por muchas cosas, entre otras su afición por la pintura y las letras. Manuela nació en Moralzarzal, un pueblecito de Madrid, en 1924, y siendo todavía muy niña tuvo claro lo que quería ser en la vida: ¡MAGA!

Pero estalló la guerra y, tras ella, los españoles tuvimos que sufrir durante décadas la ignominia de la Dictadura del nacionalcatolicismo franquista. Una dictadura que arrancó de cuajo gran parte de los derechos conquistados a lo largo de cuánto tiempo por los pueblos de España, y en especial los de sus mujeres.

Así, Manuela, o la que algo después sería la maga Violeta, no lo tuvo nada fácil. ¡Una adolescente que quería ser maga en una sociedad mojigata y machista hasta las heces, que condenaba a la mujer al rol exclusivo de ama de casa¡ -eufemismo de esclava por aquel entonces. Maga; ¡menuda herejía! Y, para más INRI, de familia atea y republicana.

Pero Manuela no cejó en su empeño y con tan sólo 16 años llegó a ser la primer mujer con carné de ilusionista en España, profesión y vocación que, en el contexto de una vida que nunca dejó de estar plagada de obstáculos y dificultadas, estuvo ejerciendo de manera incansable casi hasta el final de sus días.

La maga Violeta, que nos dejó un 6 de marzo, hace ahora cuatro años, y cuyas cenizas fueron depositadas, según su última voluntad, en las aguas del río Órbigo, dos días después, un día de la mujer trabajadora. Sin duda, Manuela merecía que su última voluntad se cumpliese en fecha tan señalada para todas aquellas que nos sentimos comprometidas con la igualdad plena de derechos sin discriminación alguna.

Justo 4 años después de que las cenizas de Manuela fertilizasen las aguas del Órbigo para preñar las del planeta de magia, nos encontramos aquí, en este Día de la Mujer trabajadora, para continuar rindiendo pleitesía a lo mágico. Porque la obra de Mar es magia. Y es que Mar es una maga del pincel y las palabras sin truco ni cartón. Y de la vida.

Hace ahora apenas un mes fue presentado en Marbella un libro con ilustraciones y poemas de un buen amigo, Agustín Casado, pintor y hacedor de ripios, como a él mismo le gusta definirse, que lleva por título "Versos pintados, pintura rimada". Versos pintados y pintura rimada; ¡pura magia!

Como pura magia son estos "Trozos de verticalidad cotidiana", estos pedazos de alma, estos cuadros endecasílabos y poemas al óleo de nuestra muy querida y admirada Mar Sánchez. Porque Mar también ha tenido y tiene que enfrentarse a una vida colmada de dificultades, tantas que la mayoría nos hubiésemos rendido hace ya mucho.

Dificultades, unas, que no tienen que ver con que Mar sea mujer, que podrían cruzarse en el camino de cualquiera independientemente de sus sexo; y otras porque, pese a que resulta innegable que hasta hace poco habíamos avanzado mucho y de manera continua en el terreno de la igualdad desde la muerte del dictador genocida que nos toco en este país en mala suerte, aún estamos muy lejos de alcanzar la igualdad definitiva que nos equipare a mujeres y hombres en cuanto a deberes y derechos.

Si, muchas, la mayoría ya nos habríamos rendido. Pero Mar, no. No se ha rendido ni ser rinde ni se rendirá hasta su último aliento. Porque Mar ama la vida, la pintura, la poesía, y es una trabajadora incansable en su vocación irrenunciable de honrar permanentemente todo aquello a lo que ama.

Y, si fuésemos inmortales, como lo son los dioses inexistentes, Mar acabaría por ser una de las más grandes pintoras de la Historia. Trabajo y amor: esos son sus secretos. Lucha y lucha y más lucha.

Tomemos ejemplo, compañeras, de Mar y Manuela. No sólo para honrar a Mar y a Manuela, sino también a todas aquellas mujeres que nunca se rindieron, que nunca escatimaron esfuerzos y fueron el referente imprescindible en el camino hacia la igualdad, hacia el amor, hacia la vida. Tomemos ejemplo y luchemos.

Porque hoy, cuando las alimañas del nacionalcatolicismo han vuelto tratando de imponer una moral -doble e hipócrita moral en muchos casos la suya- que debería ceñirse al ámbito exclusivo y muy íntimo de lo personal, al conjunto de lo público mediante la prostitución de las leyes y la justicia; hoy, cuando se pretende relegar una vez más a la mujer al exclusivo y humillante rol de "casarse y ser sumisa"; es más necesario que nunca desde los inicios de nuestra ahora ya agonizante Democracia.

Tomemos ejemplo y luchemos, con amor y trabajo y amor y trabajo y amor y trabajo, para que en el futuro, un futuro pleno de igualdad, no sea necesario celebrar -sinónimo en estos casos de reivindicación- ya más el Día de la Mujer Trabajadora.

Tomemos ejemplo y demos gracias. Gracias Manuela. Gracias Mar. Os queremos.

Muchas gracias y buenas noches.

Pregunten a Obama. O a Putin


Lo de Ucrania es que no tiene nombre. Putos rusos metiendo a sus tropas en un país soberano para acojonar al mundo entero. Nada nunca igual ni tan malo malísimo. Ya lo ha dicho el gringo Nobel de la Paz presidente negro de corazón blanco, esto es una “violación inadmisible del derecho internacional”. Nada que ver con con la guerra de Corea. Ni con la Operation Blue Bat en el Líbano. Ni con el desembarco de marines yanquis en Santo Domingo. Ni con Vietnam. Ni con lo ocurrido en la isla de Granada. Ni con la búsqueda humanitaria de armas de destrucción masiva que se sabía desde un principio que no existían en Iraq. Ni con el asesinato de Salvador Allende. Ni con Panamá, Somalia, Haití, Bosnia, Colombia o Afganistán. Ni con las bases de Rota o Morón. Ni con Lagarde y sus sicarios de cuello blanco. No, nada que ver.

Y luego están los crimeos. ¡Vaya panda de salvajes! Sí, salvajes. Porque qué es si no una salvajada que un pueblo pretenda decidir acerca de su futuro y su soberanía. ¡Habráse visto tamaña desfachatez! Después vendrán los catalanes, gallegos, vascos, murcianos y hasta los de Villatripas de Abajo con la Jacinta en cabeza a pretender lo mismo. No, hombre, no. Que decidan la OTAN, la UE, el FMI, la Santa Iglesia Católica Apostólica Romana, las agencias de calificación, la Coca Cola, Marhuenda o Del Nido. Pero los crimeos, no, virgen del amor hermoso.

Aunque para salvajes los checos y los eslovacos. Sí, hombre, sí, esos que, de la noche a la mañana, sin hacer ruido y de buen rollito, decidieron poner fin a una relación que les había sido impuesta. Como a esas parejas que no se aman y se unen en matrimonio por imposición de sus familias respectivas. Sí, estos sí que se merecen lo peor. Porque, mire usted, ¿y si cundiese ese ejemplo y el mundo comenzase a caminar hacia la autodeterminación plena de los pueblos en el contexto de un internacionalismo federalista? Sí, sería un auténtico desastre. ¿Que no me creen? Pregunten, pregunten al respecto a Obama. O a Putin.

sábado, 8 de marzo de 2014

Calambur

Como curas en Cuaresma.

Cuento

Hubo una vez... No, no hubo nada;
son las fabulaciones de un vencido
a fin de suavizar el trago hirsuto
que emana como hiel de sus certezas.
Cómo anhelaba entonces ser un dios
fértil y omnipotente para en cópula
con la nada engendrar la luz, los sueños,
las flores del almendro, el gorrioncillo
y un tálamo de pétalos a orillas
de un río rumoroso, resguardado
de la misantropia de los años.
Pero era un accidente, un ser humano
hecho para morir sin ser simiente,
y el “érase una vez” fue sólo un sueño
que se fue diluyendo a grandes pasos
bajo el peso del tiempo. Y de aquel cuento
para niños con las manos vacías
sólo ha quedado miedo.

viernes, 7 de marzo de 2014

Alea, ya'stá, ¡eh!

Pasar el Rubicón
sería empresa fácil
si conociese dónde
se ubica el Rubicón,
a qué hora abre sus puertas
el Rubicón y qué
coño es el Rubicón.

Asnos de Troya


Soneto contra soneto;
qué fogueo fraticida
el de los que arriman, huecos,
la pólvora a su sordina.
(Entretanto las mordazas
dominando la partida)

Fotografía: Reuters / Kai Pfaffenbach.

jueves, 6 de marzo de 2014

"Tinieve"

La noche –en apariencia– se ha templado;
oyendo como cruje la epidermis
raquítica que alberga a útero y semen,
diríase que amaina la cellisca,
dando una tregua al cántico pagano
postrado ante la cópula del frío
con las opacas huestes del silencio.
No es más que un espejismo; en estos pagos
plagados de carámbanos perpetuos
e indisolubles sombras,
reina eterno el invierno.

¿Y mi tarta?


Me acaba de felicitar un cajero automático por mi reciente cumpleaños. No doy crédito. El cajero tampoco. Porque por más que he estado esperando a ver si se decidía a agasajerme regalándome unas preferentes o un plan de pensiones o una cubertería o algo, no ha habido tutía. Euros son amores...

miércoles, 5 de marzo de 2014

Hay una cosa que te quiero decir


-María Dolores... ... ... ... ... ... ahora... ... ... vamos a levantar la solapa.

-¡COÑO, EL CABRÓN!

-María Dolores... ... ... ... ... ... ¿quieres que retiremos el sobre?

-No, no, trae p'acá, que me lo llevo pa' Suiza.

Misiva

Ilustres y distantes compañeros
presentes en los órganos centrales
de la izquierda impostada o verdadera:

Una vez contagiado
el perro con la rabia, el pedigrí
no vale para nada.

martes, 4 de marzo de 2014

Prohibido el baño

Sentada entre los restos
de inmundicia perenne
que habían depositado las olas en la arena,
temblaba como una hoja
caduca en el otoño,
bajo la luna llena.

–Qué haces aquí; hace frío. Y qué demonios
haces con esa lata
oxidada en la oreja –pregunté .

–Escucho la agonía
del mar –me respondió-.
La lenta y prolongada
agonía del mar.

La efigie

En los páramos yermos donde yacen
los cráneos descarnados de los reos
que fueron abatidos por el hacha
nocturna del silencio,
ululan como un mar de olas insomnes
las ánimas sin alas de Sódoma.
Un poema de horror ¿es un poema?
¿Puede ahuyentarse el miedo en la afonía?
¿O la cuestión es otra y es ninguna?