domingo, 30 de septiembre de 2012

Sonetos a pares (quinta entrega)


Yo no sé de sonetos. ¿Qué es soneto?
¿Una línea tras otra? ¿Qué sentido
tiene escribir un fardo contenido
en catorce renglones? ¿Dónde meto

el discurso, el secreto, si, sujeto
a este cuerpo sin carne y sin vestido,
tengo ya contratado el recorrido
en desnudos renglones de esqueleto?

¿Qué me importa el soneto? No me importa
la más endecasílaba imaginen;
me importa más que poco qué comporta.

De modo que arreando ya y terminen
con tanta milonguez, "Ciccio, alla porta":
me voy y me importa nada lo que opinen.

Teresa Salame (Leído en la Sociedad Sonetista de Brooklyn en 1947)


Un soneto me obliga a hacer Teresa
y, aunque no me suponga un gran aprieto,
me tomo, como debo, con respeto,
desde principio a fin tan grata empresa.

Las reglas del soneto, mi traviesa
amiga, usando un símil muy concreto,
son ropas de una dama que, al secreto
que ocultan, cuando caen, mudan sorpresa.

Lo oculto y sugerente a un tiempo es viento
que, más alto y veloz que lo evidente,
hace que vuele en éxtasis la mente.

Prefiero, así, al poema y la mujer,
vestidos para extático poder
quitarles su ropaje a fuego lento.

Martín Guijuelo (Improvisación en respuesta al poema leído por T.S. en la Sociedad Sonetista de Brooklyn)

sábado, 29 de septiembre de 2012

Negativo en blanco y negro


Mi cántico es plegaria
ante el altar en ruinas
de un templo devastado
por una diosa ausente.

¿No escuchas como sangra
mi voz a borbotones
letales por el hueco
de mi pasión castrada?

No pido apenas nada,
ni piedad ni milagros.
Tan sólo que la lluvia
lave la costra opaca
que ciega las vidrieras
antes que se alce el alba.

El merme en los "sofales"



Según información facilitada por la agencia FOFA, a partir del próximo 28 de diciembre, de esos eurillos que de cuando en cuando -cada vez menos, eso es cierto, que está la cosa muy mala- se encuentra el súbdito español perdidos entre las rendijas que dejan los cojines de un sofá, el fisco del desgobierno totalitarista del protectorado de España se apropiará por todo el morro de entre un 20 % y un 100 %, dependiendo de la cuantía del hallazgo.

El Ministro de Econosuya, en conferencia de prensa, y tras anunciar la nueva medida fiscal, desveló que su camarada en el departamento de (a)Justicia(miento) está preparando hace ya meses un borrador de anteproyecto de ley para la modificación del código penal con el objetivo de que la ocultación a la Hacienda Pública de este tipo de ingresos extraordinarios sea considerada delito contra el Estado y castigada con penas que irían desde la lapidación al empalamiento. "Que no piensen los contribuyentes que nos hemos caído de un guindo. Porque haber, ya lo dijo en su día Rubalcaba, tie'que haber." -añadió de Guindos. Finalmente indicó a los potenciales agraciados por la diosa Fortuna con esa calderilla perdida, que una muy buena forma de invertirla sería jugándosela en una timba. “Sube la adrenalina y desgrava”- dijo textualmente.

La recién dimisionaria Desesperanza Aguirre, en una llamada al programa televisivo “Sálvame, Marx mío, del PP” -en el que varios tertulianos, encapuchados para evitar posibles represalias, criticaban con acritud esta nueva vuelta de tuerca contra las economías domésticas más humildes-, afirmó estar exultante con el anuncio de de Guindos, ya que la medida, en su opinión, “incidirá de forma notable en el futuro desarrollo del país de las Eurovegas”.

viernes, 28 de septiembre de 2012

Llámenlos, mejor, Bribones


La familia real está de moda,
y, hasta la saciedad, tele y revistas
nos muestran reportajes y entrevistas
de su asistencia a un cóctel o a una boda.

Informan asimismo sobre toda
su agenda de trabajo: vela, pistas
de esquí, caza mayor, menor, altruistas
eventos de la jet... Pero, aun de moda,

esta familia real no es la real,
la real es otra: esa que sufre el freno
de paro, hambre y desahucios en su seno,

y no ha siquiera un medio como aval
que entre otras causas más de su penuria
señale a esta realeza asaz espuria.

Fe de errata: Donde dice Bribones, debería decir Borbones.

Nota del autor: Lo siento mucho, me he equivocado, no volverá a ocurrir.

¿¡Se puede ser más gilipollas!?


con los golpes del tiempo he aprendido
a no hacerme ilusiones en base a tus palabras

emisor – receptor pero ¿y el código?

se pude interpretar de tantas formas
un simple monosílabo y en todo
momento el corazón con su hondo estrépito
tozudo en arrimar
el ascua a su sardina
confunde el no y el sí y al fin silencio
y carne de pescado exangüe y cruda

con los golpes del tiempo he aprendido
a no meter tu jerga en mis heridas
a obviar sueños y ofrenda a rechazar
el más tenue rescoldo de esperanza
a ciego sordo y quedo preferir
el dolor de la muerte al dolor de la vida

jueves, 27 de septiembre de 2012

De la esperanza y sus verdugos




“Ya hay un español que quiere”…

Antonio Machado


Dice un viejo refrán que muerto el perro
se terminó la rabia. Sin embargo,
no siempre es esto cierto. Así, en España,
cuando murió aquel Perro
–y hay que pedir perdón
a tan noble animal por la metáfora-
engendrado un aciago 18 de julio,
la rabia no acabó, quedó latente
en una transición que fue amañada
para que no rindiese tipo alguno
de cuentas la jauría,
y fuese sepultada la memoria
de los ajusticiados por el Régimen
tras juicios sumarísimos que más
que juicios eran sólo una macabra
e injusta pantomima.
Acudiendo de nuevo al refranero
habremos de admitir que aquellos polvos
de huesos desgastados y olvidados
bajo la tierra arcana de las fosas comunes
trajeron estos lodos
donde los herederos de aquel perro,
la sombra de la rabia en sus arterias,
hoy gozan como cerdos en un charco
y afilan sus colmillos deletéreos
dispuestos a morder a los que esperan,
mirando hacia la luz y hacia la vida,
otro milagro de la primavera.

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Ovillejo postelectoral



¿Qué fue de tanta promesa?
¡Sorpresa!

¿De aquella apuesta tan seria?
Miseria.

¿De aquel afán sin reparo?
El paro.

Derecha que, con descaro,
al pueblo dejó, burlona,
una vez en la poltrona
–¡sorpresa!-, miseria y paro.

martes, 25 de septiembre de 2012

Convertida en el coral de un arrecife...


Convertida en el coral de un arrecife
tuve el agua susurrando entre mis huecos
y dispuse de sirenas y de perlas
que adornaban el vaivén de mis delirios.

Y en los cánticos falaces que exaltaban
los destellos nacarados que en mí ardían,
anhelé ser argonauta de los sueños
que tejía y destejía en la marea,
arropada por la luz de las estrellas.

Con los brazos transparentes de las algas
enroscados en los rizos de mi pelo
cimbreaba los contornos doloridos
del abismo que era el borde de tu talle.

Me abismé bajo tus aguas. Tuve miedo
a no hallar de nuevo el rumbo hacia mis playas.
Mas mi gesto de osadía obró el prodigio
de construir contigo la Ítaca soñada.

(Carmen Escohotado Ibor y Rafael León Rodríguez)

De “A tu encuentro”, sexta edición de la colección “Poesía en la distancia”, dirigida por Lupe García Araya y Pedro Javier Martín Pedrós

lunes, 24 de septiembre de 2012

Ap-estados del bienestar


Arrabal. Medianoche. En tanto un grupo
de harapientos escuálidos rebusca en la basura
desechos de aluminio, cobre o hierro,
o unos restos de pollo que llevarse a la boca,
yo escribo, intrascendentes, estos versos
y, a miles de esqueletos de distancia,
hay un bastardo obeso que, ataviado
con pijama de seda y alambradas,
descansa a tripa suelta e incrementa
su vasto capital ronca que ronca.
Y es que ese beneficio de unos pocos
al que se dio por nombre plusvalía
no es más que el maleficio que se cierne
voraz sobre la mesa de los muchos.

Relatos verosímiles (49): El ciego de Triana (Carlos Parejo)


Érase un ciego que vivía en Triana. Recibió una carta del ayuntamiento, invitándole a unas jornadas sobre movilidad sostenible. Maravillado por estas mágicas palabras se dispuso a ir allá. Pensó: ¡Al menos, solicitaré un ascensor subvencionado para no bajar a tientas y lo otro, las empinadas escaleras de caracol del inmueble¡

Tras abrir el portal del bloque notó que lo atropellaban, y se pegó el revolcón padre. ¡Ha sido un ciclista insonorizado con cascos¡ Le dijo el dueño del bar de enfrente. Y él se dijo para sus adentros ¡Cómo empieza el día, toparme con mi enemigo número uno, nada más salir¡

Aún maltrecho siguió adelante apenas unos metros, cuando una barrera metálica le impidió el paso ¿Vecino, hemos entrado en guerra esta noche? ¡No, son las obras de reforma del piso de la esquina, vuelve atrás y cruza por el paso de cebra¡ Y cuando ya se internaba en ese paso, tan nada selvático a pesar de su nombre de animal africano, su brazo chocó contra un espejo retrovisor. ¿Oye, qué vehículo es éste, tan silencioso como un gato, que no me deja pasar? ¡Es el del barrendero, que te quiere gastar una broma con su nueva furgoneta eléctrica¡

Cruzada la calle de una puñetera vez, el ciego de Triana creyó que estaba todavía en la calzada. Se escuchaban dos rodaduras viniendo veloces hacia él. La primera la conocía de sobra. Era la moto a contramano del repartidor de prensa. Pero, ¿Y la segunda? Los metatarsianos de ambos pies le contestaron el enigma. Se trataba del jovencito que iba al Instituto en monopatín y no había tenido tiempo de esquivarlo por completo.

Tanteando el terreno se acercó al traicionero velador del bar vecino, con el que tantas veces había tropezado en los últimos años, pues parecía un desfiladero de alta montaña de una película de aventuras. Se sentó y, resignado a volverse a casa, pidió un café.

© Carlos Parejo Delgado

domingo, 23 de septiembre de 2012

Nido de arañas


a Rafael R. Costa

Lo ausente engendra ausencia y, en su injuria,
el alma enajenada y sin letargo
tan sólo haya sustento en el amargo
licor de la nostalgia. Con qué furia

puede menguar su tiempo la penuria
a un alma melancólica y qué largo,
aun huero, cada instante sin embargo.
La imagen de lo ausente es luz espuria,

no más que un espejismo, eclipse, un fraude
que esconde tras su pátina fulgente
la fosca muerte en vida del doliente

que yace en desamor bajo su laude,
y engulle con caníbal necrofagia
despojos de un hechizo ya sin magia.

sábado, 22 de septiembre de 2012

Poemínimo (II)


Otro mundo es plausible.

Fotografía: Jacob Riis

Anti tanka (7)

un callejón
sin salida un naufragio
de alcohol y lágrimas
ebrio bajo la lluvia
se orina los zapatos

viernes, 21 de septiembre de 2012

Espejos en la niebla


cuando llegue si llega
el instante del cántico
ya curtido en mordazas
haré honor al silencio
acogido al derecho
de imputarme culpable

(para qué repetir

mi verdad inocente
si a los ojos fiscales
de la luz son mentira)

jueves, 20 de septiembre de 2012

Embolia


ocurre en ocasiones que un poema
se atasca en mis arterias taponando
el paso de la sangre y la palabra
y no llega a las yemas de mis dedos

poemas concebidos por la cópula

monstruosa entre tu ausencia y los recuerdos
que desbocados y ásperos como émbolo
van de mi corazón a mis carencias

y en el silencio azul de la cianosis

sin tu hálito y  tu voz mueren en mi alma
exánimes jirones de esperanza

gimiendo entonces corto por lo sano

y aúlla en tanto otro émbolo me aqueja
mis versos el muñón con desconsuelo

miércoles, 19 de septiembre de 2012

martes, 18 de septiembre de 2012

Comezón

6 de la madrugada
me desvela un zumbido
y toma el aeropuerto
de mi cuerpo un mosquito

ladrón de combustible

en venero enemigo
lo siento repostar
a mi piel adherido

jamás sospechará

creyéndome dormido
ser blanco al descubierto
que alerta tengo a tiro

ni que cuando despegue

indemne igual que ahíto
será más que indulgencia
mi desidia el motivo

El amor no lo es todo



El amor no lo es todo.
También están los pájaros, las fuentes,
la hoguera iluminando con su fuego
chinesco la matriz de la caverna
cercada de penumbras y de inviernos.
Y luego está la tierra,
la tierra acogedora que en su seno
nos libra de este pozo, hondo espejismo
de luz, que nos engulle y nos anega
los pulmones de sueños.
El amor no lo es todo;
también está la tierra.

lunes, 17 de septiembre de 2012

Relatos verosímiles (48) (Carlos Parejo)


Mi vecina Matilde, a sus 82 años, se aburre yendo a misa tanto como viendo un telediario. Se ha hecho socia de una ONG que cuida mayores con problemas de movilidad. Y allá que se va todos los días a cuidar a la nonagenaria Eulalia en su casa. La despierta y asea, le da de desayunar, le hace la compra, le prepara el almuerzo, y come con ella. Su mayor problema es que se trata de una viuda millonaria y el patriarca de los “Testigos de Jehová” anda detrás de su fortuna para impulsar causas divinas. Y como Eulalia tiene su mente un poco “ausente”, entre ambos rivales ya le han hecho firmar seis testamentos diferentes. Unos con la secta como beneficiaria, y los de Matilde, en que lega sus riquezas a las Hermanitas de los Pobres.

© Carlos Parejo Delgado

domingo, 16 de septiembre de 2012

Religión


el día que comprendí
que yo era obra de siglos en que el último
de muchos eslabones era el mono
y no de un arquitecto experto en légamo
fue cuando comencé a temer la muerte
y a respetar la vida de mi prójimo

Ovejas


contable insomne
cuando concilio el sueño
acude el lobo

sábado, 15 de septiembre de 2012

Epistemología de un silencio

quisiera yo expresar no sé quisiera
hablar decir cantar contarte como
me ahoga este mutismo que me impongo
por miedo a que mi voz suene de nuevo
a estrépito y no cántico en tu oído

De mata en Mato y tiro por que te mato


Según información facilitada -como terapia a una fascitis plantar de pronóstico- por un infiltradode las hordas radical-comunistas en la calle Génova, el PP ya tiene redactado un anteproyecto de Ley de Eurovagos y maleantes que -para congoja del ciudadano de a pie y el regocijo de la Asociación de Amigos del Black Jack- entrará en vigor lo más tardar más pronto que tarde para cuando lo dicte la timba. A este respecto o no, quién sabe, la titular de la cartera de Xanidad (con equis de xenofobia) ha declarado: "Hagan juego; ya fumar no mata". Mato, añadió posteriormente… -no, no, perdón- Mato añadió posteriormente 5 frases absolutamente ininteligibles, en tanto por sonido ambiente se escuchaba a Sara Montiel: "...tras los cristales de alegres ventanales..." Todo ello ha sido interpretado por los más avezados analistas políticos del panorama internacional como imposible de interpretar.

Fe de erratas: Donde dice Eurovegas debería decir Eurovegas. ¿Cómo? ¿Que no se menciona a Eurovegas para nada en el anterior dislate? ¡Vaya!, pues debe tratarse de una errata; en ningún momento fue mi intención hacer referencia alguna al mencionado proyecto.


Nota: Sara Montiel también fue archifamosamente conocida por haber interpretado "La violetera". Aunque a decir verdad, en este momento, mi memoria empieza a fallar con los años, no me atrevería a asegurarlo con tajante "vehedemencia".


Viñeta: Jorge Alaminos. 

viernes, 14 de septiembre de 2012

Hay sonetos y sonetos


Para urdir un soneto no es preciso
contar con ningún don ni ser muy ducho.
14 endecasílabos –no es mucho,
hay más que dilatado ser conciso-

con rima consonante, compromiso
que para acometer, como cartucho,
echar podemos mano de un serrucho
o, para que alimente, de un buen guiso.

Situar correctamente acentos no es
difícil; en la sexta si italiano,
en la cuarta y octava si francés.

Por tanto es, más que artístico, artesano
lo que urde un sonetista. Un poema, pues,
no es esto –broza o paja-, un poema es grano.

Poemínimo


Más cornás pega el hombre.

jueves, 13 de septiembre de 2012

Ajo y agua (bendita, por hacer una somera especificación clarificadora)



Siempre, hasta donde me alcanza la memoria, en parte por firme convicción, en parte como consecuencia de ciertas reacciones alérgicas tan severas como poco estudiadas e impropias de mi raza, he sido vegetariana. Como un mosquito macho. He de aclarar que estos hábitos alimentarios, en un vástago inmortal de la denostada estirpe de Lilith y Caín, resultan, cuando menos, poco saludables; aunque, qué duda cabe de que en mi caso particular, no tan potencialmente peligrosos y contraproducentes como sucumbir a la tentación de la sangre y la carne.

Esta extraña patología, no obstante, es algo que, durante siglos y más siglos –eso sí, siempre en los huesos-, he sabido sobrellevar con resignación y la entereza de espíritu propia de las almas oscuras que habitamos los sempiternos y sublimes territorios por los que se extiende ilimitado el Reino de las Sombras. Hasta aquella noche en que, ebria de metanol, no sé si por acierto o por error, probé tu sangre. Desde entonces no puedo conciliar el sueño y los días se me antojan eternos en el lóbrego interior de este ataúd que ya, lejos de lo que antaño fue un suave lecho de acogedora tierra natal, no es más que un violento y angosto confinamiento con sabor a destierro bajo el inclemente sol de todos los desiertos. Destierro de ti, destierro de tu sangre.

Luego, cuando como esta noche me libero con la noche de la insólita cárcel que enclaustra mis insanos apetitos, me alzo hambrienta al aire y recorro en vuelo bajo el firmamento buscándote. Como un mosquito, macho. Y, cuando al fin te encuentro y alcanzo como ahora a oler bajo tu piel latiendo el anhelado maná nutricio de tu sangre, como una mosquitera inexpugnable, igual que un crucifijo bendecido por las tóxicas y turbias aguas milenarias de liturgias irracionales y falaces, me detiene el miedo a perecer una vez más en esa delgada línea en la que se confunden el éxtasis y el shock anafiláctico.

Ya se comienza a teñir de rojo el horizonte; debo regresar con premura al insomnio y lo oscuro. Dentro de unas horas, tras el ocaso, me he prometido asaltar por segunda vez en mi ya tan larga y cansada inmortalidad una droguería, antes de volver a arrastrarme de nuevo volando por las tinieblas en pos de tu sangre.

Cuando hablo de la luz


Cuando hablo de la luz, cuando le canto
o, siendo rigurosos, creo cantarle,
no estoy cantándole a la luz. ¿Metáfora?
No es esta una pregunta procedente;
¿qué sabe el no poeta de metáforas?
Hasta pudiera ser
que menos que el poeta.
Mejor será olvidar la partitura
y nada más, si acaso, preguntarnos:
¿Y si la oscuridad? ¿Y si el silencio?

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Rastro precario...


Rastro precario.
Ahogado crepitar
de la hojarasca.

Estallará de súbito, lo hará...


estallará de súbito lo hará
–ya han sido colocados con perfidia
la mecha el fulminante y la metralla-
inesperada-mente
con saña con estrépito horadando
sajando demoliendo devastando
los pingajos de luz que aún cuelgan trémulos
del iris tenebroso de la noche

Fotografía: JValentina

martes, 11 de septiembre de 2012

Sonetos a pares (cuarta entrega)

I

Estoy yo sin muchas ganas de
e inopinacabadamente en diez
algo he de madurar, o no, tal vez,
porque por qué escribir o para qué.

Puede que por cantar lo que se ve
–que no se ve, si no es con la mudez–
alumbre la flagrante estupidez
de pensar que la "b" no es una be.

Y pensando en callar y en el principio
genético–verbal de este jaleo,

me escondes cuatro versos que sorteo,

chambón, echando mano de este ripio
para que rime con principio, juro
dejarte otro de diez aun más oscuro.

II

Preguntas que por qué, que para qué
apática escribir y haces un juego
de letras y palabras. No te niego
que a veces también dúdolo y no sé

si es la mudez mejor que darle pie
a la hache con desgana. Pero luego
de esta crisis de fe, "fervientre", alego
que el verbo es cortafuego y puntapié

contra la soledad. Por eso, orfebre
de un tótum revolútum, barro y aura

me vienes condenándome a centaura

de carga y riemejor para que enHebre
y aproveche al Pisuerga en este eslogan:
El auténtico Marcus F. Logan.

En negrita: textos de María Fernández Lago.
En cursiva: textos de El Éxodo.

lunes, 10 de septiembre de 2012

Oráculo


irrumpirá la noche
poniendo fin sin fin
a todos los principios

Relatos verosímiles (46): Guasa trianera (Carlos Parejo)


Llevo treinta años de pescadero en este mercado, y mi cara no está tan arrugada como la de este “rape” ultra congelado del Senegal. Y al mirar la caja me he quedado aún más sorprendido, al ver que su fecha de caducidad está escrita en números romanos. Las sardinas marroquíes sí que están frescas, pero su precio es más elevado que todo el yate de Mohamed VI con sus amantes dentro. Y a pesar de que hay tan poquito género, la gente amante del pescado sigue viniendo, aunque tenga que bailar gimnasia rítmica por la calle en que estamos agrupados. Un lodazal de hielo derretido y sal, para que a las criaturitas no se les estropee el maquillaje mientras están expuestas.

© Carlos Parejo Delgado

domingo, 9 de septiembre de 2012

Piromanía

¿CANSADO de esos aparatosos y antiestéticos extintores que afean los lugares comunes de su bloque de viviendas, su empresa o su vehículo?

Tranquilo; PIRÓMANOS LA POPULAR (PP) tiene para usted la solución definitiva: ¡PONGA UN PARADO EN SU VIDA, Y OLVÍDESE DEL FUEGO!

Y recuerde: nuestra oferta es prácticamente ilimitada. Contamos con casi 6 millones de "existencias". Y SUBIENDO.


Llame ahora al 666 69 PP 65 (por el culo te la hinco) y recibirá, junto con su parado anti incendios, unas esposas, un látigo de siete puntas, unas mordazas y un espectacular uniforme a rayas verticales, diseño exclusivo del afamado Maut-Hausen, para que ponga un toque de distinción en su entorno familiar o laboral enfundando en él a su parado.

PIRÓMANOS LA POPULAR
CONTRA EL FUEGO MENDICIDAD

(Con la garantía del Estado)

Piedad

“El que no tenga pecados...”

San Juan, 6:14
Acertado y contundente, fue el primero. Ya no hizo falta más. Después, rodeado por el regocijo de las hienas, lloró amargamente.

sábado, 8 de septiembre de 2012

Poema político


(o del Pinocho -que suena a Pinochet- de la Una, Grande y Libre)

que puedo prometer lo que prometo

y luego donde dije
digo o prometo Diego
decir y hasta deciros que os la meto
a pelo así a dolor sin vaselina
y hacer lo que me salga de los huevos
a quién le cabe duda
yo tengo la sartén -mano de mierda
en un guante de acero- por el mango
por eso mango y mango
y doy alas e indulto a otros mangantes
-buenos amigos todos-
y a fuego lento os quemo por Decreto

Shock anafiláctico


Cuando la hermosa reina malvada y narcisista dio a morder la manzana a Blancanieves, sabía sin duda alguna que nadie encontraría la más remota prueba de su crimen.

(variante)

(versión libertina y blasfema del famoso cuento bíblico)
 

cuando me diste artera
a morder la manzana
ni tú eras Eva presta a la lascivia
ni yo un Adán de edén tú eras la reina
-la más hermosa reina-
malvada y narcisista y yo tan sólo
la fea y masculina versión de Blancanieves

-y no necesitaste ¡dios me valga!
la ayuda de la sierpe-

viernes, 7 de septiembre de 2012

Lastre


(poema inacabado)

el lastre que ha ocupado mis adentros
pesado como todo lo vacío
pese a que pataleo sin descanso
me arrastra al fondo

. . . . . . . . . . . . . . . . . . miro
mientras la oscuridad me anega el pecho
como arriba la luz se va apagando
dejando de alumbrar las pompas de aire
que escapan con el alma por mi boca
lo siento me abandono
acabo de agotar mis fuerzas últimas
no puedo poner broche a este poema

De lo oscuro



la soledad ha vuelto
como tras el ciclón vuelve la calma
de súbito con fuerzas renovadas

no es que estuviese ahora
tras tanto tiempo solo acompañado
es sólo que de nuevo te esperaba

pero tú no vendrás y si vinieres
hasta esta calma chicha inagotable
que ha azotado mis velas desde siempre
no habrá no gozaremos
temerarios
de tiempo ni lugar para ingeniar
unidos la anhelada singladura
que lleve hasta la orilla de los sueños
ese punto de apoyo en que la luz
da una razón de ser a la existencia

no obstante seguiré nunca lo olvides
en tanto este sol negro no calcine
los últimos despojos melancólicos
del mapa sin leyenda al que me aferro
legando sus cenizas a las aguas
recónditas y quedas del Leteo
aquí jamás lo olvides esperando
el fúlgido turbión de tu mirada

jueves, 6 de septiembre de 2012

Autorretrato



cómo dejar constancia sin ambages
de este rostro grotesco y desgastado
por la zarpa abrasiva del destiempo
sobre el lienzo falible de un poema

cómo si un espejismo indisoluble
y un túnel insalubre sin vestigios
de aire ni luz al fondo se interponen
entre el ojo castrado y el espejo

quizás sea suficiente una palabra
ruina
como sinónimo de nada

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Poema



rompen contra la arena del silencio
lo que no tiene nombre
violentas las palabras
y un murmullo de mar
fugaz como la espuma
da ritmo musical al alarido
de un náufrago que muere y que renace
que se hunde se ahoga asciende sale a flote
aspira bocanadas de aire y laso
bracea contra el tiempo y la marea
en pos del mismo canto de sirenas
de idéntico El Dorado inexistentes
desde que el ser humano en un lamento
se transmudó en poeta

martes, 4 de septiembre de 2012

Involución



pregonan los voceros oficiales
del nazional-catolicismo arcaico
sicario de mafiosos y usureros
en esta España de las dos españas
que todos somos todos son iguales
partidos funcionarios sindicatos
parados pensionistas y poetas
iguales y los progres se lo tragan
los pobres tragan quina y se lo tragan
y hacen suya difunden la falacia
y exigen acabar con los políticos
pensiones función pública parados
y hasta con la poesía y los poetas
labrando con su fe sin fundamento
el yermo en el que han de crecer mañana
la falta de igualdad de libertades
en esta España de las dos españas
del nazional-catolicismo infecto
de la Una Grande y Libre ¡arriba España!

lunes, 3 de septiembre de 2012

Relatos verosímiles (45): Manolo el frutero (Carlos Parejo)


Nunca recibirá el título de “Trianero del año”, pero es uno de los personajes más queridos de mi calle. Tiene una tiendecita humilde. Su escaparate son las franjas de pintura de la bandera blanquiverde, la andaluza. Y, tapándolas, las cajas de madera con la fruta, jugando a equilibristas de circo. Pese a la modestia de su negocio, ha adoptado como “mozo para los encargos” a un joven sin papeles subsahariano. Además, saca siempre tres sillas a la calle para que dos jubilados viudos y una loca de atar –tan desamparados como el jovencito que tutela-, monten su tertulia mientras él despacha la fruta.

© Carlos Parejo Delgado.